'Alguien que toca la hostia a diario no puede ser pederasta': Linero

'Alguien que toca la hostia a diario no puede ser pederasta': Linero

Alberto Linero habló con Claudia Palacios de varios temas, entre ellos, por qué dejó el sacerdocio.

LineroLinero
Padre Linero

Introduzca el texto aquí

Por: Claudia Palacios
18 de diciembre 2018 , 03:53 p.m.

El padre Alberto Linero, quien hoy hace parte de la mesa de periodistas y analistas de Blu Radio, consideró que la Iglesia católica requiere de cambios estructurales pronto y también hablo de su nueva vida sin la investidura sacerdotal.

Estos son algunos apartes de los que dijo:

¿Por qué dejó la sotana?

Alberto Linero (A.L): En la iglesia católica, el sacramento del orden es eterno. Es decir, siempre voy a ser presbítero. No ejerceré más pero nunca dejaré de ser sacerdote, porque a uno no lo desbautizan y tampoco lo des-ordenan.

Primero, creo que no me sentí más en los discursos oficiales, en la narrativa de mi institución que amo profundamente porque no tengo ningún problema con la Iglesia. Dos, comencé a sentirme aislado, a no tener esas conexiones que uno tiene en la vida y que son fundamentales para alguien tan pasional como yo. Y tres, definitivamente, a los 50 años comienzas a replantearte todo y a darte cuenta que has hecho mucho, has trabajado mucho pero hay espacios de tu vida que no se han desarrollado.

Unos ejercicios evangelizadores que nos mantienen lejos de la gente, creyendo que estamos haciendo todo perfecto, todo bien. Nos cuesta cambiar y nos cuesta decir: oye, hay que hacer algo.

La pederastia

A.L: La pederastia es hoy un fenómeno social doloroso. Pero no le puede pasar a la Iglesia. Sí hay alguien que juró amar y cuidar es el sacerdote. Puede ser pederasta cualquier ser humano, menos alguien que toca la hostia todos los días, que vive un proceso de amor, eso no se puede tolerar. Pero, además de eso, hubo dinámicas de encubrimiento. No digo que son todos los casos, que son todas las personas, eso no puso en crisis mi ministerio, pero ahí hay algo que no se ha enfrentado con la dureza que se requiere.

Los LGBTI

A.L: La postura contra la comunidad LGBTI me indigna, me molesta, me lastima. De nuevo es la condición humana. Y yo cómo te rechazo a ti por tu condición humana.

El celibato

A.L: Creo que el Papa tiene que hacer cambios estructurales pronto. Ha modificado el lenguaje, ha hecho gestos pero el celibato no da más. La Iglesia está perdiendo una gran cantidad de jóvenes extraordinarios, con vocación ministerial pero que no pueden con el celibato.

El video comprometedor

A.L: Durante 25 años fui célibe y puedo retar a alguien que diga que no. A mí no me han encontrado mal parqueado nunca. Qué país tan morrongo este, tan mojigato. Ustedes creen que alguien como yo que nació frente al mar Caribe, que escucha vallenatos desde su cuna, donde buscamos pretextos para hacer fiesta y bailar ¿Ustedes creen que voy hacer algo tan estúpido en mi casa?

Los ecos de su decisión

A.L: Gente de la Iglesia, de los que oran, de los que comulgan, de los que levantan la mano y oran en lengua, de los que hablan de amor apilaron leña para quemarme al estilo de fray Torquemada por una decisión que es mía. Pensé que la inquisición ya había pasado.

Me jodieron más la vida a mí que a todos los pedófilos que tienen. Ojalá se comportarán así de duro con los pederastas. Dijeron que me iba a dar cáncer por dejar el ministerio, que Dios, esa, me la cobraba. Si eso lo hacían para que volviera, para que recapacitara, hicieron todo lo contrario. Dije: sí eso es así, no quiero estar con ellos.

Cómo es su vida ahora

A.L: Sigo siendo un católico completo. Sigo creyendo en las verdades y en la doctrina católica. Agradezco a la madre iglesia católica todo lo que me ha dado. Ahora celebro los sacramentos, ya no los presido. Evito dejarme ver en la iglesia para que el padre que oficia vaya a sentir una auditoria mía por mi notoriedad. No me he confesado últimamente. Normalmente me confieso una o dos veces al año.

Estoy viviendo de la empresa con la que trabajo en radio y de las regalías de mis libros, que por primera vez están llegando a mí, no a mi comunidad. La gente cree que tengo billete pero no. Yo le entregaba a mi comunidad casi todo lo que recibía y era feliz haciéndolo. Además era feliz así, creo en esa manera de vivir.

Su sexualidad

A.L: No sabía que la sexualidad de uno le interesaba tanto a la gente. Me han preguntado tanto y esa vaina a nadie le importa.

Mensaje a los sacerdotes

A.L: Los miro a los ojos y les digo: apasiónense por Jesús de Nazareth y vivan coherentemente la palabra y el evangelio. Si descubren que no pueden, no tengan doble vida. No vayan a hacerle daño a la gente o se lo hagan a ustedes. No se engañen ni engañen a la gente.

CLAUDIA PALACIOS
'Mejor hablemos' de Citytv

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.