Félix Maritaud y su mirada descarnada al sexo y la soledad

Félix Maritaud y su mirada descarnada al sexo y la soledad

En Colombia, está el actor revelación del cine francés, protagonista de la polémica cinta 'Salvaje'.

Félix Maritaud, protagonista de la película francesa Salvaje

Félix Maritaud interpreta a Léo, un joven prostituto que intenta hallar su lugar en una sociedad que lo rechaza.

Foto:

TAILS INTERNACIONAL

Por: Sofía Gómez G.
27 de septiembre 2019 , 12:23 p.m.

Salvaje (Sauvage) es un relato no acerca de algo, sino de alguien. La cámara parece acariciar la piel sudada y el rostro transfigurado de Léo, un joven prostituto que emerge por los callejones intentando ser amado. Encajar.

Por los poros de Léo respira Félix Maritaud, una de las revelaciones del cine francés y que ha dejado la vara muy alta con su desgarradora interpretación en Salvaje, película que forma parte de la programación del Festival de Cine Francés, cuya 18.ª edición se realiza hasta el 16 de octubre en 18 ciudades del país.

“Estoy impresionado con la programación del festival, con la variedad que derriba todos los estereotipos del cine francés, que va de la producción actual a los clásicos. El festival es muy ecléctico”, dice Maritaud con su inglés afrancesado, en una charla con EL TIEMPO, durante su paso por el país, donde es uno de los invitados principales del certamen galo.

Maritaud interpreta en Salvaje su primer papel protagónico, luego de brillar como uno de los secundarios en 120 pulsaciones por minuto, la exitosa cinta de 2017 del director Robin Campillo. Léo no es un prostituto por ambición, sino un chico con el alma vacía y el cuerpo destrozado.

“El deseo del realizador (Camille Vidal-Naquet, también guionista de Salvaje) y el mío como actor era ponerle toda la humanidad posible a Léo (...). Aunque fue una experiencia distinta, porque es un rol denso, intenso; un chico que no encaja en una sociedad como la nuestra”, cuenta.

El reto no solamente fue psicológico, también físico: Maritaud interpreta las duras secuencias sexuales de su personaje, con toda la carga emocional que ello implica. “Léo asume el amor con mucha libertad, ama como un perro, de alguna manera, observando el mundo y entregándose por completo. Esa búsqueda lo lleva a prostituirse”.

Es un rol denso, intenso; un chico que no encaja en una sociedad como la nuestra

La desnudez fue un reto también...

No soy un tipo tímido; en la escuela de artes me desnudé muchas veces, así que no es la primera vez que lo hago frente a una cámara. Pero, en este caso, el cuerpo era fundamental en la historia, Léo es un prostituto y con su cuerpo vende placer a sus clientes.

Yo acepto los personajes con todo lo que implican, incluso su sexualidad. Y también viene el tema de las escenas sexuales con otros actores, lo cual se convierte en una experiencia interesante de creación en tu carrera; te acercas más a las formas como se relacionan las personas.

¿Se define como un activista artístico?

Me considero un activista, aunque no formo parte de asociaciones o movimientos, pero tengo la certeza de que cuando actúo, ejecuto una suerte de activismo. Hay gente que lo enfoca por el lado político, pero lo mío está por la parte de la creación artística, lo cual es diferente.

SOFÍA GÓMEZ G.
CULTURA@s0f1c1ta

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.