¿Cuál es la magia de la serie 'Élite'?

¿Cuál es la magia de la serie 'Élite'?

Actores de la producción española de Netflix explican el éxito de esta propuesta.

VIH, homosexualidad y otros temas importantes que trata 'Élite'VIH, homosexualidad y otros temas importantes que trata 'Élite'
Christian (Miguel Herrán, de pie) da el tono jocoso a este drama juvenil. Foto: Netflix

Netflix

Por: CULTURA
19 de octubre 2018 , 11:23 a.m.

Una de las cosas que llaman la atención de 'Élite', la serie juvenil de Netflix disponible en esta plataforma, es que ofrece sin tapujos algunos de los tópicos que otras producciones del género solo acarician de manera superficial. La fórmula ha funcionado muy bien. Tanto que se hará una segunda temporada.

El sexo, los conflictos de clase, el matoneo y las drogas configuran la telaraña perfecta en la que quedan atrapados un grupo de jóvenes de un exclusivo colegio en España.

El primer tejido se da con la historia de tres jóvenes que son admitidos en el elitista plantel Las Encinas, donde su presencia generará conflictos.

A eso se suma un asesinato, que anuda la verdadera tensión de la serie, a la par con un recorrido por la vida de unos personajes que emulan al malvado, la arpía, el divertido o la que no encaja. Este cóctel podría tener un aroma a otras producciones como '13 Reasons Why' o 'Riverdal'e, con las que podría compartir la idea de una historia para jóvenes, pero con un matiz perturbador.

Sin embargo, explora eso y un algo más que la relación entre compañeros de colegio. “Siento que revela la manera como no se controlan las emociones”, explica Miguel Bernardeau (Guzmán, uno de los jóvenes antagonistas de la trama).

La consabida lucha entre ricos y pobres se difumina poco a poco y no es el centro. Eso de que los menos favorecidos son los buenos y los millonarios los malvados no aplica del todo.

Siento que revela la manera como no se controlan las emociones

Lo que hay es un choque entre quienes no encajan en el mundo frívolo que se promueve en Las Encinas, pero son los personajes y sus giros lo que suma puntos.

“No tratamos de juzgar a ningún personaje. Desde el día uno trabajamos para llegar a los lugares más oscuros de ellos”, agrega la actriz mexicana Danna Paola (Lu, una de las arpías de esta historia).

Tanto Bernardeau como Paola coinciden en que la magia funciona porque se trata de un drama sorpresivo y efervescente. “Todos tenemos otra cara y un porqué de nuestros acciones”, reflexiona el actor.

El trastorno, lo macabro y lo peligroso se mezclan con problemas cotidianos de rebeldía, intolerancia o falta de atención de los jóvenes, pero el tono no se sale de la carretera de un entretenimiento muy cerebral y muy carnal también.

“Creo que funciona porque no se edulcora a la juventud, hay mucho más que el joven yendo a su escuela o teniendo una relación difícil con sus padres o algunos compañeros”, insiste Itzán Escamilla, quien es Samuel García, uno de los jóvenes que tiene que acoplarse al complejo universo de Las Encinas. Él es el rostro de una bondad que va transformándose conforme pasan los capítulos.

“Además, está el hecho de que es un thriller, y el asesinato le dio una cierta emoción que nosotros sentimos, pues nos íbamos dando cuenta de las cosas conforme nos daban los libretos”, dice Escamilla.

Esa emoción también se replicó en el público. “En solo tres días Itzán pasó de 10.000 seguidores en Instagram a 200.000 (en este momento ya suma 327.000)”, comenta Miguel Herrán, que ya probó el sabor de la fama con Netflix en 'La casa de papel', la serie en español más vista de la plataforma, donde interpretó a Río.

En Élite da un giro radical y es Christian, que pone el tono de humor e irreverencia, pero que se enreda en un romance con sello de trío y se deja arrastrar por el conflicto.
“Eso de la fama siempre se me olvida. De pronto salgo a la calle y la gente me mira. Yo pienso: ¿estoy haciendo algo mal?, pero luego caigo en cuenta de que me reconocieron (…). Yo vivo con mi madre y ella me ayuda a mantener los pies en la tierra”, reconoce Herrán.

Y agrega que Élite tiene mucho de positivo: “En una entrevista, un periodista se puso a llorar porque tenía VIH y se emocionó al decir que la serie le ayudó porque mostró que padecer esta enfermedad no es como lo pintan”, finaliza.

CULTURA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.