Llega al país el ‘escultor de la luz fluorescente’

Llega al país el ‘escultor de la luz fluorescente’

Dia Art Foundation y el Museo de Arte Moderno de Medellín traen 18 obras de Dan Flavin.

Sin título (para ti, Heiner,  con admiración y afecto)’, obra de 1973.

Sin título (para ti, Heiner, con admiración y afecto)’, obra de 1973.

Foto:

Foto: Bill Jacobson

Por: Cultura y entretenimiento
09 de julio 2019 , 11:16 p.m.

Los colores de las luces rosado, azul, rojo y amarillo brillaron en los trabajos de Dan Flavin (1933-1996, Nueva York). “Conocido como el ‘escultor de la luz fluorescente’, vinculado al movimiento minimalista, hizo de esta el eje de su obra, mostrando así el papel que desempeñaban los materiales tecnológicos cotidianos en el arte”, define Emiliano Valdés, curador del Museo de Arte Moderno de Medellín (MAMM).

Precisamente, en este espacio de la capital antioqueña se inaugurará el próximo miércoles 17 de julio la exposición Dan Flavin. Espacio y luz, que reúne 18 de sus obras, traídas desde Nueva York.

El lunes pasado, mientras hablaba con EL TIEMPO, Valdés sacaba de las cajas en las que llegaron las obras con un delegado de Dia Art Foundation (DIA), que apoya la muestra. También recibieron el apoyo de Terra Foundation for American Art.

DIA, que guarda 75 obras de Flavin, fue creada en 1974 “para ayudar a los artistas a lograr proyectos visionarios que de otro modo no podrían realizarse por su escala o alcance. La colección y la programación de DIA están marcadas por las relaciones con artistas cuyo trabajo alcanzó notoriedad en las décadas de los 60 y 70”, anota el MAMM.

“Desde hace varios años queríamos traer una muestra de Flavin, pionero en la utilización de luces fluorescentes como instrumentos artísticos”, dice Valdés, y agrega: “Sus obras son importantísimas en el sentido histórico del arte, generando una experiencia conmovedora”.

La muestra estará en dos espacios de la sala de Fundiciones y conmemorará los 10 años que el museo cumple en Ciudad del Río, en una antigua siderúrgica. “Queríamos encontrarnos y sentirnos con nuestros visitantes en medio de esta obra tan inusual y especial, hecha del movimiento de la luz”, comenta.

Dan Flavin, quien nació y falleció en una ciudad tan luminosa como Nueva York, se inició, como muchos artistas, haciendo acuarela, collage y fotografía. Pero fue en 1961, tras una muestra individual en la Gran Manzana, comenzó a realizar su primer trabajo con luces tipo bombilla, acompañadas por lienzos blancos.

“Él toma las tradiciones de la pintura y la escultura, y primero trabaja con bombillos incandescentes o fluorescentes. Luego quita todos los elementos y deja solo la luz”, explica Valdés.

“Su trabajo, además, es un quiebre gigantesco, pues apela a esas obras que son partículas que vibran, nada más, y llega a lo más profundo. En estos momentos de confusión, de desencanto, el tema de volver a lo esencial, a la luz, a lo que nos permite ver, es un llamado no político, sino más hacia el espíritu, a la comprensión de fenómenos alrededor de nosotros, a las partículas, a los átomos, que no son tan distintos de lo que estamos hechos”, dice Valdés.

La muestra solo tendrá 18 obras, “porque necesitan espacio para entender cómo la luz le pega a la pared, y, además, por costos de movilización y seguros. Por tratarse de un artista tan importante, estos últimos son muy caros”, argumenta el curador.

Pero Valdés dice que estas piezas ayudarán a contar una gran historia, pues están entre las primeras que Flavin hizo con luz y tienen su propia narrativa. “Se empieza por el principio”, dice.

Entre las que se verán está Diagonal, de 1963. Además, “habrá creaciones que están relacionadas con las esquinas, que son lugares importantes para los artistas del minimalismo, que nos hacen pensar en relaciones más precisas y exactas en puntos aparentemente raros e incómodos y ellos nos demuestran que la esquina es importante, algo que viene de los constructivistas rusos”, dice.

Para el MAMM, esta será “una experiencia fenomenológica, en la que la obra debe ser encontrada, más que solo vista, por los espectadores”. De ahí que una de las obras más importantes y a la vez complejas de Flavin, Sin título (para ti, Heiner, con admiración y afecto), de 1973, llega al país el ‘escultor de la luz fluorescente’. Esta obra se extenderá a lo largo 33 metros de la sala de Fundiciones.

Valdés dice que se siente como levantando un “arte mayor” al poder traer a Colombia la obra de Flavin. “El arte tiene maneras de volverse imprescindible en la historia: innovando, tocando temas que no hayan estado presentes o que sean urgentes, o innovando en la propia práctica artística, y eso fue lo que Dan Flavin hizo”.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO@CulturaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.