Inés María Zabaraín, ¿en familia, cómo manejarán esta competencia?

Inés María Zabaraín, ¿en familia, cómo manejarán esta competencia?

La presentadora se enfrentará en el mismo horario, pero en dos canales distintos, con su esposo.

Inés María Zabaraín

Inés María Zabaraín ha pasado por ‘QAP’, Caracol, ‘CM&’ y ahora ‘RCN Noticias’.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / Archivo EL TIEMPO

Por: María Isabel Rueda
16 de septiembre 2019 , 09:20 a.m.

Inés María: su vocación iba a ser de periodista, cuando yo la conocí, que llegó a trabajar a QAP. ¿A qué horas se convirtió en la presentadora de noticias más fogueada del país?

¡Culpa de ustedes! De ‘las Marías’, quienes finalmente me dieron la oportunidad. Cuando yo llegué a QAP venía de ‘Panorama’, hacía unas notas de farándula. Julio, mi jefe, me dijo: para uno ser un buen presentador tiene que ser periodista, y eso solo lo puedes aprender en un noticiero. Entonces, me encarriló por donde era.

En QAP pensábamos lo mismo….Que para ser un buen presentador había que ser un buen periodista… Esa es la diferencia. Inés María Zabaraín no es un robot que está leyendo lo que le dice un ‘teleprompter’, entiende todo lo que lee y comunica. Un presentador de noticias no puede ser un autómata…

Exactamente. Y yo llegué a QAP a hacer notas de farándula, pero me fui ganando mi espacio. Estudié comunicación social pero mi máster fue QAP. Fueron seis años durante los cuales yo cubrí todas las fuentes; si faltaban corresponsales, yo los coordinaba; si el de internacional se enfermaba, yo lo cubría. Si había que cubrir política, se cubría. Entonces ese fue mi máster.

Y tuve la oportunidad, que ustedes me dieron, de reemplazar a Adriana Larrota cuando se fue del set, pero nunca dejé de hacer periodismo. Y es que cuando se está ahí sentado, primero es usted, porque el presentador es ante todo el ser humano que es. Si se pone a llorar con la noticia, porque le duele, se le nota. Y si lo alegra, también. Pero uno como presentador valora todo lo que el reportero hizo, desde la mañana, de tratar de conseguir la noticia, de llamar a la fuente, de irse, de esperarlo, y después, de llegar y editar.

(Le puede interesar: Inés María Zabaraín, durmiendo con el ‘enemigo’)

Trabajando en QAP también le pasó otra cosa, además de encontrarse con su destino de presentadora: y es que Inés María Zabaraín se enamoró de un colega maravilloso, Jorge Alfredo Vargas, y resolvió romper su soltería…

Jorge Alfredo se sentó en el set de QAP primero que yo, pero antes había sido jefe de redacción. De hecho, me caía re gordo, porque es que él es un poco acelerado… (risas) Yo decía: qué agite, que intensidad, pero bueno.

Ahí nos conocimos, ahí nos enamoramos, en QAP, él como jefe de redacción y yo como periodista. Ahora, el llegó primero al set de QAP que yo, y luego se cambió a otro noticiero.

A la hora de tomar la decisión de casarnos, ya él trabajaba en otro lado y eso también fue chévere, porque en el día a día, pues era él por su lado, y yo por el mío. Y las cosas se dieron.

A mí me hubiera gustado entrevistarla en compañía de Jorge Alfredo, porque ahora, por las vueltas que da la vida, quedaron presentando dos noticieros que compiten en el mismo horario, pero entiendo que a él no le autorizaron la entrevista. Sin embargo, le hago la pregunta: ¿cómo manejarán esta inusual competencia profesional en familia?

A él sí le dieron permiso para hacer la entrevista, pero es que esta es una decisión de nosotros, y forma parte de lo que estamos hablando. Tenemos que tener mucho cuidado, porque aunque trabajamos en dos empresas maravillosas, los límites los ponemos nosotros.

Esta competencia hay que manejarla con pinzas, porque es real, a las 7 de la noche, horario prime, cada uno en un noticiero. Partiendo de esa base y de ser cuidadosos en todo lo que hacemos a nivel público, pues tomamos ciertas decisiones, como esta, de que, bueno, yo daba esta entrevista.

(Lea también: La camioneta de Jorge Alfredo Vargas)

Aunque no es la primera vez que trabajan en canales opuestos….

No, aunque nunca habíamos estado en horarios enfrentados. ¿Cómo lo manejamos, María? Durante el día hablamos para cosas muy puntuales y muy claves de la casa, de los hijos; Jorge con su acelere, así como lo conocí; yo sigo siendo mucho más tranquila.

Ya después en la noche, créame que hay millones de cosas más que hablar en la casa que lo que pasó en el noticiero. Después de muchos años tenemos la oportunidad de volver al lado de nuestros hijos a la misma hora. Mi hija Lauri, la mayor, tiene 21, y lo primero que dijo cuando le contamos fue: “Uy, mamá, ¡poder comer en familia!”. Hoy encontrarnos todos a comer a las 9 de la noche en la casa es viable.

Me reía porque si alguien nos quería hacer una foto de los cinco en familia, la única cita factible era a las 11 de la noche en mi casa (risas); y ese día, pues se trasnochaba Felipe, se trasnochaban Sofía, Laura, y hacíamos la foto. Pero de verdad tener este espacio ha sido como redescubrir la vida en familia.

Después de muchos años tenemos la oportunidad de volver al lado de nuestros hijos a la misma hora

La semana pasada inició su nuevo trabajo en RCN, al lado de ese gran periodista y excelente ser humano que es Juan Lozano. Repasemos cuál ha sido su trayectoria hasta acá…

Trabajé seis años en QAP, después me fui 11 a Caracol, duré 8 en CM&, y arranco ahora esta nueva etapa.

¿Y cómo compararía todas esas etapas?

Bueno. Cuando estuve en 'Panorama', de JES, yo todavía estaba en la universidad. Fue como esa ventana para empezar a hacer lo que yo quería desde muy chiquita, y me valieron ese trabajo como práctica universitaria. Y pues de la mano de Julio Sánchez Cristo, imagínese, arrancar así, con pie derecho.

Llegué a QAP que, como le digo, fue el máster. De QAP, cuando se terminó, me llevé enseñanzas, amigos y familia. No sé qué generó QAP, pero encontrarse a alguien en la vida que formó parte de ese equipo es como encontrar un amor filial, y si alguien de QAP necesita algo, uno corre.

Ahorita llegué a RCN, María, y bueno, desde la puerta me encontré con alguien conocido de QAP, porque cuando se acabó el noticiero casi todos se fueron para RCN: el del archivo, el camarógrafo, mi productor Fernando, esto es una maravilla; yo me sentía otra vez en casa, a pesar de llegar a un terreno donde nunca había estado. Y familia, porque cuando yo salí de QAP, ya me había casado y ya estaba esperando a mi primera hija. QAP marcó mi vida a todo nivel, personal y profesional, y para bien.

¿Y qué pasó en su formación a la salida de QAP?

Después de QAP, mientras estuve embarazada me fui al ‘Noticiero Nacional’, estuve unos meses, que fue también una época de enriquecimiento. Tuve a mi bebé, llegué a Caracol, fueron 11 años de consolidación como periodista pero, sobre todo, como presentadora.

¿Qué tal Yamid como jefe?

Maravilloso. Yo a Caracol entré con Yamid, mis primeros dos años fueron con él como director. He sido muy afortunada, yo empecé con Julio, seguí con ustedes, ‘las Marías’, después seguí con Yamid y ahora me voy con Juan Lozano.

He tenido los mejores maestros de mi vida, entre ellos a Yamid. Entré a Caracol los fines de semana y yo veía a Yamid Amat un primero de enero, ahí estaba; Jueves, Viernes Santo, ahí estaba; el primero de mayo, ahí estaba; 25 de diciembre…

Yo un día le dije: “Uy, Yamid, en estas fechas difíciles tienes la oportunidad de no estar aquí, tú eres el jefe”. Me dijo: “En estas fechas es cuando no hay noticia y nosotros las tenemos que buscar”. Y esa es una de las múltiples enseñanzas que me dio Yamid.

Después me llamó, a que me fuera a CM&; estos últimos ocho años han sido maravillosos, muy enriquecedores porque uno de Yamid sigue siempre aprendiendo. Yamid no se deja de nada.

¿Y ahora, con Juan Lozano, qué?

Ves, es que todo remite a QAP (ríe) y no es solo una oda. Es que es verdad. Juan Lozano iba de asesor a los consejos de redacción cada semana a QAP, ahí lo conocí, y nos hicimos amigos. Respeto su trabajo, lo admiro, y entonces cuando me llama y me dice: “Inesita, ¿me oirías una propuesta?”. Y yo le dije: “viniendo de ti, sí”.

Se dieron las cosas y estoy ante un reto profesional muy importante, en un canal que tiene mil personas amigas, todo el potencial del mundo, un gran prestigio, que es de una familia maravillosa –Jorge Alfredo trabajó ahí mucho tiempo, yo creo que fueron más de nueve años–. Por lo tanto estoy feliz.

Lo que viene para RCN son buenas cosas. Se está buscando volver a enamorar a esa audiencia que en algún momento se tuvo y se fue. Ahí vamos

¿Le consultó a Jorge Alfredo cuando le hicieron esa oferta?

Claro. Quedamos en que “esta noche hablamos”; y como ya tenemos hijos grandes, el tema fue con los cinco, y vimos pros y contras. Y bueno, claro que tuvimos en cuenta que íbamos a trabajar exactamente en la competencia.

Inesita, en alguno de estos lugares donde ha trabajado, ni más ni menos que presentando las noticias, ¿ha sentido censura?

Nunca. Es decir, soy consciente de que son canales con distintos dueños y por consiguiente con diferentes intereses, pero ya a la hora de uno sentarse, siento que estamos presentando lo que pasó, lo que pasó.

Se lo pregunto porque la controversia del momento es ‘Noticias Uno’. Muchos no nos reponemos ante la posibilidad de que vaya a salir del aire. Pero mientras unos creen que es producto de la censura, otros creen que es fruto de una combinación de hechos desfavorables, desde el punto económico, desde el punto de vista de rating, de la crisis general en los medios de comunicación, y es esta mezcla de factores la que amenaza con llevarse de por medio a un muy buen noticiero, que representa un periodismo de oposición muy caracterizado. Pero, de ahí a decir que hay censura de prensa en Colombia y que al noticiero lo están acallando, me parece que se va la mano en eso…

Yo pienso igual. Que es una combinación de factores, tal cual usted lo dice. Cuando empieza ‘Noticias Uno’, que también para mí es un noticierazo, en la reestructuración del Canal Uno, ‘Noticias Uno’ se cambia de horario, lo adelantan como una hora, y yo siento que desde ese momento ya no era favorable para ellos, porque su público estaba acostumbrado a una hora más tarde, porque sus anunciantes también. Entonces se mezclan estos factores comerciales. Y todos sabemos que las nuevas plataformas le han quitado mucho a la televisión…

Los compradores extranjeros del canal nada tienen que ver con el gobierno de turno. Imagino que tomarán las decisiones empresariales que les convenga….

Creo que ahí hay un dueño que invirtió una plata y que quiere no perderla, o no seguirla perdiendo. No me atrevería a asegurar que ahí hay censura. Me duele en el alma, es decir, vengo de ocho años en CM&, el noticiero hermano, y todos queremos que no muera ‘Noticias Uno’.

Conociendo el talento de Daniel Coronell y la garra de Cecilia Orozco, son dos periodistas totalmente capaces de reinventarse… Y es importante que haya opiniones divergentes. Y hablando de eso, ¿cómo ve los cambios en RCN?

RCN tiene un legado muy importante. Hay un equipo de gente que trabaja mucho, que quiere la marca. Somos conscientes de que no está en su mejor momento de ‘rating’, pero todos estamos trabajando para recuperarlo.

Juan Lozano es un director maravilloso, pero, además, absolutamente prudente, discreto, correcto, que sabe para dónde va. Entonces lo que viene para RCN son buenas cosas. Se está buscando volver a enamorar a esa audiencia que en algún momento se tuvo y se fue. Y ahí vamos.

¿Podemos decir, ya para terminar, que Inés María Zabaraín es la presentadora más veterana hoy por hoy de la televisión colombiana, la que ha estado más tiempo y con mayor continuidad en un set de noticias?

Me gana Jorge Alfredo, pero él es hombre (risas). Él empezó a presentar noticias en QAP un año antes que yo. De manera que él es el más veterano, hoy por hoy.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.