Secciones
Síguenos en:
‘El coronel no tiene quien le escriba’: dolor de país en el teatro
Laura García y Germán Jaramillo representan muchos dolores. Ambos han perdido a Agustín, su hijo, y de él solo les queda un gallo.

Laura García y Germán Jaramillo representan muchos dolores. Ambos han perdido a Agustín, su hijo.

Foto:

Teatro Colón

‘El coronel no tiene quien le escriba’: dolor de país en el teatro

Laura García y Germán Jaramillo representan muchos dolores. Ambos han perdido a Agustín, su hijo.

La adaptación de Verónica Triana del libro de Gabriel García Márquez llega al Teatro Colón.

“La mujer del coronel es una mujer sin nombre y, aún así, está a la altura de cualquier heroína griega, de una Medea, de todas las que crearon Esquilo, Sófocles y Eurípides. Ella se muere de hambre y se muere de asma, y de dolor de haber perdido a su hijo”.

Es la voz de Laura García, que le dio su fuerza a esta mujer y la pone en el escenario del Teatro Colón, en 'El coronel no tiene quien le escriba', adaptación de la novela de Gabriel García Márquez que se presentará en los 129 años del escenario bogotano, del 12 al 24 de octubre.

“Ella es el polo a tierra de esa casa en la que vive con el coronel”, sigue. Su personaje, tanto en el libro como en este montaje de Dramax, la empresa de Jorge Alí Triana, con sus hijos Verónica y Rodrigo, tiene voz nueve meses después de la muerte de Agustín, su hijo con el coronel, que era quien sostenía la casa.

***
“Esos malditos gallos fueron su perdición”, gritó. “Si el tres de enero se hubiera quedado en la casa no lo hubiera sorprendido la mala hora”. Dirigió hacia la puerta un índice escuálido y exclamó: “Me parece que lo estuviera viendo cuando salió con el gallo debajo del brazo. Le advertí que no fuera a buscar una mala hora en la gallera y él me mostró los dientes y me dijo: “Cállate, que esta tarde nos vamos a podrir de plata”. 'El coronel no tiene quien le escriba'.
***

Laura García sigue: “Para sobrevivir, empieza a pensar en vender cosas de la casa para que no se mueran de hambre: el reloj, un cuadro, hablar con el cura del pueblo para que le deje vender los anillos del matrimonio y él le dice que es pecado negociar las cosas sagradas. El coronel es idealista, come de la dignidad y la ilusión no alimenta. Ya no les queda nada, solo el gallo que era de Agustín”.

(Tal vez quiera leer: Jorge Plata: caballero, genio y figura, y un gran rey Lear)

La reconocida actriz, una de las más importantes del país, ha sido muy cercana a la obra de García Márquez. “Había algo de complicidad regional por parte de mis abuelos, que eran costeños. Mi papá incluso trabajó con parientes de Gabo, y en 1991, un día me llamó Julio Sánchez Cristo para decirme que García Márquez me quería conocer. Nos citamos en el Club Libanés”.

Además del escritor y Sánchez Cristo estaban Juan Gossain y Ricardo Camacho, director del Teatro Libre. “Ahí nació mi participación en 'Diatriba de amor contra un hombre sentado', que hicimos tres años seguidos por muchos países. Ya se había montado una versión en Argentina, que no fue tan exitosa, pera la nuestra sí porque tenía mucho humor y eso sí que es importante”, cuenta.

Después estuvo en 'La cándida Eréndira y su abuela desalmada', como la abuela, en el Gala Theatre, de Washington, y también fue Úrsula Iguarán en 'La Casa'.

Tanto García como Jorge Alí Triana, afirman que 'El coronel no tiene quien le escriba' era una de las favoritas del escritor. “Una pieza de relojería, un anillo de oro purísimo, completamente redonda, con la atmósfera de ese pueblo (Sucre, Sucre) abandonado por la mano de Dios y a orillas del río”, cuenta García.

Triana resume el libro y el montaje en la vida misma de García Márquez y su conocimiento sobre la obra: “Muestra el prodigio de un hombre que a los 30 años escribe este libro con una gran profundidad para entender el personaje del coronel cuya esperanza de vida es una pelea de gallos, y el gallo representa la metáfora de la existencia y la resistencia”.

Agrega que García Márquez siempre dijo que, precisamente, esta era su obra maestra, “porque estaba conectado con su vivencia. Él era el corresponsal en París cuando Rojas Pinilla cerró los periódicos, y se quedó esperando que le mandaran plata. La señora de la pensión donde vivía le permitió vivir en la buhardilla y él se puso a escribir, pensando que algo saldría”.

La espera del coronel viene de una experiencia personal. “Su abuelo, el coronel Nicolás Márquez, esperaba su pensión. Gabo quiso hacer una comedia, pero cuando vivió el hambre en carne propia, la cambió y, además, puso la pérdida de un hijo que tuvo su novia de entonces, la actriz española Tachia Quintanar”, agrega Triana.

***
“El coronel se metió en la hamaca a leer los periódicos. –Hay que esperar el turno –dijo–. Nuestro número es el mil ochocientos veintitrés (sobre su pensión). –Desde que estamos esperando, ese número ha salido dos veces en la lotería –replicó la mujer”. 'El coronel no tiene quien le escriba'.
***

Y el coronel de este montaje es Germán Jaramillo, exitoso actor colombiano residente en Estados Unidos. No es que no venga a Colombia, lo hace, pero poco, y cuenta que esta vez llegó hace tres meses, y se ha conectado de nuevo.

(Le puede interesar: Ricardo Camacho: ‘el teatro y el arte sobrevivirán a todo’)

El coronel es un personaje que ya hizo en el 2018, con la adaptación de Verónica Triana (hija de Jorge Alí Triana) en Estados Unidos, “fiel al libro, tanto que no hay palabra que nos sea del autor. Y yo me adapté bien al personaje, que significa mucho en mi carrera, a mis casi 70 años. Es como la cima luego de haber hecho grandes personajes de la literatura universal. Lo tomo como un viaje a la raíz, porque es tan hondamente humano y colombiano”.

Y porque, además, 'El coronel no tiene quien le escriba' refleja en buena parte lo que ha sido el Estado siempre: un coronel, que sirvió a la patria, queda abandonado a su suerte esperando una pensión a la que tiene más que derecho, pero que no llega.
Jaramillo lo ve así: “El coronel y su esposa son un par de ancianos abandonados, olvidados, excepto por los amigos de Agustín. Y está el gallo, que es como el hijo revivido, aunque para la mujer sea una tragedia, para él es el símbolo de la esperanza, de un mundo distinto”.

El coronel y su esposa son un par de ancianos olvidados, excepto por los amigos de Agustín. El gallo es como el hijo revivido, aunque para la mujer sea una tragedia

Cuenta que cada vez que vuelve a 'El coronel no tiene quien le escriba', en la página que lo abra, “me atrapa. Cuando Jorge Alí me propuso hacerlo en Nueva York, estaba muy alejado de la literatura colombiana  y fue un redescubrimiento del texto, de ser humilde y paciente. Ahora, acá, vuelvo y veo sus personajes de naturaleza profunda y hasta de humor en medio de las dificultades”.

Laura García afirma que la obra es también un homenaje a las madres que pierden a sus hijos. “Nosotros somos huérfanos de nuestro hijo, le dice ella al coronel, y pienso en las madres de Soacha y en todas aquellas que han perdido a sus hijos en esta guerra nuestra sin fin”.

Para Triana y Jaramillo es pensar también en esos hombres que esperan, como el coronel, al lado del río, lo que nunca llega.

El gallo, que puede ser la riqueza o el hundimiento total del coronel y su esposa, está en la obra, como testigo de una pregunta que se queda sin respuesta.

Y, como dice Triana, “esta obra tiene teatreros de pura cepa” como Santiago Moure (Don Sabas), John Alex Toro (el Médico), Luis Hurtado (el abogado), Christian Ballesteros (el sastre), Víctor Navarro (Alfonso) y Diego Sarmiento (Germán), que salieron del confinamiento a poner en escena, con la felicidad de volver a las tablas, a un hombre que esperaba una carta con un sello oficial y una buena noticia.

OLGA LUCÍA MARTÍNEZ ANTE
CULTURA
EL TIEMPIO

Otros temas que pueden interesarle:
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.