La dictadura del MinTic / El otro lado

La dictadura del MinTic / El otro lado

El Proyecto de Ley 152 de 2018 significa volver al pasado sectario del Frente Nacional.

Ómar Rincón, Crítico de televisión

Ómar Rincón, Crítico de televisión.

Foto:

César Sánchez Carreño

Por: Ómar Rincón
14 de octubre 2018 , 10:00 p. m.

Duque y su ministra Apple creen en la economía de la media naranja: beneficiar las transnacionales de las telecomunicaciones y dejar al garete la otra media naranja: la de la cultura y la soberanía comunicacional.

Pero, aún más perverso, se alejan de lo que recomiendan la Ocde, la Unesco, la Relatoría de libertad de expresión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la Flip, Karisma, Observacom y los que saben, ya que proponen ‘gubernamentalizar’ la administración y la gestión de los medios y las tics.

Esto significa volver a usar la comunicación como “propaganda”, volver al Frente Nacional y que cada gobierno use a los medios y las tecnologías como premio y castigo.

El Proyecto de Ley 152 de 2018 (Senado): “Por el cual se moderniza el sector de las Tecnologías y las Comunicaciones - TIC, se distribuyen competencias, se suprime la Autoridad Nacional de Televisión y se dictan otras disposiciones”… es un volver al pasado cuando el gobierno de turno premiaba a sus clientelas y castigaba a sus detractores: control de contenidos, pérdida de autonomía del sector, consolidar el poder de RCN y Caracol, congelar la competencia mediática… Modernizar en Duque es volver al pasado sectario del Frente Nacional.

Este proyecto se aparta de los estándares internacionales sobre independencia del regulador. El proyecto es regresivo, ya que deja en manos del gobierno de turno la asignación y cancelación de las concesiones de TV abierta, el control de contenidos y la elección de las autoridades. Se pierde en democracia y pluralidad de la información al no ser regulada por un ente autónomo e independiente. Manipulación mediática total.

La propuesta oficial unifica el fondo de TV (con el que se financia la TV pública) con el Fondo Único de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Fondo Único TIC). Pero es la ministra TIC la que los reparte como se le dé la gana (puede que sus ganas tengan buenas intenciones). Dictadura total.

Las profesiones de los comisionados son autoritarias porque solo tres profesiones (derecho, ingeniería electrónica o de telecomunicaciones o economía) se aceptan y es el Gobierno el que manda.

La composición de la CRC también da cuenta de un enfoque que enfatiza en lo económico y técnico, no tendrá una mirada convergente. Autoritarismo total.

La ministra quiere acabar con la soberanía audiovisual para entregarse a sus amadas tecnológicas internacionales y premiar a sus amigos de Caracol y RCN. Valdría la pena que, en lugar de seguir dando tumbos, el Gobierno tomara la decisión de apostar por crear un regulador convergente de mostrar.

El Gobierno y el Congreso deben tomarse el tiempo para hablar con todas las partes interesadas y desarrollar un proyecto que imite las mejores prácticas internacionales, considerando la realidad y los desafíos propios en Colombia. Y, en todo esto, el rol del Ministerio de Cultura y la sociedad civil se proyecta como clave.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión
orincon61@hotmail.com

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.