'Me interesa la importancia real que tiene la cultura en una sociedad'

'Me interesa la importancia real que tiene la cultura en una sociedad'

Entrevista con Adriana Padilla Leal, la nueva viceministra de Creatividad y Economía Naranja. 

Adriana Padilla Leal, viceministra de Creatividad y Economía Naranja.

Adriana Padilla Leal, viceministra de Creatividad y Economía Naranja.

Foto:

Archivo particular

Por: Cultura 
31 de enero 2021 , 08:39 p. m.

La nueva viceministra de Creatividad y Economía Naranja, Adriana Padilla Leal, que se posesiona este primero de febrero, lleva más de dos décadas trabajando en el área cultural en el Distrito y en entidades como la Cámara de Comercio. .

Nacida en Ibagué, ha sido parte del desarrollo de proyectos asociados a las áreas de cultura y creatividad. Su más reciente cargo fue directora de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño

ELTIEMPO.COM habló con la nueva viceministra de sus proyectos.

Usted ha hecho un gran trabajo en el Distrito. ¿Cómo llevará su experiencia a los territorios más lejanos con unas comunidades tratando de salvaguardar el patrimonio en estos momentos de pandemia?
Precisamente ese trabajo que hemos construido en Bogotá, donde confluye todo el país, donde hay presencia de todo tipo de comunidades y personas de todas las regiones que nos comparten sus miradas y saberes, donde coexistimos de alguna manera todos los colombianos, será vital para el reto de llegar a los territorios.

Por supuesto que entiendo que Bogotá es un escenario totalmente distinto a las regiones, pero Bogotá de muchas maneras me ha permitido conocer la riqueza enorme que tiene Colombia en su gente, sus artistas y creadores.

Muchos de los proyectos que he tenido el privilegio de liderar, en lo que tiene que ver con la construcción de políticas públicas culturales, se ejercían en lo local, pero con impacto nacional. Y esto te da un entendimiento para desarrollar proyectos culturales y creativos para toda la Nación desde la diversidad. ¿Cómo trabajar en tiempos de pandemia? Con las autoridades territoriales, artistas y gestores, empresarios, sociedad civil que hoy en día están en los territorios.

Asumo el reto de ser viceministra de la Creatividad y la Economía Naranja entendiendo que hay que sumar a los procesos que ya se están llevando a cabo en las regiones y que responden a sus necesidades.

En 2020, el Ministerio de Cultura junto con los mandatarios locales, ha logrado que de los 1.130 planes territoriales de desarrollo aprobados, 1.129 cuenten con componente cultural, donde el 100% tienen metas relacionadas a la construcción de cultura y transformación desde los territorios y el 56% tienen metas relacionadas al desarrollo de emprendimientos de base artística, creativa y tecnológica para la creación de las nuevas industrias. Mi tarea estará centrada en aportar para cumplir esas metas. El Ministerio ha hecho un trabajo enorme en los territorios. La pandemia nos impone retos más grandes, y yo trabajaré para hacer salvaguarda nuestro patrimonio, empoderar a las comunidades y diginificar el trabajo de los diferentes artistas, creativos y gestores.

La cultura se enriquece con la gente y hoy, a pesar de la situación, las regiones están creando y siguen vivas. Claro que es uno de los sectores más golpeados, pero ese es el gran desafío: trabajar en red, mirar diferencialmente los territorios, generar intercambios de saberes, fortalecer los procesos de creación, formación y circulación, incentivar los vínculos entre el creador y sus comunidades, renovar los modos de encontrarnos y generar relaciones creativas entre lo cultural y lo tecnológico a través de nuevos lenguajes y nuevas formas de expresión. Debemos generar las herramientas para que como sociedad valoremos el rol fundamental de la cultura en la construcción de país.

De las comunidades asentadas en Bogotá, con las que tuvo contacto en sus otros trabajos, ¿qué fue lo que más aprendió?

Aprendí a escuchar los clamores y sueños de nuestros artistas y creadores y que somos un país con una enorme diversidad y potencia creativa. Aprendí a trabajar de manera interdisciplinar y a conocer el país, pues en esta ciudad hacen presencia todas las prácticas de nuestro territorio, llevando a la construcción de contenidos y obras también en diálogo con los rincones de Colombia. Esa experiencia me ha dejado un interés sincero por dialogar y hacer presencia en los territorios, y es precisamente lo que queremos fortalecer con mi gestión en el Viceministerio.

Sin duda, el Bronx Distrito Creativo es una de las empresas más prometedoras de la cultura local. ¿Cómo ve el resto de distritos ADN del país? ¿Qué resalta de ellos?

El desarrollo del Bronx, que es un proyecto de revitalización urbana y desarrollo colectivo a partir de la cultura y la creatividad, es un ejemplo maravilloso de lo que puede aportar la cultura misma al desarrollo de una ciudad o de un país. Sobre las Áreas de Desarrollo Naranja - ADN considero que son una apuesta coherente con las vocaciones, fortalezas y necesidades culturales y creativas de cada municipio. Como sabes, buscan la protección y sostenibilidad del patrimonio cultural material e inmaterial; integran saberes y conocimientos, fortalecen la oferta de bienes y servicios creativos, promueven el turismo cultural y son vitales para articular actores públicos y privados. Son generadoras de empleo y reconocen las particularidades culturales de cada lugar, entre sus múltiples beneficios.

Colombia no contaba con ninguna ADN antes de este gobierno y hoy hay 43 ADN en 19 municipios y distritos -algunos de categoria 6 o de frontera- en gran medida gracias al apoyo del Ministerio de Cultura.

Solo te menciono el caso de la zona ADN de Ibagué, capital musical del país y además la ciudad donde nací. Un área de 25 hectáreas donde convergen la creatividad y el desarrollo económico de los diferentes sectores de las industrias creativas y culturales, y que cuenta con equipamientos culturales de gran importancia, como el Conservatorio de Música del Tolima, el Parque de la Música, y el Complejo de las Artes y la Cultura de Ibagué - El Panóptico (que antiguamente era una centro penitenciario y carcelario) y que será el primer museo regional del interior de Colombia, contará con salas de ensayo para músicos, taller de lutería y espacios para espectáculos en vivo y emprendimientos culturales. Esto y el reconocimiento que obtuvo el proyecto en la categoría de intervención al Patrimonio en la última Bienal Colombiana de Arquitectura y Urbanismo, le permitirá a Ibagué, posicionarse en temas de renovación urbana, turismo cultural y patrimonio histórico.

Todo ello es una muestra de lo que la Misión Internacional de Sabios 2019 en el capítulo de industrias creativas y culturales denominó “cuádruple hélice”, una alianza efectiva de los actores públicos, privados, la comunidad y la academia.

 Las inversiones son necesarias, así como la cuantificación de los hacedores de la cultura del país, porque esto lleva a su rescate y consolidación. ¿Cuáles son sus proyectos para estos hacedores que muchas veces, por estar tan lejos, no pueden comprender las políticas?
La visión del presidente Iván Duque y dl ministro de Cultura es descentralizar la gestión del Ministerio y llegar a cada rincón y cada esquina de Colombia. Nuestro Plan Nacional de Desarrollo posiciona, como nunca antes, al sector cultural como un pilar del desarrollo integral y una verdadera prioridad al ser un factor de unidad, progreso, cohesión social y desarrollo productivo. Contamos ahora con más y mejores instrumentos normativos, un conjunto de beneficios, estímulos e incentivos fiscales que sientan las bases para generar las condiciones de nuestros artistas y gestores, así como avanzar en la sostenibilidad, no solo económica, sino también social de nuestros procesos.

En este contexto, uno de los retos que afrontamos es reglamentar y poner en marcha la agenda contenida en la Ley Reactivarte, 2070 de 2020. Esta Ley brinda herramientas importantes para el sector a través del fortalecimiento de los mecanismos de financiación y gestión cultural a nivel nacional y territorial.

En esta línea, con las entidades que integran el Consejo Nacional de Economía Naranja y la institucionalidad local, logramos en 2020 consolidar la instalación de 17 Nodos departamentales (Tolima, Atlántico, Santander, Huila, Antioquia, Cesar, Valle del Cauca, Bolívar, Quindío, Caldas, Risaralda, Nariño, Cauca, Norte de Santander, Magdalena, Meta y Bogotá) y 10 Mesas Naranja (Buenaventura, Boyacá, Chocó, Putumayo, Córdoba, Amazonas, Guainía, Casanare, La Guajira, y San Andrés Islas). Esta estrategia busca desplegar la Política Integral de Economía Naranja en los distintos territorios, consolidando ecosistemas que dinamicen los sectores culturales y creativos, y promuevan su productividad en coordinación con los agentes locales.

En el marco de los nodos de Economía Naranja, y en coordinación con alcaldes y gobernadores, el año pasado se suscribieron 10 'Compromisos ReactivARTE-Agendas Creativas 2020-2023' en igual número de ciudades, con una inversión estimada de $1,2 billones en 89 proyectos para impulsar el sector cultural y creativo.

De otro lado, el Ministerio cuenta con importantes programas que seguiremos desarrollando y fortaleciendo. Las acciones realizadas desde los planes nacionales de música y danza, programas como Expedición Sensorial en territorios afectados por la violencia, el Plan Nacional de Lectura y Escritura, los programas nacionales de Estímulos y Concertación, se han visto fortalecidos y han contado con nuevos recursos y opciones para llegar a más lugares de Colombia. Igualmente, junto con el Viceministerio de Fomento Regional y Patrimonio, buscaremos ampliar y consolidar proyectos icónicos como las Escuelas Taller y los Talleres Escuela, que hacen evidente la articulación entre los objetivos de la política de Economía Naranja y la protección del patrimonio cultural inmaterial de los colombianos.

¿Qué espera aprender de este país tan pluriétnico y multicultural y qué espera dar de su conocimiento?
Mi designación como viceministra de Creatividad y Economía Naranja me permite estar viviendo una experiencia única e irrepetible. En este momento de mi vida, estoy convencida que las acciones colectivas, los lazos de colaboración entre los artistas, los creadores y sus comunidades, permiten generar bienestar común, cohesión social y sentido de pertenencia.

Estamos convencidos que ejecutar la visión del Gobierno Nacional en materia de política cultural permitirá materializar nuevas oportunidades, generar valor, y movilizar recursos económicos, humanos y técnicos logrando mayor bienestar para las personas.


Seguro que aprenderé montones de este maravilloso país pero lo que más me interesa es visibilizar y dar la importancia real que tiene la cultura en una sociedad. Que sea entendida como una pieza fundamental para el desarrollo y los planes de vida de toda la sociedad, que transforme realidades, en especial de quienes diariamente enfrentan situaciones díficiles y encuentran en la creatividad un propósito de vida. Para ello, pondré al servicio del sector mi capacidad de escucha, de articulación y empatía, convocando diferentes actores para alcanzar objetivos comunes y construir un mejor país.

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.