Los dos mundos de Aquaman y Jason Momoa

Los dos mundos de Aquaman y Jason Momoa

EL TIEMPO habló con el actor en Nueva York sobre los desafíos que afrontó con su peculiar personaje.

Jason Momoa como Aquaman

Jason Momoa confiesa que en el rodaje pensó en el Aquaman blanco y rubio del cómic y se dijo: ‘Este tipo (el director) escoge al actor equivocado’.

Foto:

Cortesía Warner Bros - EFE

Por: Claudia Sandoval Gómez
23 de diciembre 2018 , 12:02 p.m.

Nadie parece más emocionado por el estreno de ‘Aquaman’ que Jason Momoa. El actor de 39 años estaba hace un par de semanas en un hotel de Nueva York elogiando la precisión de una figura de cera que fue creada con base en su imagen como el superhéroe acuático de DC Comics, probando con el entusiasmo de un niño los juguetes de lo que se espera sea otra franquicia multimillonaria y hablando sin señales de cansancio con decenas de periodistas de todos los rincones del mundo que se congregaron en la Gran Manzana durante tres días para saber sobre su experiencia de interpretar al rey de Atlantis.

“Mi Aquaman no es el de los cómics”, dijo orgulloso en diálogo con EL TIEMPO el actor más conocido por su papel de Khal Drogo en la serie ‘Games of Thrones’. Momoa, quien tiene ascendencia polinesia y se crió entre Hawái y Iowa, no se refiere únicamente a las diferencias físicas con el Aquaman rubio y blanco de la serie animada e historietas, sino a la personalidad renuente y algo rebelde que interpreta en el filme.

Para el director de la película, James Wan, el ‘casting’ de Momoa fue un golpe de genios. “La versión animada de Aquaman se había convertido en una especie de chiste en la cultura popular. Nadie se va a burlar de Jason Momoa”.

Con una altura imponente de 1,93 metros, Momoa le inyecta corazón, humor y diversidad a uno de los superhéroes menos apreciados del universo de DC Comics. La cinta, en la que también participan Amber Heard, Nicole Kidman, Patrick Wilson y Williem Defoe, rompe varios moldes del género, empezando por los impresionantes efectos especiales para las escenas bajo el agua. Los críticos también le han dado una acogida positiva con una calificación de 70 por ciento en ‘Rotten Tomatoes’. En comparación, ‘La Liga de la Justicia’ alcanzó apenas 40 por ciento en el mismo ránking.

Esto fue lo que compartió Momoa sobre su ingreso al club de superhéroes, su identificación como alguien mestizo y la tortuosa dieta que tuvo que hacer para lograr ese abdomen de seis secciones que hemos visto en los afiches de Aquaman, que se estrena en Colombia el jueves 27 de diciembre.

Usted primero interpretó a Aquaman en ‘La Liga de la Justicia’, ¿cómo llegó al personaje?

Zack Snyder (el cerebro detrás del universo de DC Comics en Warner Bros.) me convocó para hacer audición de Batman, pero lo interpreté completamente opuesto a lo que Zack tenía en mente. No me escogieron (el papel terminó en manos de Ben Affleck), pero Zack me llamó dos o tres semanas después para ofrecerme Aquaman y el resto es historia. Confieso que durante ese proceso tuve ‘flashes’ de imágenes del Aquaman blanco y rubio de la serie animada y los cómics, y pensé ‘este tipo está escogiendo el actor equivocado’. Pero eso es lo que se destaca de la película, que es un Aquaman muy diferente.

¿En qué sentido diferente?

En los cómics, él es el rey, no acepta ninguna mier... Mi Aquaman es mas renuente, con defectos, aún le falta para convertirse en rey, pero por ahora tiene un puesto en la mesa.

¿Cuáles fueron los desafíos de interpretar un personaje popular, pero no al nivel de Batman o Supermán?

Lo más interesante fue la perspectiva que Zack tenía sobre lo que quería que interpretara. Fue completamente su idea. Cuando él creó el arco (de un héroe reticente con complejo de abandono) me cautivó por completo y simplemente seguí ese sendero y James (Wan, el director) lo llevó al siguiente nivel. Lo que me encanta es que se trata del viaje de este héroe que es muy complejo y tiene defectos y no llega a ser el rey (de Atlantis) de inmediato. No es el Aquaman de los cómics que todo el mundo conoce. Es muy emocionante (la creación del héroe) y la posibilidad de todas las historias que se pueden contar en adelante.

Uno de los temas principales de la película es cómo Arthur (Aquaman) pertenece a dos mundos muy diferentes: el humano y el acuático. Su historia personal hace un poco eco a esto.

Me encanta el tema en esta película en el sentido que refleja mucho de donde vengo: en los años 80, cuando yo crecí, Hawái y Iowa no sabían mucho el uno del otro. Crecí en una reserva en Hawái donde no había gente blanca y luego en una granja en Iowa. La gente de las dos partes amaba sus orígenes, los dos grupos muy felices y complacidos de no dejar su mundo, pero no entendían nada del otro. En el universo de ficción de Atlantis creo que hicimos un buen trabajo al expresar ese desafío de lo que pasa si nos importara lo que ocurre en otros mundos que no son el nuestro.

¿Cómo fue ponerse por primera vez el traje de Aquaman?

La mejor parte, lo más hermoso de ponérmelo es que cuando lo probé por primera vez no tenía un espejo. Cuando salí del vestier vi la cara de James. Él siempre es extremadamente apasionado y te lo hace saber de inmediato. Tenía cara de ‘lo logré’, parecía un niño.

¿A qué cree que se debe la popularidad de los superhéroes?

Lo que es interesante es que si mira lo que está pasando en el mundo y mira el argumento de la película, hay muchas cosas que aprender. En nuestro caso podemos inspirar en el sentido de que cualquiera puede ser un activista sobre el medioambiente, la limpieza de los océanos (sin necesidad de tener superpoderes). Mi enfoque está en la autosuficiencia de las islas de la Polinesia… tratar de que vuelvan a ser autosostenibles como lo fueron hace cientos de años.

Los efectos computarizados para las escenas bajo el agua son impresionantes...

James creó un ambiente que nos permitió usar nuestra imaginación. Llegó ya con todas las maquetas y las ilustraciones del mundo en el que íbamos a trabajar y nos explicaba qué iba a pasar en posproducción.

La química entre usted y Amber (quien interpreta a la princesa Mera) parece bastante genuina.

Merecemos un premio (dice entre risas). Somos muy parecidos. Tenemos el mismo gusto en arte, en música, en poesía. A los dos nos encantan los asados, pero cada vez que ella organizaba uno, yo estaba en una dieta especial.

¿Cuál?

Tenía que comer muy poco para mantener el peso, lo cual es difícil para mí porque me inflo si ingiero carbohidratos, en un momento me estresé, pero después pensé que el personaje de Arthur es alguien que bebe cerveza y le gusta divertirse, si no tiene los músculos marcados en el abdomen, está bien.

CLAUDIA SANDOVAL GÓMEZ
Especial para EL TIEMPO
Nueva York

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.