Documental revela la belleza de un mar al que no llegan turistas

Documental revela la belleza de un mar al que no llegan turistas

Una misión de exploradores y biólogos se metió de fondo en la vida marina y cuenta sus experiencias.

NatGeo

Octavio Aburto en una de sus aventuras en el mar.

Foto:

NatGeo

Por: Cultura
22 de abril 2020 , 07:50 a.m.

En la conmemoración del Día de la Tierra, que es este miércoles, el canal NatGeo presentará el documental Revillagigedo: el México más salvaje (10:30 a. m.), una propuesta que lleva un nombre no tan fácil de pronunciar, pero sí la intención de registrar la expedición a este archipiélago en el océano Pacífico, conformado por cuatro islas, casi inédito de presencia humana.

Se trata de un programa que retoma el formato de aventura submarina con un equipo de cámaras por control remoto que llegan a dos mil metros de profundidad y un sumergible para tres personas que desciende cuatrocientos metros, con el objetivo de concientizar sobre la importancia de preservar y proteger estas reservas naturales.

Precisamente, EL TIEMPO tuvo contacto con el biólogo y fotógrafo mexicano Octavio Aburto-Oropeza, que formó parte de la exploración y ha trabajado en ecosistemas marinos desde 1994.

“Todavía quedan océanos y mar prístinos que son naturales, y deberíamos aprender de esos lugares para protegerlos y para recuperar otros que hemos descompuesto por la sobrepesca, la contaminación y los efectos humanos”, explica.

Para él, “Revillagigedo dio un ejemplo para México, pero de la misma manera otros países latinoamericanos están haciendo lo suyo para recuperar sus océanos y mares. Así es como los gobiernos están protegiendo áreas donde no hay conflicto social, existen ecosistemas marinos que todavía se conservan en un estado natural y ahora hay muchas tecnologías y colaboraciones a nivel internacional que pueden ayudar a bajar los costos que tiene vigilar estos lugares”.

Pero Aburto reconoce que Revillagigedo: el México más salvaje es más que un programa de divulgación como muchos de los que se hacen teniendo un hábitat específico como protagonista.

“Parte de estos proyectos de Pristine Seas (entidad creada en 2008 para identificar, proteger y restaurar los últimos lugares verdaderamente salvajes del océano, según informa NatGeo y que hace parte de este especial) no solo están dedicados a una difusión del documental, sino que también tienen una campaña en redes sociales y un esfuerzo de comunicación educativo. Hicimos materiales para compartirlos con organizaciones de la sociedad civil que pudieran transmitir la riqueza marina que vimos en el archipiélago".

"También publicamos varios artículos, entrevistas especiales; y es algo que no se acaba ahí, no puede quedarse solo en el formato televisivo, debe ser continuo y a través de diferentes métodos para que lleguen a la mayoría de las personas”.

Es así como este documental consigue, entre otros, que el espectador encuentre la diversidad de especies de tiburones más elevada en todo el Pacífico. “Comparamos esa cantidad con la de otros lugares, incluyendo Galápagos y el Indo Pacífico, y la cifra fue ‘muy por arriba’ de estos sitios”.

Revillagigedo dio un ejemplo para México, pero de la misma manera otros países latinoamericanos están haciendo lo suyo para recuperar sus océanos y mares

Para la producción “se usó un sumergible que tenía un brazo mecánico, lo que permitió recolectar especies de las que la ciencia tenía desconocimiento total. Incluso se siguen publicando estas especies que se encontraron, y ya hay dos abanicos de mar que fueron reportados como nuevas”, afirma.

National Geographic está usando unas cámaras, que se llaman drop-cams, que se sumergen hasta 3.000 metros de profundidad y atraen a los animales que viven en esos espacios. Justo en Revillagigedo se descubrió una población endémica de mantas gigantes, y es la que generó un turismo que deja muchos millones de dólares para México”, agregó Octavio Aburto-Oropeza, quien lleva más de 20 años estudiando y fotografiando los océanos, y que reconoce que ahora hay una muestra de conciencia frente a recuperar estos espacios.

“Hay una parte muy emocional al ver un sitio muy saludable, sí. Llevo años fotografiando un lugar que se llama Cabo Pulmo, y si las personas buscan en internet, van a leer de una comunidad que pudo recuperar su arrecife y vida marina. Por eso, cada vez que viajo allá me lleno de emoción. Al mismo tiempo hay sitios donde veo solo destrucción, y es devastador. Entonces, hago un balance intentando ir a puntos que están en buena condición y, a la vez, lucho por recuperar los que tienen problemas o están muy mal”, agrega.

La emoción de sus palabras se podrá sentir hoy, a las 6 p. m., pues va a estar en un Live en la cuenta oficial de National Geographic @natgeo.la, para responder preguntas acerca de la vida marina y el programa que se emite.

CULTURA@CulturaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.