Harvey Weinstein: un todopoderoso del cine que cayó al infierno

Harvey Weinstein: un todopoderoso del cine que cayó al infierno

El 6 de enero empieza el juicio contra el productor, que tiene acusaciones de acoso sexual.

Harvey Weinstein podría ser condenado a cadena perpetua.

Harvey Weinstein podría ser condenado a cadena perpetua.

Foto:

Efe

Por: CULTURA 
03 de enero 2020 , 10:29 a.m.

El juicio contra Harvey Weinstein arrancará el próximo 6 de enero ante una gran expectación internacional, con la actriz Annabella Sciorra, la ayudante de producción Mimi Haleyi y las abogadas Donna Rotunno y Gloria Allred como protagonistas clave.

El hasta no hace mucho tiempo todopoderoso productor de Hollywood deberá responder ante un jurado por cinco supuestos delitos de agresión sexual predatoria, acto sexual criminal en primer grado, violación en primer grado y violación en tercer grado.

De ser encontrado culpable podría pasar el resto de sus días en una prisión del estado de Nueva York, donde se celebrará el juicio.

Weinstein, de 67 años y nacido en el barrio neoyorquino de Queens, era conocido por su influencia y poder en el mundo de Hollywood. Y lo fraguó apostando, al mando de su primera distribuidora Miramax, por fórmulas más independientes como la película de Steven Soderbergh Sexo, mentiras y video, de 1989, que ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes.

La influencia y el poder amasados gracias a sus éxitos es lo que ahora decenas de mujeres, casi un centenar, denuncian que utilizó durante años para abusar o intentar abusar sexualmente de ellas.

En su última comparecencia ante el juez se pudo ver a Weinstein ayudado de un andador para poder desplazarse debido a un problema de espalda del que fue operado recientemente, lo que en un principio no debe retrasar el juicio.

En sus últimas declaraciones, al diario The New York Post, Weinstein reivindicó su trayectoria profesional en apoyo de las mujeres y dijo merecer "una palmadita en la espalda cuando se trata de mujeres" al haber ayudado a muchas de ellas con sus producciones.

Annabella Sciorra, la actriz que se hizo famosa por su participación en la serie televisiva The Sopranos, acusó a Weinstein de haberla violado y es la principal testigo de la Fiscalía.

Sciorra sostiene que el magnate abusó sexualmente de ella en 1993 o 1994 en su apartamento de Nueva York. Su testimonio es fundamental para demostrar el supuesto comportamiento predatorio del productor, lo que podría costarle la cadena perpetua.

La defensa de Weinstein ha intentado desacreditar su testimonio sin éxito alegando inconsistencias como la falta de precisión en la fecha ofrecida por Sciorra, pero el juez encargado del caso, James Burke, rechazó estos argumentos el pasado 27 de noviembre. Sin embargo, aseguró que aceptará durante el juicio el testimonio por parte de Weinstein de dos expertas en "fiabilidad de la memoria" que, previsiblemente, intentarán minar el testimonio de Sciorra.

Mimi Haley es la segunda testigo de la Fiscalía, que ha basado sus cargos en las declaraciones de tres mujeres, aunque la identidad de la tercera no se ha hecho pública.

Haleyi, ayudante de producción de la compañía Weinstein, sostiene que en marzo de 2006 el entonces poderoso productor le forzó a hacer sexo oral, después de un largo proceso de acoso, que ella alega que soportó con la esperanza de mantener una buena relación con él, con la intención de trabajar en la industria del entretenimiento.

Además de estas tres mujeres, una larga lista de supuestas víctimas ha salido a la luz para denunciar supuestos abusos o el acoso de Weinstein, como la ejecutiva de marketing Lucia Evans o las actrices Ashley Judd -una de las primeras en romper el silencio-, Natassia Malthe, Lysette Anthony, Lupita Nyong'o, Gwyneth Paltrow o incluso Angelina Jolie, que aseguró haber tenido "una mala experiencia con él".

En muchos casos, el catalizador fue el conocido como movimiento #MeToo, que nació en 2006 de manos de una víctima de abusos sexuales, la activista Tarana Burke, y que se disparó en octubre 2017, después de que la actriz Alyssa Milano, que se hizo famosa por su participación en la serie Charmed, animara a las mujeres a utilizarlo para denunciar acoso, abusos y violaciones.

Hasta el momento, Weinsten ha cambiado tres veces de abogados hasta dar con su actual equipo de defensa formado, entre otros, por Arthur Aidala, Damon Cheronis y Donna Rotunno, la primera mujer en su defensa, y que ha escoltado al productor en sus últimas comparecencias.

Aidala, que ha defendido a varias personalidades en casos de supuestos abusos sexuales como el expresidente de la cadena Fox News Roger Ailes o el congresista demócrata Anthony Weiner, ha intentado sin éxito tanto que se desestimen los dos cargos vinculados a Sciorra como trasladar el juicio fuera de la ciudad de Nueva York para evitar la presión mediática que se prevé que rodee el proceso.

Pero Rotunno ha ido ganando peso en la estrategia de defensa de Weinstein y algunos medios dicen que será ella quien lanzará una avalancha de temas para desacreditar a todas las mujeres que acusan a su representado.

Rotunno indignó a muchas mujeres diciendo en una reciente entrevista: "Si no quieres ser una víctima, no vayas a la habitación del hotel".

Delante de ella, en la parte acusatoria, estará una veterana de la abogacía y del movimiento feminista en Estados Unidos, Gloria Allred, conocida por representar a las demandantes en los casos de abusos sexuales protagonizados por Bill Cosby, Jeffrey Epstein o R.Kelly.

Y Allred, precisamente, se pregunta antes del juicio cuántos testimonios de las denunciantes y testigos serán suficientes para convencer al jurado de los supuestos crímenes del extodopoderoso productor de Hollywood.

"¿Cuántas mujeres se necesitan para que sus acusaciones contra un hombre poderoso sean creídas si el hombre poderoso lo niega? ¿Se necesita más de una, dos, tres, cuatro, cinco?", se cuestiona antes del inicio del mediático juicio contra Weinstein.

Allred reconoce que en casos en los que el acusado es un famoso y la víctima una desconocida, el jurado puede tender a favorecer a la celebridad. "A veces, si se trata de una celebridad que es acusada de mala conducta sexual y ha sido acusada por una mujer que el público no conoce, no ha escuchado sobre ella, a veces el jurado puede creer la negación de la celebridad sobre la acusación de esa mujer sola", dice la abogada.

Por esa razón sostiene que en un proceso, especialmente si es penal, es importante "que si hay otras víctimas, den un paso adelante y testifiquen". Porque, según esta veterana activista por los derechos de las mujeres, "generalmente, la persona que viola o asalta sexualmente o abusa sexualmente de una mujer no suele hacerlo solo a una".

La abogada explica que Sciorra, a quien calificó de "muy valiente", testificará encuadrada en la categoría de "prior bad act" (mala conducta previa), para intentar demostrar que Weinstein tenía "una conducta de depredador sexual" y se aprovechaba de su posición de poder para abusar de sus víctimas.

Allred recuerda el caso de Bill Cosby, que fue condenado en septiembre de 2018 por abusos sexuales en un proceso judicial en el que representó a 33 mujeres que alegaron haber sido agredidas sexualmente por el famoso actor.

La abogada cuenta que en un primer juicio, que acabó siendo declarado nulo por el juez, solo se permitió el testimonio de una supuesta víctima sexual de Cosby y "no fue suficiente para que el jurado pudiera alcanzar un veredicto".

Sin embargo, en el segundo proceso, fueron cinco las mujeres que declararon bajo juramento ante el tribunal sobre la conducta delictiva del actor y, según Allred, miembros del tribunal reconocieron tras el proceso que el testimonio de estas mujeres había sido importante a la hora de declarar culpable a Bill Cosby.

De una manera similar, comenta Allred "en el caso penal de Harvey Weinstein ha habido una solicitud por parte de la Fiscalía de permitir otros testigos que testifiquen bajo la 'prior bad act'".

"Su testimonio es importante para resolver la cuestión de si tenía una conducta de depredador sexual, porque si el jurado encuentra que estuvo involucrado en una conducta de depredador sexual podría ser sentenciado a cadena perpetua", dijo.

A pocos días de su comienzo, la abogada no se atrevió a adelantar cuál podría ser la duración del juicio contra Weinsten, cuyas denuncias en su contra impulsaron el movimiento #MeeToo (#YoTambién) en 2017 y abrieron camino en EE.UU. a que numerosas mujeres desvelaran haber sufrido agresiones sexuales no solo en Hollywood, sino también en otros ámbitos como la política.

"Es difícil decir cuánto va a durar, podría llevar varias semanas solamente elegir al jurado", dice Allred en referencia a la dificultad que podría suponer encontrar a doce personas que sean aceptadas tanto por la Fiscalía como por la defensa de Weinstein.

Además, dice, ambas partes tienen que acordar después qué evidencias son admitidas a juicio y cuáles no, lo que podría llevar "varios meses" hasta conocer el veredicto final.

"¿Cuántas mujeres se necesitan para que un jurado les crea por encima de la negación de un solo hombre rico, poderoso y famoso? Tenemos que esperar y ver", insiste.

EFE

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.