¡Borra mi exorcismo o te mato!: amenaza al director de ‘El exorcista’

¡Borra mi exorcismo o te mato!: amenaza al director de ‘El exorcista’

El documental de William Friedkin, donde muestra un exorcismo real, ya está en Netflix.

William Friedkin

El documental fue publicado en 2017.

Foto:

Warner Bros. Pictures / AFP

17 de agosto 2018 , 11:36 p.m.

William Friedkin, mundialmente reconocido, entre otras cosas, por su dirección de la película El Exorcista (1973), vuelve a tratar la expulsión de demonios en un documental que muestra el trabajo de uno de los exorcistas más importantes del siglo XX, el Padre Gabriele Amorth.

En 'The devil and father amorth', Friedkin muestra el noveno exorcismo que el sacerdote le hizo antes de morir a Cristina, una mujer italiana que buscó su ayuda luego de notar extraños comportamientos de su parte durante los días de fiestas religiosas relacionadas a la vida de Jesús.

Amante del trabajo que hizo Friedkin con la popular película, el sacerdote accedió a reunirse con él para ser entrevistado y, más especialmente, para grabar una verdadera sesión de exorcismo con la condición de que solo podía usar una cámara pequeña y que no podía ingresar con su equipo de producción.

El exorcismo comienza con el Padre Amorth haciéndole una mueca al demonio que pretende expulsar mientras hace una serie de oraciones junto a Cristina, sentada a su lado, y la familia de ella. Al poco tiempo de comenzar, la ‘paciente’ comienza a agitarse, cambiar el tono de su voz y a forcejear con su novio, quien la sostiene en la silla.

-¿Quién eres, cuál es tu nombre? - le increpa el exorcista.

-¡Soy Satanás, ella es mía!

-Dime, en el nombre de Jesús, ¿cómo te llamas?

-¡Nunca!, somos una legión, somos un ejército. No nos vas a lograr sacar.

Este tipo de diálogos surgen en el momento más crítico y agitado del exorcismo, hasta que Cristina de repente vuelve en sí. Pero esta, al igual que las ocho veces anteriores, no logra aliviar los síntomas que manifiesta Cristina.

Antes de un décimo exorcismo, el padre Amorth muere, pero Cristina se contacta con Friedkin para un último encuentro en una iglesia. Es ahí donde, según el Director, la presunta posesa lo amenaza con la voz que la caracteriza durante los exorcismos: “Quiero las grabaciones, borra las grabaciones (...). Te mataré a ti y a toda tu familia”.

Esta estremecedora historia, contrastada por testigos, sacerdotes y expertos en psiquiatría ya está disponible en Netflix en su idioma original y con subtítulos en español.

Motivos para sospechar si alguien o algo está poseso, según el P. Amorth

El sacerdote Gabriele Amorth comenzó a realizar exorcismos a sus 60 años, en el año 1985, y no se detuvo hasta que murió a sus 91 años. En 1990, fundó la Asociación Internacional de Exorcistas y a lo largo de su vida publicó decenas de libros sobre la influencia del demonio en las personas y la labor de los exorcistas, entre los cuales está ‘El diablo: una investigación contemporánea’ en el que explica temas como la naturaleza de Satanás, las formas de actuar del demonio, la posesión demoniaca y las falsas creencias.

Entre los modos en que actúa el demonio, el sacerdote destaca acciones ordinarias y extraordinarias. Las primeras se refieren a las tentaciones de la vida cotidiana que empujan al ser humano a “dejar de hacer el bien en una circunstancia determinada o por el consentimiento directo a la provocación pecaminosa que no nos da tregua (ira, sexo, maledicencia, etc.)”.

En cuanto a la acción extraordinaria del demonio, el exorcista señala que solo ocurren en algunas personas, que “de manera más o menos consciente han abierto paso en su vida a los espíritus malignos o que son víctima de ellos por causa de otros”.

Las acciones extraordinarias se manifiestan de múltiples formas, según el Padre Amorth. Una de ellas son las perturbaciones externas que se refieren a las heridas, moretones, rasguños, llagas, fracturas, letras o palabras que se escriben en la piel, entre otras agresiones físicas que no tienen explicación.

Luego están las vejaciones que tratan de “diversos tipos de perturbaciones medias de la identidad, que afectan al individuo en los ámbitos más significativos de la vida, tales como la salud, los afectos, el trabajo y los bienes”.

Las obsesiones por su parte se refieren a imágenes, ideas y palabras que se presentan en la mente por fuera de la voluntad de la persona. Sobre este punto, el exorcista precisa que la obsesión demoniaca “no tiene relación con eventuales patologías psíquicas , porque es el demonio mismo el que crea un ambiente opresor, como algo que encadena, quita el aliento al alma, ofusca la mente, entorpece la voluntad”.

En cuanto infestaciones, el P. Amorth señala dos tipos: personales y ambientales. Las primeras se las atribuye a personas que son víctimas de brujería o hechizos y que siente repulsión por las cosas sagradas o que no son capaces de orar aunque lo deseen. Las ambientales se caracterizan por “ruidos, pasos, cadenas, gritos, voces, cantos blasfemos, contactos físicos, roces, lucesitas que brillan durante la noche, puertas que se abren sin motivo, escritos que aparecen de repente, electrodomésticos que se enloquecen”, entre otras manifestaciones.

En cuanto a las posesiones, Amorth las describe muy similar a cómo las muestran las películas. Entre los síntomas que destaca está el tener una fuerza sobrehumana, levitar, hablar idiomas que desconoce, emitir muchas voces al mismo tiempo, moverse como un animal o emitir sus sonidos y vomitar objetos.

NICOLÁS CORTÉS MEJÍA
@Nicortes_m
ELTIEMPO.COM

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.