El codirector de 'Coco' revela el poder que tiene el cine animado

El codirector de 'Coco' revela el poder que tiene el cine animado

Para Adrián Molina hay un antes y un después de la película 'Coco',  que recibió dos premios Óscar.

Película Coco

Esta producción se inspiró en la cultura mexicana y le rindió un tributo a las familias de todo el mundo

Foto:

Foto: Disney -Pixar

Por: Cultura 
31 de octubre 2018 , 11:44 p.m.

La producción se quedó con el premio a a mejor filme animado y mejor canción, fue el punto de partida de una mirada más emocional, cultural y colorida de las historias en el cine de animación. Molina habló con EL TIEMPO de ese tema, este jueves que se celebra el Día de los Muertos, una fiesta de origen mexicano que sirvió de inspiración al filme.

Molina, guionista y codirector de esa película (junto a Lee Unkrich), estuvo de paso en Colombia recientemente en la Cumbre de Economía Naranja Colombia 4.0, con representantes de industrias creativas y desarrolladores de contenidos digitales, organizado por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic). Precisamente, él cerró la jornada.

Adrián Molina director de Coco

Adrián Molina dio una charla en Bogotá acerca de su experiencia en Bogotá.

Foto:

Foto: MinTic

Tras una conferencia acerca del ejercicio de imaginar, animar y dirigir una película animada, dando como ejemplo su más famoso aporte con 'Coco', Adrián Molina fue tratado como una estrella.

Se tomó fotos con los fanáticos y tuvo emotivo reconocimiento de la gente por su trabajo en la historia de un pequeño que termina en un mundo paralelo durante la celebración en el Día de los Muertos.

Pero después tuvo un momento para responder algunas preguntas de EL TIEMPO, recalcando la poderosa transformación que experimentó luego de rodar 'Coco' y la alegría al reencontrarse con tradiciones culturales. Molina tiene 33 años, nació en California (Estados Unidos) y tiene antepasados mexicanos.

¿Cómo cambió el concepto de familia luego de rodar la película?

Lo maravilloso de trabajar en Coco es que me llevó a pensar en mis ancestros, en la familia y las costumbres que no conocía. Recuerdo que una vez llamé a mis padres para preguntarles por las historias de mis abuelos, pero sentí que no se acordaban del todo de eso (…). Esto nos confrontó con nuestro pasado y nos forzó a pensar un poco más en ellos; claro, ahora tengo otra idea de la familia y pienso en mis antepasados todos los días, así como en su cultura y la belleza del Día de los Muertos.

No se puede negar que ‘Coco’ fue un fenómeno mundial, ¿cómo ha lidiado con la fama y la atención masiva que ha generado la película?

Es una experiencia diferente en mi caso. Soy una persona muy callada, pienso como artista y soy de los que pasa mucho tiempo creando en la oficina. Siempre he expresado mis ideas a través de los dibujos, y con todo este reconocimiento me he sentido un poco extraño, pues me ha sacado de esa zona de confort, sobre todo porque terminé explicándole a la gente mi trabajo.

Eso es algo bueno…

Claro, pero lo mejor es compartir con el público la experiencia y, sobre todo, ver el impacto que dejó 'Coco' en las personas, en las familias. Es tanto el cariño de la gente que no sabes cómo reaccionar ante la idea de que algo que hiciste fue capaz de tocar tan profundamente al público (…). Lo único que puedes hacer es decir emocionado “muchas gracias”.

Ahora tengo otra idea de la familia y pienso en mis antepasados todos los días, así como en su cultura y la belleza del Día de los Muertos.

¿Cree que películas como ‘Coco’ pueden cambiar el alocado curso que está tomando este mundo?

Ciertamente tengo fe de que es posible. Todos los que creamos estas historias y sus personajes lo hacemos para que la gente empatice con ellos, vean cómo viven, y se despierte un poco la curiosidad, a tal punto que se pueda encontrar lo que nos hace similares con los otros (a pesar de las diferencias culturales). Vemos como en 'Coco', por ejemplo, se usa la música para cambiar el mundo en que se mueve el personaje y hay una conexión muy cercana con sus aventuras.

'Coco’ es un impactante viaje visual, pero también un viaje emocional, ¿esa mezcla representa una evolución esencial para la animación?


En este punto creo que no hay ninguna historia que no pueda contarse a través de la animación. Todo se reduce a la pasión que le pongan los creadores y artistas a lo que quieran contar. Las herramientas están ahí. Por ejemplo, en 'Coco' abordamos problemas que nunca supimos si íbamos a ser capaces de resolver.

La animación te da muchas habilidades y herramientas para crear mundos o algo que la gente nunca ha visto. Por eso, no puedo esperar para ver a las personas contar historias muy humanas a través de una animación que pueda dar otra luminosidad a esas experiencias.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
CULTURA EL TIEMPO​@AndresHoy1

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.