Secciones
Síguenos en:
Así fue el primer día de Daniella Álvarez en el 'Desafío'
Daniella Álvarez dice que los terrenos del ‘Desafío’ se han convertido en su mejor terapia.

Daniella Álvarez dice que los terrenos del ‘Desafío’ se han convertido en su mejor terapia.

Foto:

Mauro González. Caracol

Así fue el primer día de Daniella Álvarez en el 'Desafío'

La exreina regresó a la TV, como el ejemplo del 'Desafío The Box', que marcó 11,4 puntos promedio. 

Comenzó el Desafío The Box el lunes 15 de marzo, con un buen rating: 11,4 puntos promedio, superando a su enfrentado principal, Pa' quererte, por 2,2 puntos promedio. 

Aunque Daniella Álvarez se vio poco en este primer capítulo, quedó clara su labor: animar  a los 44 concursantes de este año. 

Y es que desde el año pasado, Daniella Álvarez ha dado más lecciones de vida que cientos de expertos en superación personal.

Para decirle sí a la vida, le dijo no a seguir con la pierna izquierda, luego de una operación en la que se vio afectada su aorta y se produjo una isquemia que no le permitía una buena irrigación sanguínea a sus extremidades inferiores. Sin miedo asumió su nueva realidad y ha sido ejemplo nadando, buceando, bailando, caminando y trotando con su prótesis.

Siempre invencible, desde este lunes estará en 'Desafío The Box', la versión 17 de este concurso de Caracol que irá a las 8 p. m. Daniella Álvarez es la mujer que anima a los 44 participantes, la que no los deja caer.

Los concursantes son atletas de 11 regiones de Colombia, divididos en vallecaucanos, antioqueños, cafeteros, santandereanos, costeños, cachacos, pastusos, llaneros, amazónicos, del Tolima Grande y boyacenses, que están en la región de Tobia, en Cundinamarca, a 74 kilómetros de Bogotá, una zona que reúne varios climas y tiene montañas, ríos, selva y planicies para las distintas competencias.

Este año, 'Desafío' se hace en Colombia, en un espacio construido desde cero que incluye cuatro casas de 260 metros cuadrados con piscina y lugares armados para las competencias, en lo que han llamado la Nación Desafío, donde se vive y trabaja con todas las medidas de bioseguridad para un equipo de 160 personas.

Del mismo modo, de forma periódica se realizan exámenes médicos y toma de pruebas para detectar los casos positivos de covid-19.

Álvarez, que cuando fue Señorita Colombia (2011) recorrió el país en desfiles para apoyar obras sociales y siempre disfrutó los lugares en los que estuvo, afirma ahora que ha sido muy lindo “poder conocer este rinconcito llamado Tobia, muy cerca de Villeta, donde en el día hace el calor de mi costa Atlántica y en la noche hay un clima fresco, templadito como el de Medellín, donde a veces llueve fuerte y hay una hermosa vegetación. Por la mañana me despierta la mejor alarma, los pájaros, y por la noche peleo con los cucarrones y los grillos que se meten a mi cuarto, toda una aventura”.

Su relación con los concursantes, cuenta, ha sido muy buena. “No necesito hablarles, con solo mirarlos los lleno de fortaleza”.

Daniella Álvarez siempre ha sido una mujer con actitud. “La verdad es que estoy aquí llevando con mucho honor mi prótesis. Me gusta mostrarla. Además, me siento orgullosa de mi cicatriz en la barriga, son mis heridas de guerra. Hablan por sí solas. Y muchos de los concursantes me han dicho que solo verme siempre sonriente, de pie, valiente, los llena de fuerza y energía. Pero esta admiración es también de mi parte, ellos son la imagen de un país como el nuestro”.

Este año, el concurso tendrá dos ganadores: un hombre y una mujer, que se dividirán un premio de 800 millones de pesos. Aunque llegan en equipos, a lo largo de la competencia se harán varios grupos y al final tendrán que ir individualmente, lo que les exige no solo más fuerza física, sino mental. En las estructuras para el programa y en los lugares naturales donde se realizan las competencias, la barranquillera Daniella Álvarez ha estado hombro con hombro con los competidores.

La verdad es que estoy aquí llevando con mucho honor mi prótesis. Me gusta mostrarla. Además, me siento orgullosa de mi cicatriz en la barriga, son mis heridas de guerra. Hablan por sí solas

El 'Desafío' ha sido, literalmente, un desafío para mí, porque estamos en la selva y tengo que caminar sobre superficies lisas, en las que hay tierra, barro, arena. Me ha tocado subir y bajar montañas, y todo esto me ha permitido tener más equilibrio. Ha sido mi mejor fisioterapia, a la que llego, por supuesto, gracias a una gran fisioterapia. El programa me ha permitido soltarme en terrenos más complicados”, asegura.

La modelo y empresaria, que ya estuvo en la edición del 'Desafío' del 2019, sabe, como todos, que la pandemia ha afectado el país y el mundo. “Esta enfermedad se ha llevado a muchos seres bellos y amados, las cosas han sido muy difíciles en lo social y en lo económico, pero es necesario que nos demos cuenta de que por más duras que sean las cosas, siempre podemos salir adelante”.

Cada día, Daniella se levanta “agradecida con Dios y con la vida, por haber pasado por los momentos más difíciles que me hacen aferrarme con doble pasión a cada respiro, a cada emoción, a cada felicidad. He entendido que no tengo porqué quejarme, que mis quejas son muy chiquitas para la gran misión que Dios me ha entregado”.

Como guerrera y anfitriona, la ex reina que cumplió cada misión como Señorita Colombia, convencida de su papel, ahora tiene una nueva forma de ser útil para los demás, y ella va por ese camino firme con el orgullo de llevar su prótesis.

CULTURA
EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.