La pobreza enamora / El otro lado

La pobreza enamora / El otro lado

'La Gloria de Lucho' es fácil de ver y gozar, y sirve para mirarnos en el espejo de lo popular.

Enrique Carriazo como Lucho en la serie 'La Gloria de Lucho'.

Enrique Carriazo como Lucho en la serie 'La Gloria de Lucho'.

Foto:

Canal Caracol

Por: Ómar Rincón
24 de febrero 2019 , 10:00 p.m.

'La Gloria de Lucho' es la nueva telenovela o serie o bionovela de Caracol. Basada en el supuesto de “la vida real”, cuenta la historia de Luis Eduardo Díaz, el lustrabotas que con su buena parla y humor llegó a honorable concejal. Y está bonita y simple de ver.

La autoficción es el género narrativo de moda. Y no solo en televisión sino en arte, literatura, cine y demás máquinas narrativas. La autoficción consiste en contar la historia de nuestras vidas para desde ellas reflexionar la sociedad.

Este género lo llaman bionovelas o ‘epic novelas’ en televisión. Y a este formato se ha dedicado con éxito Caracol. Sus historias cuentan la vida ficcionada de gente que conocimos: eso pasa en 'El Bronx', pasó en 'Loquito por ti', 'La mamá del 10' y muchas más. 'La Gloria de Lucho' parte de la premisa de que los pobres se atraen, la pobreza enamora y que ser exitoso en los mundos populares consiste en tener amorcito.

La ley del amor es la que triunfa en lo popular, ya que la ley de justicia no les sirve y la ley del capital los maltrata. Solo el amor trae felicidad. Y esta veta romántica glamurosamente 'kitsch' es la que hace que esta historia encante y sorprenda.

Uno sabía de Lucho que había hecho hasta quinto de primaria y contaba con el título de la universidad de la calle, era lustrabotas, se volvió honorable concejal y personaje mediático, luego le llegó la maldad de los políticos y lo echaron del cielo burocrático.
Entonces, contar su lado amoroso y sensitivo es agradable y seductor.

Lucho, el personaje que muestra la televisión, es romanticón y melcochudo, ya que se expresa con exceso de adjetivos, símiles y metáforas. Lo cual hace que se convierta en un personaje que hace reír y pasarla bien. Un personaje que a pesar de no ser bonito seduce con su modo de hablar, ya que uno es el lenguaje que habita.

La otra virtud de esta historia está en que presenta a actores de experiencia para recrear los mundos populares; por eso da gusto ver de nuevo a Natalia Giraldo, quien fue inmensa en 'Juanita' y 'Pero sigo siendo el rey'; a Verónica Orozco poniéndose en clave de pueblo y a Enrique Carriazo, que recupera la mejor versión de 'Los Reyes'.

Lo mejor es haber vuelto a narrar lo popular desde abajo y con la gente, volver a meterse en el alma de pueblo, contar su recursividad de vida, que se expresa en ponerle el cuerpo, hablar para sobrevivir, bailar para expresarse y el humor como táctica de crítica social.

'La Gloria de Lucho' es fácil de ver y gozar, es buena para relajarse en la noche, sirve para mirarnos en el espejo de lo popular y para creer que el amor salva.

***

Increíble el ‘rating’ de ‘Yo soy Betty la fea’. Siempre marca lo mejor de RCN. Ahora, a las 9 de la noche, es el programa número 1 del canal.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión
Correo: orincon61@hotmail.com.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.