¿Cómo se anima una serie de Mickey Mouse, en el presente?

¿Cómo se anima una serie de Mickey Mouse, en el presente?

A propósito de su aniversario 90, productores de Disney explican cómo desarrollan este trabajo.

Walt Disney

Walt Disney dibujando su personaje más querido, Mickey Mouse.

Foto:

Cortesía Disney

Por: Laura Guzmán Díaz
11 de noviembre 2018 , 10:00 p.m.

En un pequeño cuarto de luz amarilla tenue, adornado solo por un sofá minimalista y una mesa de dibujo, en Los Ángeles, Estados Unidos, es donde surgen los trazos más modernos del ratón Mickey Mouse, quién cumplirá 90 años de haber sido creado por el legendario Walt Disney, el próximo 18 de noviembre.

Allí, el mexicano Alonso Ramírez Ramos está dándole vida al guión gráfico de la siguiente aventura del ratón en Tailandia y que se verá en uno de los episodios de la serie los 'Cortos de Mickey Mouse', que desde 2013 ha llegado a más de 160 países, incluido Colombia, y ha sido vista por más de 135 millones de espectadores.

Ramírez se sienta, mira una ‘hoja en blanco’ en su computador, especial para animación. Según describe, se siente un poco abrumado, pues puede dar un paso en falso en plasmar a Mickey Mouse y a personajes como Daisy y Minnie, pese a que previamente, en una oficina contigua el escritor Paul Rudish y su equipo definieron el inicio, el desenlace y el final de la historia.

Ramírez prefiere comenzar siempre por la última parte, una vez que busca imágenes relacionadas a la temática, que le pueden servir para inspirarse, pues tiene vía libre para desarrollar las ideas que se le ocurran. “Como ya se definieron algunas partes de la historia, voy uniendo los cabos y creando las piezas del rompecabezas”, cuenta Ramírez, mientras, por inercia, hace un boceto de la cara de Mickey Mouse, en segundos.

El inicio

La primera etapa para desarrollar los 'Cortos de Mickey Mouse' es la premisa: el equipo de animación se reúne y crea las ideas básicas para la temporada y para cada capítulo, como las locaciones del mundo que se usarán. Luego, las consignan en un documento que servirá de guía para una reunión posterior, en la que los directores de animación, entre ellos Ramírez, hacen una lluvia de ideas para darles formas a las historias.

Cada director está a cargo de la realización de un episodio y tiene la responsabilidad de terminar la historia, dibujarla y, por ejemplo, hacer los chistes visuales que niños de todo el mundo podrán ver a través de sus televisores. Posteriormente, Ramírez realiza una presentación del guión gráfico ante los demás directores y los ejecutivos de la serie, que incluye una actuación y el imitar las voces de los personajes para transmitir una idea más clara.

Manos a la obra

Una vez que todo está aprobado, se pasa a editorial, en donde se arman los dibujos individuales en un video con sonidos y música. “Son los planos para construir y las instrucciones en las que están todos los tiempos. Como no podemos grabar nada como una película normal, se debe planear todo de principio a fin para que los tiempos queden exactos y no tengamos que hacer más animaciones de las que necesitamos, porque es muy costoso”, cuenta Ramírez.

El siguiente paso se da en producción, en donde se realiza el trabajo que se verá en pantalla. Allí, el director de arte y los diseñadores crean los personajes y los escenarios a color, así como todos los detalles.

Para Juan Garrido e Iván Aguirre, encargados del color, esta parte es vital para transmitir las emociones deseadas, ya sean de terror o de alegría, por ejemplo.
“Para este paso, es importante explorar películas u otras formas de arte. Le dedicamos mucho tiempo a la investigación para poder encontrar la mejor manera para comunicar algo y transmitir esas sensaciones de miedo, pasión o romance, que dependen de la historia. A veces, el director tiene una idea sobre qué época quiere evocar o asociar. Por ejemplo, usamos mucho la paleta de colores de los años 50 o 60”, cuentan los artistas.

En este proceso, Ramírez vigila que todos sigan la misma línea de trabajo y se mantenga el espíritu de Mickey Mouse. “Por ejemplo, si una escena es romántica, hago sugerencias como poner el cielo rosado”, dice el director.

Luego de que se añade el color, tal y como se ve en pantalla, y de que los diferentes miembros del equipo aprueban el trabajo final, el guión gráfico y los elementos de arte se envían a Canadá, en donde otro estudio se encarga de completar la animación. “Nosotros les damos el escenario, nuestros dibujos son más estáticos y ellos se encargan de hacer la transición de punto a punto”, explica Ramírez.

LAURA GUZMÁN DÍAZ
*Por invitación de Disney
En Twitter: @The_uptowngirl

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.