Así es el médico con un tipo de autismo que revoluciona la TV

Así es el médico con un tipo de autismo que revoluciona la TV

EL TIEMPO habló con Freddie Highmore, protagonista de la serie 'The Good Doctor'.

The Good Doctor

Gracias a su interpretación en la serie ‘The Good Doctor’, Freddie Highmore tuvo una nominación al Globo de Oro.

Foto:

Sony Channel

Por: Andrés Hoyos Vargas
31 de agosto 2019 , 10:45 p.m.

A sus 27 años, Freddie Highmore se ha convertido en un actor sólido que vibra de una manera muy especial en la piel de personajes emocionalmente demandantes, complejos y salidos del molde. Comenzó en 1999 a actuar y consiguió la atención del público en películas como 'Finding Neverland' (2004) junto a Johnny Depp y Kate Winslet o 'Charlie y la fábrica de chocolate' (2005) de nuevo con Depp y bajo la dirección de Tim Burton.

Desde ese momento se convirtió en una de las apuestas infantiles y juveniles en proyectos que rozaban entre el cine independiente y una que otra producción de presupuesto más elevado, pero siempre se desligó de cualquier camino fácil en su viaje por la actuación. En 'August Rush', 'La brújula dorada', 'The Art of Gettin By' o 'Almost Friends' demostró una sensibilidad específica frente a las cámaras, sumado a un cierto toque de joven distante y taciturno que funcionó para esos y otros proyectos que llegaban a sus manos.

Aunque hizo parte en la pequeña pantalla de telefilmes y apariciones especiales en series, fue hasta el estreno de 'Bates Motel' –una arriesgada producción inspirada en la famosa película 'Psicosis'– que reafirmó la valía de su talento.

En esa serie interpretó a Norman Bates, un joven perturbado que tenía una relación muy fuerte de dependencia emocional con su madre; pero con 'The Good Doctor', su más reciente aporte en la TV, Highmore se disparó como intérprete, con un reto que parecía estar hecho a la medida para el actor británico.

Precisamente, la serie se estrena temporada este lunes 2 de septiembre por Sony Channel, a las 8 de la noche. La serie narra la vida de un cirujano con síndrome de Savant (un tipo de autismo) y que entra a formar parte de la unidad quirúrgica pediátrica de un hospital.

En ese contexto se desarrolla un drama interesante alrededor de las batallas cotidianas, las decisiones y las características de personalidad de Shaun Murphy (Highmore), quien no logra conectarse del todo con la gente, pero que debe emitir diagnósticos todo el tiempo en el centro asistencial en el que trabaja.

“Si hay alguien que pueda hacer buena televisión a partir de un médico genial que tiene dificultades a la hora de relacionarse con otras personas, es el creador de 'House' David Shore”, escribió el periodista Erik Adams en la revista 'ACV Club', definiendo claramente la naturaleza rebelde del proyecto. Pero fue el propio Freddie Highmore, en una entrevista con EL TIEMPO, quien dio algunas claves de esta serie.

¿Cuál es el verdadero reto que asume en ‘The Good Doctor’?

Shaun representa una versión de masculinidad diferente. No es el estereotipo de hombre habitual, corriendo por los pasillos de un hospital interpretando al personaje principal al que estamos familiarizados, viéndolo tratando de tomar su lugar en el mundo. Es otra cosa, y eso para mí es lo más importante.

Además de romper estereotipos, ¿qué cree que deja su personaje a la TV?

Espero que a través de esta serie el estigma con el que generalmente viven las personas con este síndrome logre mitigarse y que sirva como un punto de partida para encontrar los espacios de discusión sobre el autismo, tomando a Shaun como una especie de vocero para todas las personas que viven con esa condición.

También, en un espectro más amplio, la serie es una voz de apoyo para aquellos que de alguna manera son diferentes o marginados por la sociedad; que han sentido que no les ha llegado su oportunidad de brillar, de ponerse a prueba frente a la vida. Espero que puedan establecer algún tipo de vínculo con Shaun y su travesía.

¿Cómo fue la retroalimentación de médicos con respecto al tratamiento de este tema en la serie?

Hemos hecho siempre una labor rigurosa para representar el autismo de la manera más auténtica posible. Con la medicina, en ocasiones tenemos que tomar ciertos atajos, como resumir una cirugía de 10 horas en un par de minutos con el fin de poder mostrar la parte emocional de la historia. Hasta la fecha no he tenido alguna retroalimentación de un médico como tal, estoy seguro de que cualquier doctor en algún momento de su vida ha visto una de las tantas series médicas que se han hecho y ha notado que algo no cuadra en una escena, médicamente hablando.

¿Cambió su percepción de los médicos en general con este papel?

Hacer el papel de un médico me ha generado un gran sentimiento de gratitud hacia ellos, hacia la forma con que lidian con esto diariamente. Nosotros simplemente hacemos las escenas, entramos en personaje y nos vamos a casa, no hay un sentido real de responsabilidad por el paciente cuya vida estamos salvando en el episodio, andamos por la sala de cirugía, por el hospital. Ponerme en sus zapatos me ha concientizado y me ha hecho sentir un respeto enorme por la profesión y por todas las personas que dedican su vida día a día.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
CULTURA​
En Twitter: @AndresHoy1

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.