Colavizza: el caballero de la sonrisa que perdurará

Colavizza: el caballero de la sonrisa que perdurará

El humorista falleció este lunes en Cali. Es recordado por su paso por Sábados Felices.

Enrique Colavizza fallece a los 80 años l EL TIEMPO
Enrique Colavizza

Cortesía Caracol Televisión

01 de octubre 2018 , 11:30 p.m.

A Enrique Colavizza lo llamaron siempre el ‘Caballero de la sonrisa’. Sus casi dos metros de estatura los compaginaba con un talento para el humor gigantesco que este lunes se apagó en Cali, a las 4 de la tarde. Tenía 80 años y llevaba varios días hospitalizado a causa de una neumonía.

“No tengo palabras sino de agradecimiento para él por todo lo que aportó al humor colombiano. Gracias don Enrique”, dijo en su cuenta de Twitter Carlos ‘Mono’ Sánchez, humorista y quien fuera su compañero en una época del programa Sábados felices.

Colavizza siempre fue un mamagallista fino, con un ritmo elegante a la hora de contar chistes y por su estatura muchas veces interpretó a personajes europeos y estadounidenses, así como a políticos, como el ‘Doctor Pantalla’, uno de sus personajes más recordados de Sábados felices.

Fue famosa su imitación de Horacio Serpa durante el sonado caso del proceso 8.000, sumado a la entrañable caracterización de un adulto mayor, con la que siempre se robó el corazón de la gente.

Su carrera como actor empezó en el teatro y en 1967 fue parte del elenco del largometraje La víbora junto a Fernando González Pacheco y bajo la dirección de Alfonso Gimeno. Además, trabajó en las tablas en su natal Cali, pero le encontró el chiste a la vida haciendo reír. Antes intentó con la arquitectura, la ingeniería y hasta fue dueño de una discoteca que se llamó 20-50, en Cali y trabajó en una empresa de cauchos.

Como tenía chispa desde niño, se le ocurrió que podría mostrar un poco de ese talento, y gracias a su amigo William Jiménez, se inscribió en la sección de cuentachistes del programa Sábados felices, del que también fue presentador.

Hizo parte del elenco del espacio más famoso de humor en el país desde 1976 hasta el 2013, cuando comenzó a tener problemas de salud.

“Ayer estábamos felices porque Enrique estaba mucho mejor (después de haber sido hospitalizado en la Clínica Imbanaco). Al mediodía, su esposa, Alba Lucía, le preparó unas costillitas y un rato después nos llegó esa noticia”, comentó la humorista Fabiola Posada. “Era de una serenidad extraordinaria, un amante de la música clásica. (...) De verdad se fue otro de los grandes”, concluyó.

CULTURA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.