Cerrar
Cerrar
El arte de escribir una obra con lapicero
Serrar la horca o el cadalso’ analiza la sanación y la venganza, pasando por la salud mental. Dos amigos se separan y cuando se unen de nuevo hay una gran cantidad de vacíos.

'Serrar la horca o el cadalso’ analiza la sanación y la venganza.

Foto:

Manolo Zota

El arte de escribir una obra con lapicero

'Serrar la horca o el cadalso’ analiza la sanación y la venganza.
FOTO:

Manolo Zota

LoperaSánchez habla de 'Serrar la horca o el cadalso', que presenta en el Teatro Libre del Centro.

'Serrar la horca o el cadalso' fue, en primera instancia, un escrito de 180 páginas con lapicero. Su autor, LoperaSánchez (Andrés Lopera Sánchez, guionista y productor), comenzó a darle vueltas a la idea de la sanación y la venganza, representada en dos amigos que se alejan y se traicionan.

Alguien que quiero mucho, alguien muy cercano, es un sanador impresionante

“Fue una construcción muy tranquila que se fue gestando durante muchas sesiones de lo que yo llamo escritura automática”, dice el autor, un proceso que empieza con “coger el esfero, ‘pensar’ con él durante 30 minutos y hacer tres páginas manuscritas alrededor de alguna idea, concepto o historia que esté construyendo. Al día lo hago una, dos, tres veces”, cuenta.

El resultado es un montaje de un poco más de una hora que puede verse en el Teatro Libre del Centro hasta el 6 de noviembre, una experiencia que tiene que ver un poco con lo sobrenatural, algo que para el autor no es más que un “truco de mercadeo en el que hemos vivido desde el principio de los tiempos, y que, básicamente, es lo que se cobija dentro de lo que está más allá de nuestra comprensión como seres racionales”.

Pero como artista (es el guionista del documental 'Vallenato: del Valle de Upar al mundo' y de la serie 'Adulto contemporáneo', entre muchas otras), es muy sensible y cree, por ejemplo, en la sanación: “Alguien que quiero mucho, alguien muy cercano, es un sanador impresionante; he visto cambios y transformaciones en seres humanos que exceden nuestra comprensión: hechos sobrehumanos. Todo el día y todos los días para mí son un evento sobrenatural, un milagro: voy caminando por la vida, voy viviendo en esta realidad que me rebasa, en la que camino y escribo, y en la que voy descubriendo, viendo y sintiendo cosas que no entiendo, y que me encantan, me fascinan”.

(Tal vez quiera leer: ‘El Sietecolores’, una historia que habla de nuestras violencias).

Son las palabras de un hombre que, indagando en su hoja de vida, se graduó de administrador de negocios en Eafit, en Medellín, donde fundó su cine club, y trabajó en el sector financiero durante ocho años hasta que abandonó los números y quedó atrapado por las historias.

Serrar la horca o el cadalso habla de Barnat, un hombre que tiene el don de la sanación, pero al ponerla en práctica le afecta su salud física y mental.

Aresh es su mejor amigo y lo apoya en la decisión de abandonar su don de sanar. Pero un día, la mamá de Aresh se enferma y Barnat se niega a curarla.
Los amigos rompen su vínculo, pues Aresh se siente traicionado. Se alejan. Muchos años después, este último sabe que tiene una enfermedad terminal y su único deseo es cobrar venganza. Vuelven a verse y todo camina entre la manipulación y los recuerdos.

La relación del ser con la enfermedad y la muerte, los comportamientos sociales, la salud mental, la soledad, el éxito y la espiritualidad son algunos de los temas que se ven en el montaje, a través de los actores Juan Pablo Acosta, Mónica Giraldo y Esmeralda Acosta, bajo la dirección de Martha Leal, maestra en arte dramático con más de 30 años de experiencia como actriz y que ahora se pone al frente de una obra.

Porque, entre otras cosas, cuando LoperaSánchez estaba escribiendo la obra, Leal le dijo que había una convocatoria para montajes teatrales y que ella quería dirigir. No ganaron, pero esas 180 páginas escritas con lapicero fueron organizadas y reorganizadas durante cinco días (tiempo que tenían para enviar su propuesta) y así nació con nombres y apellidos Serrar la horca o el cadalso.

Para su autor, la obra es “magia pura, escrita en mayúsculas, porque cuando los conceptos de venganza y sanación se miran y se evalúan a través de la visión del bien común, del bien particular o del bien personal, surgen unos movimientos dentro de la amistad para ser amigos, luego para no serlo y luego para reencontrarse… Entonces es una historia dura porque, además de todo esto, están otros conceptos presentes dentro de la obra: la lealtad, por un lado, y el miedo a la muerte, por otro, y esa relación tan extraña que tenemos con la vida”.

(Le puede interesar: Llega a los cines la delirante ‘Rebelión’ emocional de Joe Arroyo).

Después de cinco guiones de largometraje escritos y producidos, igual número de documentales, cuatro series de televisión y varias series web, “esta es mi segunda obra de teatro escrita y la primera que llevo a las tablas”. Y de la que se siente muy orgulloso.

¿Dónde y cuándo?

Hasta el 6 de noviembre. Viernes y sábado, 7:30 p. m. Domingo, 5 p. m. Teatro Libre del Centro. Calle 12B n.° 2-44, Bogotá. Boletas: atrapalo.com y taquilla del teatro.

CULTURA

También puede leer:

- Estrenos de Netflix en noviembre, además de 'The crown'.

- Doria, 70 años de la pasta más famosa de los colombianos.

- Nicolás de Zubiría: 'Cuando ahorraba un peso, lo gastaba en ingredientes'.

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.