‘Border’, una película que tiene magia y rompe reglas

‘Border’, una película que tiene magia y rompe reglas

Un drama con visos de terror y fantasía es lo que propone este filme sueco. Habla su director.

'Border'
Foto:

Metafilm

Por: Cultura
14 de diciembre 2019 , 08:10 p.m.

Hay películas que brillan por escapar de los lugares comunes, por ofrecer historias sin temor a saltar entre géneros o porque son capaces de narrar una historia que parecería cotidiana, pero que está bañada de un misticismo o fantasía sorprendente.

Así se podría resumir el alma de la película sueca 'Border', una aventura extraña para algunos y muy intensa para otros, centrada en Tina, una agente de aduanas que tiene un aspecto físico diferente y a través del olfato puede descubrir la culpa o la mentira de las personas.

A pesar de sentirse relegada al no responder a estereotipos, Tina es muy buena en su trabajo y con eso tiene para convivir en un mundo que cada vez parece no pertenecerle. Todo cambia para ella cuando conoce a Vore, un hombre con el que comparte un poco su apariencia, pero que le genera una extraña fascinación. Ese encuentro dará paso a una aventura cuyos misterios es mejor dejarlos para la audiencia, que ya puede verla en las salas de cine del país.

La empatía con el monstruo, un elemento que se trabajó en la película Déjame entrar (acerca de una niña vampiro y un vecino que se siente fuera del molde) podría ser un elemento vinculante con el propósito de 'Border' –de hecho, ambas fueron escritas por John Ajvide Lindqvist, quien parece estar obsesionado por dedicar su literatura y trabajo como guionista a personajes anodinos que encierran una fuerza poderosa que se revela poco a poco–.

“Creo que el género puede ser un poco complicado”, reflexiona el director de 'Border', Ali Abbasi, en una charla a la que tuvo acceso EL TIEMPO.

“Son dos cosas: un marco creativo y un dispositivo de mercadeo. Si escuchas una ópera de Wagner, puede tener brutalidad, romance, un humor extraño, elementos grotescos, y todo eso forma parte de un trabajo cohesivo. ¿Qué género toca Wagner? Clásico, de final del siglo o algo más. Nunca se trata de una sola cosa, sino de muchas, y Wagner es uno de esos artistas que juntan multitudes en una forma especial y única”.

Aunque muchos reconocen un panorama amplio de géneros (drama, romance, suspenso y fantasía) en su película, Abbasi tiene una visión diferente.

“Nunca vi a 'Border' en términos de mezcla de géneros, aunque gran parte de mi trabajo es mezclar y balancear todos los elementos diferentes para lograr algo completo y coherente. Más que una etiqueta de género, yo diría que es simplemente una película muy europea. Una versión japonesa o americana probablemente se vería muy diferente. Yo me formé con la literatura, y mi cerebro todavía funciona como el de un escritor. De esa forma aprendí a contar historias. Me tomó un tiempo interesarme en las películas, porque cuando estaba más joven era muy arrogante y pensaba que las películas eran solamente para las ‘masas’. En esos momentos pensaba que ver películas era un pasatiempo para personas que no tenían nada que hacer”.

Asimismo, reconoce que cuando llegó al cine estaba interesado en traspasar límites y empujar las posibilidades narrativas de lo que él llama el cine corriente. 'Border' es un buen ejemplo de eso.

“Lo que me interesa es ver la sociedad desde el lente de un universo paralelo, y la cinematografía de género es el vehículo perfecto para eso. Es lo que hace que una película se vuelva más estimulante para mí, más que mis dramas personales o mis problemas. Me gusta experimentar mis pensamientos e impulsos a través de otro cuerpo y en un mundo diferente del mío. Creo que también es interesante el hecho de cortar la conexión con lo personal para lograr la creación completa de arte”, recalca el director, que confiesa un amor incondicional por el cine de Luis Buñuel –“de hecho llamé a mi hijo Luis por él”– junto a la realizadora belga Chantal Ackerman, de quien valora esa manera como transforma la banalidad de la vida a un nivel surreal y absurdo.

“Para mí, 'Border' es acerca de una persona que puede y decide escoger su propia identidad. Trato de no entrar tanto en temas de identidad política. Pero también me gusta creer que en algún punto uno sí puede escoger su identidad. Aunque no busco hacer referencia a discusiones políticas, desde mi juventud he sabido lo que es ser parte de una minoría. Minoría para mí no significa un color diferente, sino una persona diferente. Yo soy la misma minoría en Irán y en Copenhague”, reflexiona Abbasi, que insiste en que no desea irse por las cosas más obvias, sino ver lo que hay detrás o dentro de esas cosas.

“Estoy influenciado por el realismo mágico de Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes y Roberto Bolaño. Vivir en estos países, desde Latinoamérica hasta Irán; ver tantos fraudes y engaños alrededor... de alguna forma pierdes el sentido de lo que realmente es verdad.

Las películas son algo único porque son un espejo que puede ser una simulación muy cercana de lo que es la vida humana. Yo veo a los humanos como una raza de animales muy bien desarrollados, y me interesan las situaciones en las cuales nuestro instinto animal choca con la estructura social”, finaliza.

CULTURA 
En Twitter: ​@CulturaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.