Secciones
Síguenos en:
‘Amparo Arrebato’ en los pasos de Martha Isabel Bolaños
Martha Isabel Bolaños y Ómar Murillo. La actriz contrató a un profesor de salsa para aprender los pasos que hicieron famosa a la bailarina.

Ómar Murillo y Martha Isabel Bolaños. La actriz contrató a un profesor de salsa para aprender los pasos que hicieron famosa a la bailarina.

Foto:

Telepacífico

‘Amparo Arrebato’ en los pasos de Martha Isabel Bolaños

Telepacífico estrena el 9 de diciembre, a las 8 p. m., la serie inspirada en la bailarina de salsa.

La actriz Martha Isabel Bolaños iba saliendo de Cali, a finales del año pasado, y antes de partir miró hacia arriba y dijo: “Qué rico que me saliera un proyecto aquí y ojalá bailando salsa”.

Y se fue. Llevaba 26 años fuera de su ciudad natal, 25 viviendo en Bogotá y uno en México. “Es más, yo estaba mexicanísima y hasta alejada de la salsa, pero ese viaje me reconectó”.

Volvió a Ciudad de México, donde estaba construyendo una nueva vida, y cuando anunciaron los cierres de cielos salió corriendo para Cali, “con una maleta muy básica, la más básica, pensando que era un asunto de un mes”.

Regresó para quedarse con su mamá y su abuelita, y en el encierro volvió a bailar salsa para quemar calorías. “Me dio por hacer un video que resultó un éxito en redes, y es ahí cuando Julio Echeverry (actor y productor costeño) me llama para decirme que si quiero ser Amparo Arrebato”.

El ofrecimiento la llevó a una pregunta: ¿cómo hacía el casting?, pero él le dijo: “No hay. Eres la protagonista de una serie que se llama Amparo Arrebato. Lo importante es que nos ganemos la licitación. Estamos concursando”.

Los sueños a veces se cumplen. Y este se le hizo realidad a Martha Isabel Bolaños (Cali, 28 de diciembre de 1973), que se dedicó a buscar la historia de la bailarina caleña. La producción se estrena este 9 de diciembre, a las 8 p. m., por Telepacífico, canal que la hizo en asocio con Echeverry, Lucho Velasco, David Vergara y Óscar Rodríguez, de Containers Films.

La serie, dirigida por otra vallecaucana, Liliana Bocanegra (La reina del flow, La esclava blanca, Celia, La Ronca de Oro), no es exactamente una biografía de Amparo Ramos Correa, quien fue conocida como Amparo Arrebato, sino un reconocimiento a la mujer caleña trabajadora, bailadora, luchadora, “un homenaje a las artistas que tienen que trabajar en la noche y por eso son estigmatizadas, pero que se enorgullecen de ese trabajo para sacar adelante a su familia”, dice Bocanegra.

“Además, es que Amparo Arrebato, como tal, es la imagen de la brisa caleña de las 5 de la tarde, la que hace mover el pelo y el vestido y se termina caminando al son de esa brisa”, sigue.

Para ella también fue un regreso emocional. Su mamá, Josefina Velásquez de Bocanegra, estaba muy enferma, y trabajar en Cali y Jamundí (en esta última población se hicieron la mayoría de grabaciones) le permitió estar a su lado en sus últimos días, despedirse y “homenajearla con el rodaje”.

No había estado del todo alejada. En el corregimiento de Amaime grabó escenas de La esclava blanca y en Buga, La Ronca de Oro, pero nunca había trabajado con Telepacífico.

“Esto fue distinto, muy caleño en todo”, afirma. Y en 15 capítulos de media hora y solo con la fuerza con la que la caleñidad lo puede contar, esta historia de baile muestra cómo una mujer puede ser tan famosa e importante que músicos como Richie Ray y Bobby Cruz la inmortalizaron.

La canción se llama Amparo Arrebato y está en uno de los discos más exitosos del dueto salsero, Agúzate. Ellos realmente nunca dejaron claro por cuál de las dos Amparos la habían hecho, pues hubo otra Amparo, de apellido Caicedo, que también fue conocida como Amparo Arrebato.

Yo sentí que estaba lista para ser esta Amparo Arrebato –dice Bolaños– y me permitió desencasillarme, me dio la oportunidad de ser la bailadora con sabor, pero también una madre y mujer trabajadora. Liliana me ayudó mucho a no caer en el estereotipo y a poder hacerles homenaje a tantas mujeres que han construido la historia de mi ciudad”.

La actriz afirma que se dedicó a crearla, a ponerle emociones y su alma, “y a aprender sus pasos, para eso contraté un profesor de salsa. Sé que habrá críticas, pero creo que es importante sentirse a gusto con lo que uno hace, y este personaje me hizo muy feliz”.

Luis Fernando Salas, Luis Velasco, Julio Echeverry, Marilyn Patiño y Ómar Murillo también hacen parte del grupo actoral, así como una gran cantidad de jóvenes talentos vallecaucanos, “un grupo importante que me enseñó mucho”, dice Bocanegra.

Apenas se empezaron a levantar las normas más duras de la pandemia se iniciaron las grabaciones, con exámenes permanentes para todas las personas del rodaje, buscando minimizar los riesgos.

(Le recomendamos: Brayan Torijano, el bailarín a quien la salsa lo salvó de la muerte).


Tanto Bocanegra como Bolaños dicen que fueron los 18 días de rodaje más felices de sus vidas. Y esperan que quienes vean la serie lo hagan pensando en los bailadores caleños, constructores de identidad.

Para la actriz, además, este personaje es una forma de dejar atrás su rol en Yo soy Betty la fea, que la hizo tan famosa. “Estoy muy agradecida con él, pero ya es hora de otros momentos”. Es hora de ver sus nuevos pasos.

Amparo Arrebato, la original, se llamaba Amparo Ramos y murió en 2004, en Cali, por problemas coronarios.

Amparo Arrebato, la original, se llamaba Amparo Ramos y murió en 2004, en Cali, por problemas coronarios.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Cultura

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.