‘Macbettu’, una carnavalesca y profunda mirada a Shakespeare

‘Macbettu’, una carnavalesca y profunda mirada a Shakespeare

El dramaturgo Alessandro Serra habla de su experiencia revisitando la clásica tragedia teatral.

Obra ‘Macbettu’

Una escena un poco minimalista sirve de contexto para esta reflexión acerca de lo humano y sobrenatural que plantea la obra.

Foto:

Cortesía Alessandro Serra

Por: Andrés Hoyos Vargas
28 de marzo 2018 , 10:20 p.m.

Hace 12 años el dramaturgo italiano Alessandro Serra estaba atrapado entre la algarabía y la extraña solemnidad que revelaba un carnaval en la región de Barbagia, en Cerdeña.

Pero mientras disparaba su cámara fotográfica –porque durante un tiempo la fotografía y el cine también fueron sus pasiones– para atrapar los momentos de un ritual antiguo para ahuyentar el mal, tuvo la idea de crear una pieza teatral.

Aunque el reto no iba a ser fácil, ya que no se trataba de cualquier montaje, sino de una obra que retoma la famosa puesta en escena de ‘Macbeth’, de William Shakespeare, y que en las manos de Serra fue bautizada como ‘Macbettu’.

Las hipnóticas imágenes de hombres con pieles de animales, máscaras oscuras y ataviados con grandes campanas en la espalda que engalanaban la fiesta fueron cruciales en el desarrollo de esta nueva tragedia acerca del poder y sus venenos.

Un montaje que, sin embargo, en manos de Alessandro Serra y su compañía se hizo la promesa de explorar otros terrenos de forma y de narración.

“En realidad, nuestro espectáculo se crea a partir de arquetipos y de esa amalgama que produce la vida, la muerte y ese mecanismo de sentimientos que Shakespeare siempre fue capaz de contar”, explica el autor, quien precisamente estrena este montaje escénico en el marco de la XVI edición del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá.

Lo interesante es que la pieza no pretende reafirmar una lectura política o del poder como eje natural de su trama. Así lo explica el dramaturgo italiano, que sin embargo, no se deslinda del todo de un halo histórico, pues su ‘Macbettu’ realza la tradición del teatro isabelino, en el que todas las escenas son interpretadas por hombres.

Se crea a partir de arquetipos y de esa amalgama que produce la vida, la muerte y ese mecanismo de sentimientos que Shakespeare siempre fue capaz de contar

“No hay tanto una intención filosófica o de reflexión acerca del poder o la política –insiste–, pues esta es una pieza que se acerca más a la experiencia sonora y visual (...). No me interesa tanto el simbolismo como sí el símbolo. Quisiera que la gente tenga un reencuentro con un espíritu de lo que es antiguo, de lo que ha sido olvidado”, explica el dramaturgo, reflexionando acerca de la naturaleza de este trabajo teatral, aunque la propuesta escénica también es capaz de traspasar los linderos de la tragedia y ofrecer otros tonos.

“Tenemos un elemento cómico que parece aligerar un poco los acontecimientos, es cierto que esto no es tan shakesperiano, pero sí está ligado a la naturaleza carnavalesca que es de donde viene la inspiración y que también está ligada a detalles como el hecho de que en esas festividades eran solo hombres los que asumían todos los papeles de los desfiles en Cerdeña”, agrega, reafirmando el porqué de tener solo actores masculinos en escena.

Humor, violencia y silencio

“También hay un elemento crudo y violento, que configura dos extremos muy interesantes para el público, pues generan una serie de sentimientos”, dice, el dramaturgo de 42 años que lleva dos décadas con la compañía Teatropersona.

“Recuerdo que en un principio tuve un poco de miedo a la reacción de la gente a ese aspecto cómico del que hablé y un silencio milagroso dentro de la trama, que hace que el presentador quiera escuchar algo y se concentre, no hable, no respire, sobre todo en una época en la que en el teatro se convive con cierto ruido, con las voces de algunos que conversan; con el sonido de los teléfonos celulares tomando una foto o vibrando”.

Para él, es muy importante la reacción del público: las sonrisas, el mutismo en una u otra escena o el rostro de sorpresa en algún paraje muy melodramático.

“El montaje de todo el espectáculo está concebido en las reacciones del espectador, esa es una fuerza fundamental en todo esto”, recalca Serra, antes de revisar los últimos detalles en un escenario en el que el metal, el polvo y el sonido de la naturaleza acompañan a tres brujas que van a adelantar el destino del protagonista.

El montaje de todo el espectáculo está concebido en las reacciones del espectador, esa es una fuerza fundamental en todo esto

Personajes que representan lo grotesco, lo extraño, pero también lo irreverente y divertido, en un tono oscuro y no exento de una extraña espiritualidad, que termina siendo la semilla de todo el espectáculo.

Dónde y cuándo

Últimas funciones: jueves y viernes, 8:30 p. m. Teatro Colsubsidio. Calle 26 n.° 25-40. Boletas desde 50.000 hasta 120.000 pesos.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
EL TIEMPO
En Twitter: @AndresHoy1

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.