El desprecio por lo público / El otro lado

El desprecio por lo público / El otro lado

Gobiernos como el de Macri, Bolsonaro o Duque, abandonan, destruyen y vacían los medios públicos.

Ómar Rincón, Crítico de televisión

Ómar Rincón, Crítico de televisión.

Foto:

César Sánchez Carreño

Por: Ómar Rincón
15 de diciembre 2019 , 08:00 p.m.

Una de las características de lo que se llama gobiernos de derecha es el desprecio por lo cultural. Para estos gobiernos la cultura solo es negocio y espectáculo poco tiene de soberanía o constitución de la identidad.

Este desprecio es más evidente en los medios públicos, por eso, gobiernos como el que acaba de pasar de Macri en Argentina, o Bolsonaro en Brasil, o Duque en Colombia abandonan, destruyen y vacían los medios públicos.

Emanuel Respighi escribió, para 'Página 12' en la Argentina, el siguiente diagnóstico que puede suscribirse para Colombia: “Más allá de algunos matices, hay un hecho insoslayable: tanto la radio como la TV pública carecieron de identidad, producción y audiencia durante la gestión de este gobierno. Los medios fueron más noticia por sus problemas y recortes que por sus estrenos, al punto que los históricos lanzamientos de programación dejaron de realizarse por una sencilla razón: no había mucho que anunciar”.

(Lea también: La nueva televisión)

Pongamos que estamos hablando de Señal Colombia. Y es que este diagnóstico se aplica a Duque, Bolsonaro, Macri, Piñera, Lenin Moreno y vaya sumando.

Este desprecio por la televisión y por los medios públicos es solo por lo nacional y propio porque a los naranjitos les parece que Netflix si es la maravilla, que los medios privados son buenos porque dan billete y son amigos del gobierno, y que la televisión solo sirve para mostrar índices de billete.

El desprecio es por lo público. Y es que, por ahora, el humo digital solo produce 'shows' naranjas pero no economía. La plata digital sigue atada a la televisión, las plataformas y empresas de internet, ya que es muy difícil sacarle billete a los emprendimientos digitales. Lo que toca un celular da ganancias, pero a Claro, Google, Facebook, Uber pero no a los productores.

El desprecio por lo público llevó a que Señal Colombia, que era el mejor canal cultural de televisión de América Latina, sufriera tres embates destructivos durante este gobierno: El huracán Bieri que entró a acabar con todo sin tener una propuesta para construir algo y con un irrespeto ignorante por la libertad de expresión. La ley Constain, que puso a la televisión pública como súbdita en contenidos y presupuesto de Mintic. Y la naranja del viceministro Felipe Buitrago, que afirma que la televisión, el periodismo y los medios están muertos y que basta con ser digital y grabar con celulares.

A pesar de estos embates, este año Señal Colombia se calmó. No hubo escándalo, pero tampoco pasó nada: todavía no sabemos cómo va a ser la nueva Señal. Llevamos 17 meses de este gobierno y apenas algunos embustes digitales con contenidos precarios y que venían de atrás.

Esperamos que en el 2020 los medios públicos despierten y salgan de su letargo. Esperamos que Señal Colombia produzca y cree nuevos formatos, promueva otros talentos, juegue a los contenidos de la identidad y revolucione las pantallas. Todavía es posible que este gobierno apueste por la soberanía audiovisual y respete nuestro saber cultural.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión
orincon61@hotmail.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.