‘Mis películas son complicadas, políticas y llenas de veracidad’

‘Mis películas son complicadas, políticas y llenas de veracidad’

El polaco Pawel Pawlikowski dirige 'Guerra fría', sobre un amor que crece durante la represión.

Película Guerra fría

Zula y Wiktor, los personajes centrales de la película, están inspirados en los padres del director del filme.

Foto:

Cine Colombia

Por: Cultura
24 de febrero 2019 , 12:20 a.m.

El realizador polaco se refiere a los protagonistas de su más reciente película como su héroe y su heroína. En 'Cold War' cobra todo el sentido cuando se sabe que Zula y Wiktor –los roles principales– se inspiraron en sus padres, sobre todo, en su historia de amor que sobrevivió a la Guerra Fría.

“Yo cambié detalles de la realidad. La verdad no estuve pensando todo el tiempo en que era un filme sobre mis padres. El problema principal cuando haces una película es lograr que se vea poderosa y creíble”.

Pawlikowski atiende la llamada de EL TIEMPO en Varsovia, donde está radicado después de haber pasado la mayor parte de su vida en el Reino Unido y algún tiempo en Alemania y el lugar donde vivió hasta los 14 años de edad.

“Finalmente, cuando eres un adolescente no piensas en cosas políticas, eso es algo que le dejas a tus padres”, dice Pawlikowski acerca de sus vivencias durante la 'Guerra Fría', como se titula el filme que lo tiene soñando con ganarse el Óscar como mejor director, además de las candidaturas de la película en fotografía y cinta extranjera.

Graduado como filósofo y literato de Oxford en Inglaterra, el realizador se dio a conocer por sus documentales en la década de 1990, época en la que dio el salto a la ficción con 'Last Resort y My Summer of Love'. Sin embargo, Ida aumentó su reconocimiento, al ganar, entre otros premios el Óscar a mejor filme extranjero. Con 'Cold War', que ya se encuentra en los cines del país, obtuvo el premio al mejor director en Cannes.

El relato se enfoca en la tormentosa y apasionada relación que sostienen Zula y Wiktor, una joven bailarina y cantante, y un pianista y docente, en la Polonia de la posguerra, marcada por la división del mundo entre comunistas y capitalistas. Rodada en blanco y negro, con paisajes tan gélidos como la situación política que la atraviesa, y con la música como otro elemento protagónico, 'Cold War' deja un sabor agridulce, con dos personajes conflictivos y adorables.

La Guerra Fría es determinante en la historia de amor. ¿Esta es una película política?

Sin duda, pero no es lo primero ni lo primordial. La política es importante, influencia lo que la gente hace, lo que mis héroes hacen, impacta en su relación a lo largo del tiempo. Pero no hice una película sobre política, es un elemento más en la historia.

Película Guerra fría

La música es un elemento fundamental en el drama, rodado en blanco y negro.

Foto:

Cine Colombia

La idea le rondó en la cabeza por años...

Sí. Muchas ideas me dieron vueltas y, entonces, hubo un momento en el que les encontré su lugar. La historia, veía, era difícil de hacer, convertirla en un filme. Después de y del éxito que tuvo, aprendí que existe la forma de hacer las cosas, encontrar las herramientas y rodarla, finalmente.

¿Cuándo sabe que está ante su próxima película?

Me gusta que mis historias sean breves, como una novela. Sé que tengo una película entre las manos no cuando tengo una historia para contar, sino en el momento en que podría contarse de forma elíptica, con baches que la audiencia puede llenar y entender. Ahí aparece la música, que es otro de los héroes del filme.

Ya que menciona la música, ¿qué vino primero, la planeación del filme o la selección de las canciones?

Las cosas se van dando, no es un proceso científico. Desde el momento en que tuve la claridad, la historia tendría músicos involucrados y la música sería el hilo conductor, es una herramienta para jugar, así que exploté el folclor en todas sus formas. Es un proceso orgánico y místico.

¿Cuál es su posición frente a los regímenes políticos que censuran el arte?

Es curioso, pero mucha gente hace cosas maravillosas durante las represiones políticas. Se han escrito libros memorables y se han pintado cuadros maravillosos. Con la música es ligeramente diferente, en el filme no hay grandes artistas, para ellos la música es la única forma de vivir que conocen.

Película Guerra fría

El realizador polaco Pawel Pawlikowski.

Foto:

Cine Colombia

Mi idea era presentar que hay formas de trabajar en artes durante la opresión. Wiktor es pianista, que podría tocar jazz o ritmos contemporáneos que no estaban permitidos en Polonia hasta 1966. Pero se une a un ensamble folclórico que es lo que puede hacer y lo disfruta.

Para Zula, la protagonista, es diferente, porque ella no se ve como una artista, solamente canta y baila en un grupo de danzas y es algo que ama. Es interesante porque cuando tiene la oportunidad de interpretar cosas distintas en occidente no se emociona igual, siente aversión porque es una música que no le gusta.

Por qué en algunas secuencias usa un formato abierto con el que ‘sugiere más que explica’

Eso quería. Otra cosa es que le permite a la audiencia mirar con precisión algo, con lo cual limitas el campo de visión, y lo expandes cuando mueves la cámara. Pienso que es un gran formato para hacer retratos, en mi casa había un álbum familiar de fotografías en grises, y eso fue una fuente de inspiración.

¿Por qué rueda en blanco y negro de nuevo? ¿Es la misma paleta de colores de ‘Ida’?

Es un poco diferente, pero escojo rodar en blanco y negro porque no hallo mejores colores para reflejar a Polonia en los años 60: era un país muy gris y muchas de esas tonalidades vinieron a mi mente casi de manera arbitraria. Era la manera más honesta de mostrar ese mundo en ese momento (…) Quería contraste, que me dejara dramatizar, visualizar la historia.

Ahora está radicado en Polonia, después de haber vivido durante mucho tiempo por fuera.

Adoro estar aquí. Pienso que políticamente está atravesando por una confusión y la gente está muy dividida, como sucede en Estados Unidos o en Gran Bretaña. Pero esta es mi casa, vivo en Varsovia, tengo buenos amigos aquí y tiene mucho sentido hacer cine en este momento. Tal vez no películas ideológicas, sino acerca de cuál complicada y hermosa puede ser la vida. Nos hemos vuelto simplistas y la gente se ha dedicado a contar historias más bien ridículas en el cine. Las mías siempre son complicadas, muy políticas y llenas de veracidad.

Fue jurado en el Festival de cine de Cartagena en 2014. ¿Qué recuerdos tiene de Colombia?

Adoré Cartagena. Descubrí que Colombia es un país lleno de lugares hermosos y perfectos para filmar películas. Recuerdo que le entregamos el premio del jurado a 'Tierra en la lengua'. También he visto películas de Ciro Guerra, 'El abrazo de la serpiente' y 'Pájaros de verano'; es un país fascinante que cada vez está más representado por su cinematografía.

Los realizadores están haciendo películas muy completas, hay talento, historias buenas, paisajes lindos, creo que es la combinación ideal para que el cine colombiano emerja.

CULTURA
*Con reportería de Laura Vita- especial PARA EL TIEMPO
En Twitter: @CulturaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.