Cinco pecados de la televisión / El otro lado

Cinco pecados de la televisión / El otro lado

Estos son algunos errores de los que debemos arrepentirnos en la industria audiovisual.

Ómar Rincón, Crítico de televisión

Ómar Rincón, Crítico de televisión.

Foto:

César Sánchez Carreño

Por: Ómar Rincón
21 de abril 2019 , 10:00 p.m.

Ahora que venimos arrepentidos de todos nuestros pecados y prometemos ser mejores seres humanos en nombre de Dios. He aquí cinco pecados de los que debemos arrepentirnos en la industria audiovisual.

1. No escuchar a las audiencias. La comunicación ha sido desde siempre “ir escuchando”, pero desde que se volvió digital el mandato obligatorio es “escucharás a las audiencias” y “te las tomarás en serio”.

Pero de esto poco ha aprendido el Canal RCN, que prefiere morir en la suya y perder dinero antes que escuchar a sus audiencias que le dicen, ‘con esa politiquería, nop’; ‘con ese cambio de horarios, nop’; ‘con esa copialina de Caracol, nop’. Lo mismo le pasa a la ministra TIC Sylvia Cristina Constaín, quien repite que hace una ley para cerrar la brecha digital (lo cual nadie le critica), pero no responde por qué no crea autonomía e independencia en la nueva autoridad; por qué deja la ANE (Agencia Nacional del Espectro) por fuera de la autoridad; por qué no mete Netflix, Appel TV, Google y Facebook entre los servicios audiovisuales; por qué no crea norma de soberanía audiovisual de contenidos. RCN y ministra, es pecado no escuchar.

2. Creer que la tecnología mata cabeza y salva el mundo. En esta economía naranja que premia la innovación, el emprendedurismo y la pérdida de derechos laborales, se cree que la conexión a internet y un teléfono celular liberan el mundo de corruptos y saca al creador que llevamos dentro.

Y eso no es tan así; más del 90 por ciento de pymes y emprendimientos digitales fracasan. Y es que las tecnologías son maravillosas, pero para convertirse en solución deben construirse primero una cultura y unas condiciones para crear.
No es un acto de generación espontánea; por eso hay tan pocos Steve Jobs, Bill Gates o Mark Zuckerberg. Ir contra el pensar con la propia cabeza y la soberanía cultural es pecado.

3. Defender a los concentradores para acabar con lo público. Se cree que los privados hacen todo bien y lo público, todo mal. Se privilegia la exención de impuestos para los ricos y se clava a los aspiracionales clase medieros. Se vive del ‘ascendismo’ social de portarse bien con las transnacionales de telecomunicaciones (Netflix, Apple Tv, Movistar, Claro, Google) y duro con los pobres (comunitarios y canales
públicos).

Defender el arribismo de funcionarios obnubilados por el poder de los ricos es pecado, defender lo público es virtuoso.

4. Olvidar lo popular. Pensar que toda Colombia ve Netflix, creer que nadie ve televisión nacional, decir que no sabemos hacer televisión… es pecado.
Netflix es de gueto hípster y cada vez hay menos que ver. La televisión nacional sigue siendo el único consumo cultural de la inmensa mayoría de colombianos que no son hípster ni estudiaron en USA.

Y hacemos la mejor televisión de ficción del continente. Hacemos la mejor televisión cultural de América Latina. Denigrar de lo hecho en Colombia es ignorante, arribista y pecado.

5. Y, finalmente, el crítico molesta porque es su oficio, criticar no es un
pecado.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión
orincon61@hotmail.com

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.