El maravilloso viaje en ‘Un tranvía llamado deseo’

El maravilloso viaje en ‘Un tranvía llamado deseo’

Desde este 8 de octubre se presenta, en el Teatro Colón, este clásico de Tennessee Williams.

Juan Pablo Urrego y  Marcela Mar, protagonistas de la obra.

Juan Pablo Urrego y Marcela Mar, protagonistas de la obra.

Foto:

FOTO: ABEL CÁRDENAS. EL TIEMPO

Por: Cultura
07 de octubre 2019 , 06:14 p.m.

Desde 1947, cuando se estrenó Un tranvía llamado deseo, de Tennessee Williams, el personaje de Blanche du Bois ha hecho un camino en el cual sus derrumbes económico y emocional marcan los escenarios en los que se ha presentado el montaje, que también fue al cine.

Esta caracterización tan fuerte es el eje fundamental de la obra de Williams, que desde su presentación ha marcado un momento importante en la dramaturgia.

Blanche du Bois es una mujer atormentada que vive de un pasado que solo le dejó tristezas: la pérdida de sus bienes por malos manejos de sus ancestros, la mentira que fue su matrimonio, pues descubrió a su esposo en una relación homosexual, y su propia aventura con uno de sus alumnos, que hizo que la despidieran de su trabajo. Todo lo anterior la lleva al abismo.

Y ese abismo se profundiza cuando, argumentando que fue enviada de vacaciones por su jefe, pues necesita descansar, llega, en el tranvía llamado Deseo, a la casa de su hermana Stella (casada con un polaco inmigrante, Stanley), en un viejo inquilinato del barrio Francés de Nueva Orleans.

Una versión de este clásico se hará ahora en Colombia, desde hoy en el Teatro Colón, con Marcela Mar en el personaje de Blanche du Bois, “una caracterización icónica. Yo creo que Blanche es para una actriz lo que Ham-let es para un actor. Se trata de algo muy especial”, dice Mar.

Esta caracterización tan fuerte es el eje fundamental de la obra de Williams, que desde su presentación ha marcado un momento importante en la dramaturgia

Para ella, Blanche du Bois “encarna ese terrible drama de una mujer que a los 40 años se siente vieja, que es además alcohólica, nerviosa y vive en un mundo de fantasía, alguien a quien le han hecho mucho daño a lo largo de su vida”.

Y agrega: “(tras ser escogida) me sentí muy afortunada y empecé a trabajar pensando cómo se vería Blanche en mí. Comencé a mirar mucho cine de los años 50 para entender cómo moverme y cómo era el glamur del viejo Hollywood con sus musicales y aprender un poco la expresión corporal y la cabeza de estas mujeres de esa época, de lo que esperaban de una relación con un hombre, algo que ha cambiado mucho”, agrega.

Dirigida por Diego León Hoyos, también actúan Angélica Blandón, Juan Pablo Urrego, Héctor Sánchez, Gloria Gómez y Alberto Saavedra, mostrando un mundo desgarrado donde los personajes, casi que sin darse cuenta, se acostumbran a un mundo peor.

Para Hoyos, que tiene una especial pasión por los textos de Williams, “porque fue el relator de los momentos más trascendentales del siglo XX, Un tranvía llamado deseo es un mensaje con una visión muy aguda desde los marginados, no solo sociales, sino los del alma, acorralados en los rincones de su vida por sus desdichas y sus pasiones”.

Hoyos dice que es un verdadero honor estar al frente de esta obra, y más de un texto de Tennessee Williams (ya había dirigido en el Teatro Popular de Bogotá la obra El zoológico de cristal, del mismo autor), “y más mostrando la sensibilidad un mundo que sigue conflictivo, donde así como brota lo peor de la condición humana, también emerge lo mejor, que es la la condición del amor”, afirma.

Dirigida por Diego León Hoyos, también actúan Angélica Blandón, Juan Pablo Urrego, Héctor Sánchez, Gloria Gómez y Alberto Saavedra

“Hay que entender, además, que continúa siendo una obra vigente y que está llena de significados, no solo la Nueva Orleans de los años 50, sino, incluso, de nuestro entorno, porque Blanche puede ser una señora de cualquier ciudad colombiana, por eso la descentramos un poquito del ámbito de Estados Unidos, para darle una universalidad y vigencia más allá del tiempo”.

Por su parte, Gloria Gómez, que interpreta a la casera del edificio en el que vive Stella, este personaje es un regalo de la vida, “no solo porque es la persona que ayuda a la hermana de Blanche, sino por el significado de esta obra para el teatro mundial, y por volver a actuar en el Colón, donde no lo hacía desde los años 70”, asegura.

Marcela Mar, a su vez, no juzga a su personaje ni su compleja salud mental. “Hay que analizar su falta de empatía y qué la ha llevado a eso, y a nosotros mismos por señalar a alguien distinto”.

Se siente agradecida de ya poder ponerse en los zapatos de un personaje de este calibre, que parece tener la vida en contra.

¿Dónde y cuándo?

Hasta el 27 de octubre. Martes a viernes, 7:30 p. m. Sábado, 4 y 7:30 p. m. Domingo, 4 p. m.

Teatro Colón, calle 10 n.° 5-32, Bogotá.

Informes: tuboleta.com. Boletas: de 30.240 y 62.820 pesos.

CULTURA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.