Érase una vez Chicago / Conexión Sonora

Érase una vez Chicago / Conexión Sonora

La última vez que el grupo Chicago tuvo una figuración importante fue en 1988.

Foto:
13 de julio 2018 , 11:53 p.m.

La última vez que el grupo Chicago tuvo una figuración importante fue en 1988 gracias a los temas de Chicago 19, cuarto y penúltimo álbum que hicieron bajo la compañía independiente Full Moon, distribuida por Warner Records, sello que los sacó de ese manto oscuro que los rodeó luego de la muerte de su guitarrista, Terry Kath, en enero de 1978.

La turbulencia los arrastró luego de una década imparable de sucesos en esa inusual carga de vientos mezclada con matices jazzísticos, de rock y pop.

La afectación tras la muerte de Kath estuvo aumentada con el descubrimiento de que James William Guercio, su mánager de siempre y productor de los 11 álbumes que habían grabado, venía robándolos comisionando el 55 por ciento de todos sus ingresos. Chicago pareció perder el rumbo. Hicieron Hot Streets, el primero de sus discos no bautizado numéricamente (Chicago I, II, III…), bajo la producción de Phil Ramone y enfocado en matices más pop-rock, que los alejó de su público y que tras el intrascendente Chicago XIV, en 1980, literalmente hizo que Columbia Records los despidiera.

En 1982 el empresario discográfico Irving Azoff, convencido del potencial del grupo, los firmó para su sello Full Moon, los juntó con el genial compositor y productor David Foster y la fórmula pop funcionó. Entre 1982 y 1987 (con los álbumes 16, 17 y 18), Chicago consiguió siete temas en el top 20 de las listas. Para el último de estos discos habían hecho a un lado a Peter Cetera, su vocalista líder, luego de que asumió un protagonismo y empoderamiento que inocentemente le otorgó Foster.

Chicago 19 fue su último gran momento con el número uno de Look Away, que en el cierre de 1988 fue la canción del año para la revista Billboard. En adelante, con varios cambios en su formación, salvo la presencia de los originales, el saxofonista Walter Parazaider, el trombonista James Pankow y el teclista Robert Lamm, la banda se ha mantenido con grabaciones y giras pero sin la figuración de esos 20 años anteriores.

En el 2016, sus siete miembros creadores fueron introducidos en el Hall de la Fama del Rock and Roll, reconocimiento en verdad justo para lo que fue el Chicago innovador de los años setenta. Lo que hicieron luego fue un asunto casi matemático.

DANIEL CASAS
PERIODISTA MUSICAL@danielcasasc

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.