Secretos coloniales de la Casa 1537 de Cartagena

Secretos coloniales de la Casa 1537 de Cartagena

Este sitio, que fue catedral, colegio y hospital, ahora es centro cultural de la capital de Bolívar.

Secretos coloniales de la Casa 1537 de Cartagena

La casa tiene espacio para exposiciones.

Foto:

Yomaira Grandett / El Tiempo

Por: John Montaño
18 de febrero 2019 , 09:42 p.m.

La Casa 1537, ubicada en la calle del Colegio del centro histórico de Cartagena, se ha convertido en el anfitrión de la cultura y los eventos internacionales.

Su proyecto de recuperación tardó cuatro años (2010 a 2014) y estuvo a cargo del arquitecto Eduardo Franco, quien rescató lo más insigne del predio, que se acerca a los 500 años. Y hoy la vieja casona es el epicentro de eventos como el Festival Internacional de Música, el Hay Festival y el Festival de Cine.

Sus siete salones son escenario de conciertos de música clásica, conferencias, exposiciones de arte, funciones de cine y congresos.


“En el terreno donde hoy se levanta la casa fue construida la primera catedral de la ciudad, en 1537. Cuatro años atrás, Cartagena había sido fundada por Pedro de Heredia y de inmediato se convirtió en epicentro del Gobierno y la conquista española del Nuevo Reino de Granada”, dice Jorge Dávila Pestana, segundo vicepresidente de la Academia de Historia de Cartagena.

En 1536 le había sido delegada la construcción de la primera catedral al obispo fray Tomás del Toro, quien edificó la primera sede episcopal que tuvo Cartagena, donde hoy es Casa 1537.

A finales de 1536 muere el obispo y para 1537 la catedral es finalizada. Los restos de fray Tomás del Toro reposan bajo la edificación.

Para la misma época, el visitador español Juan de Badillo es designado por la corona española para investigar en la ciudad varios cargos formulados contra el gobernador Pedro de Heredia, quien luego de ser hallado culpable es encarcelado, y Badillo es nombrado gobernador de Cartagena.

Secretos coloniales de la Casa 1537 de Cartagena

Vista de las escaleras y el patio con su espesa vegetación.

Foto:

Yomaira Grandett / El Tiempo

Pero en 1538, De Badillo es prisionero de Sebastián de Belalcázar cuando sale de expedición en busca de oro y plata. Este último, figura de la conquista española del nuevo continente, fue acusado de múltiples crímenes durante sus conquistas y por orden del rey regresa a España para ser juzgado, pero una crisis de salud le impide llegar a su destino y se refugia en Cartagena, donde fallece en 1551. Sus restos también fueron enterrados en la hoy Casa 1537.

“Para mediados del siglo XVI, Cartagena carece de agua, y en 1552 hubo un incendio que arrasó con muchas construcciones. La base de la arquitectura era palma y caña, lo que facilitó la propagación de las llamas.
La catedral quedó en ruinas y el obispo ordenó construir una nueva, ahora en piedra y tejas”, dice Moisés Álvarez, director del Museo de Historia local.

Nace así lo que sería la primera obra de la catedral de Santa Catalina de Alejandría, en un costado de la plaza de la Proclamación.

Siete salones

La Casa 1537, por su parte, conserva elementos coloniales que la hacen un lugar de visita obligada. Por ejemplo, su patio central con abundante naturaleza guarda bajo su piso el aljibe original construido en la época de la Colonia, que funciona gracias a un sistema de limpieza como si se tratara de una piscina doméstica.

Y sus siete salones están ubicados así: “En la primera planta, la capilla San Cosme y Damián y el San Juan Bautista Mainero y Truco, y un gran salón para exposiciones.
El segundo piso está ocupado por los salones San Sebastián, San Carlos de Borneo, Juan Badillo y una sala de juntas”, dice Alejandro Ochoa, gerente de la casa.

En el salón capilla San Cosme y Damián está en exposición permanente un fresco del siglo XVI de la escuela italiana y en uno de los arcos principales de la casa los arquitectos restauradores conservaron una serigrafía de más de dos siglos. Los lavamanos de los baños son de piedra y la pintura de las fachadas a base de cal.

Secretos coloniales de la Casa 1537 de Cartagena

Planta baja de la casa.

Foto:

Yomaira Grandett / El Tiempo

Siguiendo con la historia de la casona, en 1610 la ciudad destina el predio para el hospital de San Sebastián, que operan los religiosos de San Juan de Dios.

A mediados del siglo XVIII, luego de que se estableciera el virreinato y de la defensa de la ciudad a manos de Blas de Lezo ante la toma liderada por el marino inglés Edward Vernon, la casona se convierte en la sede principal del Real Colegio San Carlos Borromeo, dirigido por el obispo fray José Díaz de Lamadrid, y que ocuparía las calles del Coliseo y del Colegio hasta 1825.

En 1869 aparece el empresario italiano Juan Bautista Mainero y Trucco, que adquiere la edificación y una veintena de casas más en el entonces decadente centro histórico.

Mainero fue un próspero inversionista que participó en proyectos como la construcción del ferrocarril de Girardot, comercializó maderas, oro y plata y fue dueño de las haciendas más productivas del gran Bolívar.

En el 2010 la casa fue adquirida por un grupo de inversionistas colombianos, que desde un comienzo del proyecto entendieron su valor histórico y conservaron gran parte de sus secretos coloniales.

¿Dónde y cuándo?

Carrera 6 n.° 34-75, Cartagena.
Teléfono (5) 6643608. Abierto de lunes a viernes, de 8:30 a. m. a 6 p. m.

JOHN MONTAÑO
EL TIEMPO
CARTAGENA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.