Fernando Meirelles: de ‘Ciudad de Dios’ a la casa de los papas

Fernando Meirelles: de ‘Ciudad de Dios’ a la casa de los papas

El director de cine brasileño dirige ‘Los dos papas’, cinta que se estrena este jueves en Netflix.

Los dos papas

La película muestra el ascenso de Bergoglio y su relación con Ratzinger.

Foto:

Cortesía Netflix.

Por: Mateo Arias Ortiz
18 de diciembre 2019 , 08:00 p.m.

Fernando Meirelles, uno de los directores de cine brasileños con mayor proyección internacional, se define a sí mismo como agnóstico. Sin embargo, se animó a explorar las entrañas del Vaticano al dirigir 'Los dos papas' ('The Two Popes'), una película que cuenta la historia de Francisco y Benedicto XVI, que son interpretados por Jonathan Pryce y Anthony Hopkins, respectivamente, y que estará disponible desde este jueves en Netflix.

Meirelles también estuvo a cargo de la realización de 'Ciudad de Dios' (2002), 'El jardinero fiel' (2005) y 'Ceguera' (2008), basadas en novelas de distintos escritores.

En este caso, la producción se inspiró en el libro 'The Pope', del escritor neozelandés Anthony McCarten, quien ha estado involucrado en otras grandes producciones cinematográficas sobre personajes históricos como Stephen Hawking (en 'La teoría del todo', de 2014), Winston Churchill (en 'Las horas más oscuras', de 2017) y Freddie Mercury (en 'Bohemian Rhapsody' 2018).

Inicialmente, la película solamente contaría la historia del argentino Jorge Mario Bergoglio y su camino hacia el papado, y por eso el libro de McCarten, que retrata al personaje y narra ese proceso, fue el indicado para construir el guion.

Pero Meirelles quiso buscarle un nuevo rumbo: “Me atrae y me interesa la figura de este nuevo papa y teníamos la idea de hacer únicamente la historia de él. Hasta mayo de este año, el proyecto se llamaba solamente 'El papa'. Luego nos dimos cuenta de que para contar esta historia necesariamente teníamos que hablar de Benedicto XVI y de la relación de ellos dos, que es muy curiosa. Ahí nació el nuevo enfoque y el nuevo título”, dijo el director.

Así es como esta pieza retrata varias situaciones únicas en la historia: la renuncia de un papa, la elección de uno nuevo y el nombramiento sin precedentes de un máximo pontífice latinoamericano y jesuita.

Además, muestra de cerca la relación de estos dos personajes que, aunque son muy diferentes entre sí, se unieron para enfrentar uno de los momentos más oscuros en la historia reciente del catolicismo.

Fernando Meirelles

Meirelles fue nominado al Óscar en el 2003 en la categoría de mejor director por ‘Ciudad de Dios’.

Foto:

Cortesía Netflix.

Una situación curiosa que atravesó esta transición en el Vaticano, y que la película muestra, es que el entonces cardenal Bergoglio (luego papa Francisco) quería renunciar a su puesto por las mismas razones por las que Ratzinger (Benedicto XVI) iba a dejar su papado.

Trabajar con dos grandes

Las conversaciones en las que los dos religiosos discuten estos temas son interpretadas por estos dos actores de lujo, pero Meirelles contó que a pesar de la experiencia de Jonathan Pryce y Anthony Hopkins, hay una diferencia marcada entre sus estilos de interpretación.

“Cuando uno trabaja con actores como Hopkins no tiene que corregir o repetir mucho las escenas. Es un profesional. Se aprende todos los diálogos y aporta ideas para el personaje. Tiene un método muy técnico y estricto”, dijo Meirelles, quien contrastó esa visión con la que percibió del actor galés.

“Pryce, en cambio, tiene una expresión corporal mucho más orgánica y natural. Durante el proceso, estudió mucho la manera en la que Bergoglio se movía, sus características, y eso se nota en el personaje”, dice.
El resultado de estas caracterizaciones funcionan bien por la calidad de los actores, pero también por su parecido físico.

No siento que haya un Dios con el que uno pueda hablar y pedirle cosas

“Cuando estábamos haciendo las audiciones, Jonathan Pryce participaba en 'Game of thrones'. Empezaron a salir muchas imágenes en Google en las que lo comparaban físicamente con Bergoglio, porque se parecen mucho. Entonces, me entrevisté con él y lo conocí. Me pareció que era un actor perfecto para interpretar al Papa”.

Después de esta experiencia, el director se sigue ratificando agnóstico: “No siento que haya un Dios con el que uno pueda hablar y pedirle cosas. Sé que hay una esencia vital que nos mueve, pero la idea que tengo de Dios se parece más a la que tenía Spinoza (el filósofo holandés del siglo XVII) que a la que tiene la religión”.

Sin embargo, opina que la “labor que está haciendo Francisco en la Iglesia ha sido muy importante para cambiar muchas cosas que definitivamente tenían que cambiar. Creo que, si fuera por él, habría incluso más modificaciones”, concluyó Meirelles.

MATEO ARIAS ORTIZ
​Escuela de Periodismo Multimedia EL TIEMPO
Redacción Cultura
En Twitter: @mateoariasortiz

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.