Así se hizo el cómic de la película más famosa de Netflix

Así se hizo el cómic de la película más famosa de Netflix

El creador de la novela gráfica ‘The Old Guard’ cuenta algunos secretos.

The Old Guard

La novela gráfica fue creada por el artista argentino Leandro Fernández junto al guionista Greg Rucka.

Foto:

Netflix

Por: Cultura
22 de julio 2020 , 10:13 p.m.

Me encanta que muchas veces esas personas que tienen un perfil bajo, que están vestidas muy simple (...) Y de repente te encontrás que son extraordinarias y que han hecho algo que es digno de admirar”, reflexiona el artista gráfico argentino Leandro Fernández, uno de los creadores de la novela gráfica ‘The Old Guard’ (‘La vieja guardia’) al guionista Greg Rucka, que sirvió de base e inspiración para la película homónima que estrenó recientemente Netflix.

Posiblemente eso que describe se puede aplicar directamente a él. Es un artista reconocido en el universo de los cómics; ha trabajado con Marvel, con DC Cómics y es considerado uno de los más interesantes del medio por su manejo de las sombras, los contornos y las texturas.

Sin embargo, Fernández es un tipo tranquilo que adora dibujar y que prefiere estar a la sombra, aunque eso no sea algo tan sencillo desde que se estrenó ‘The Old Guard’ en la plataforma de streaming.

La historia de un grupo de guerreros inmortales que no solo deben pelear para vivir, sino que asumen una serie de conflictos muy profundos por las consecuencias de sus dones y por estar batallando en un mundo que parece no aprender de sus errores y mantiene esa necesidad de aniquilarse, fueron los elementos temáticos que desarrolló con Rucka en esa saga de historietas de cinco volúmenes.

The Old Guard

Así es Andy en la novela gráfica. 

Foto:

Netflix

Sin embargo, reconoce que cuando vio la película pudo sentir las emociones que siempre buscó en los bocetos. Theron interpreta a Andy, la líder de esos guerreros y el foco de los traumas que conlleva no morir, luchar sin parar y perder a seres queridos durante diferentes etapas de la historia.

Le puede interesar: La Cómic-Con de San Diego se podrá vivir desde casa 

La película ha sido número uno de Netflix y tiene muchas posibilidades de convertirse en una saga. Ese nivel de exposición no atemoriza a Leandro Fernández, ya que para calmar cualquier ansiedad están el papel y el lápiz.

“Cuando encaramos ‘The Old Guard’ siempre tuvimos claro que iba a ser una apuesta de autor, sin concesiones y nosotros imponiendo las reglas. Soy un obsesivo del uso de la luz y las sombras en pro de la narrativa”, recalca, revelando que siempre trabaja en blanco y negro, pero eso sí, tiene un contacto muy claro con la colorista Daniela Miwa.


“Somos muy estrictos en la elección de la paleta de colores. El cómic tiene una estética muy particular, no es realista y no me interesaba hacer una fotonovela, sino dibujos con los que he llegado hasta lo grotesco. Igualmente quería que Andy como los otros personajes fueran fáciles de reconocer y mostrarlos a la vez lo más simples posible, ya que no pretenden tampoco llamar la atención”, insiste.

The Old Guard

La paleta de color es muy impactante.

Foto:

Netflix

“La inmortalidad es algo que al principio se puede disfrutar, pero con el paso del tiempo qué pasa con los que están solos, los que están acompañados. ¿Qué los motiva a seguir adelante?”, reflexionó.

“También queríamos que los personajes fueran particulares, con una especie de voz también particular. Que de alguna manera pudiera sentir el lector de la novela gráfica. No eran bellos realmente, su rostro reflejaba el hastío, el dolor y la soledad (…) Fue una sorpresa cuando me dijeron que la protagonista sería Charlize Theron”, recuerda.

The Old Guard

Leandro Fernández estuvo en el rodaje de la película.

Foto:

Netflix

Leandro Fernández estudió diseño gráfico, pero desde pequeño tuvo un amor incondicional por las historietas y el cine. “Cuando veíamos una película –antes del VHS– en el mejor de los casos, lo podías hacer solo una vez. Quedabas entusiasmado y no tenías nada más. Entonces, querías volver a ella”, explica. Y la mejor manera de lograr eso, era buscando unas revistas que emulaban la película.

The Old Guard

 Charlize Theron afronta una trama llena de acción y ciertos toques de fantasía.

Foto:

Netflix

Mi trabajo es dibujar historietas. Ellas tienen un valor propio como obra terminada y realmente no debemos esperar a que llegue la película para conocerlas

“Al tener esa historieta te dabas el tiempo en el que podías avanzar, devolverte y ver algo con mayor atención, eso era algo que me entusiasmaba”, agrega el artista, que con los años pudo leer las historietas de ‘Ásterix’ o de ‘Lucky Luke’ que guardaba su padre y una colección de clásicos de la literatura, pero en cómic.

También puede leer: Con 'Maldita' Netflix da un salto a la épica con mirada femenina

Ahora asimila toda la atención por la película. Pudo estar en el rodaje, conoció todo el equipo y fue de alguna manera asesor en muchos aspectos.

“Estuve involucrado, algo poco frecuente. Mi trabajo es dibujar historietas. Ellas tienen un valor propio como obra terminada y realmente no debemos esperar a que llegue la película para conocerlas, pero si hay gente que va a descubrir el cómic o la novela gracias a esto, a mí me encanta eso y me hace sentir orgulloso de hacerlo”, finaliza.

Andrés Hoyos Vargas
@AndresHoy1

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.