Secciones
Síguenos en:
Minneapolis GODDAM! (¡Minneapolis MALDITA SEA!)
NEGRA/ANGER de Álvaro Restrepo / El Colegio del Cuerpo

NEGRA/ANGER de Álvaro Restrepo / El Colegio del Cuerpo.

Foto:

Carlos Lema. Cortesía.

Minneapolis GODDAM! (¡Minneapolis MALDITA SEA!)

La canción de Nina Simone cobra sentido hoy en medio de las protestas por la muerte de George Floyd.

La gran Nina Simone compuso en septiembre de 1963 'Mississippi Goddam' (Mississippi ¡MALDITA SEA!), una de sus canciones más iracundas sobre la injusticia racial creada inmediatamente después de que 4 niñas negras murieran en el bombardeo de una iglesia en Birmingham, Alabama.

Esta canción expresaba su dolor y su determinación de hacer parte del movimiento de lucha por los Derechos Civiles.

(Le recomendamos: Esto es lo que concluyen las dos autopsias sobre la muerte de Floyd)

El pasado domingo 31 de Mayo, su hija Lisa Simone Kelly publicó en su cuenta oficial de Instagram un fragmento de un célebre concierto de su madre, donde ella predice la revolución que hoy se está viviendo en los EE. UU., detonada el por el vil y público asesinato de George Floyd por parte de cuatro policías en la maldita ciudad de Minneapolis.

"Estamos en medio de una revolución / puedo ver el rostro de las cosas que están por pasar. / Sí, mi amigo, tu Constitución va a tener que doblegarse. / Estoy aquí para hablarte de la destrucción / de toda la maldad que debe cesar. / Algunos dirán que estoy predicando el odio..." .

En el año 2017, conocí a Lisa Simone en un concierto que ofreció en un suburbio de París. Yo había creado en el año 2015 para 32 bailarines de El Colegio del Cuerpo, un homenaje a su madre que llamé NEGRA/ANGER (afortunado anagrama que descubrí gracias al corrector de mi iPhone).

(Le puede interesar: En fotos: las multitudinarias protestas por el crimen de George Floyd)

Negra/Anger (Rabia en inglés)... Ninguna otra palabra define tanto a Nina Simone como la rabia: por la discriminación que sufrió desde niña ..... por su frustración al no haber logrado ser la primera pianista clásica afroamericana de los EE. UU., como era su sueño: no fue admitida en la escuela de Curtis en Philadelphia, ¡MALDITA SEA! ¡por Negra! Nina nunca superó este trauma... cada vez que podía hablaba de ello, lloraba y sangraba por la herida.

Muchos sucesos trágicos en su vida y en la de sus compatriotas africanos americanos hicieron que en un momento (al igual que Nelson Mandela) abrazara y defendiera la violencia y la lucha armada.

Al propio Martin Luther King, apóstol del pacifismo, Nina le espetó en la cara su rabia: "Yo no creo como usted en la no-violencia." Ella equiparaba la rabia al fuego. En una entrevista afirmó: "Yo no canto a partir de la rabia sino de la inteligencia... aunque sé que la rabia es fuego y el fuego mueve las cosas."

Sin embargo, hacia el final de su vida, dijo una de las frases más esperanzadoras y reveladoras sobre el poder sanador y reconciliador del Arte: "Mi vida fue una lucha constante entre negros y blancos: yo encontré mi equilibrio entre las teclas negras y blancas de mi piano".

(Lea también: La figura del boxeo mundial que pagará el entierro de George Floyd)

Lisa vino a ver nuestro homenaje a su madre en Aix en Provence, muy cerca de Carry le-Rouet, la pequeña ciudad en la Provenza francesa donde, en el año 2003, murió en soledad la llamada sacerdotisa del soul. Entablamos desde entonces con Lisa una hermosa amistad.

El huracán Irma impidió su visita a Cartagena cuando íbamos a presentar en su honor nuestro manifiesto contra el racismo en el Castillo de San Felipe. Mucho le había hablado yo a ella de Cartagena de Indias, la ciudad del apartheid silencioso, como me gusta llamarla. Luego de leer su post en Instagram, le envié este mensaje: "En estos días sombríos el espíritu de tu madre es una llama de dignidad y de belleza, pero también de rabia. ¡NEGRA/ANGER!".

Lisa me respondió de inmediato este potente mensaje que, con su autorización, traduzco y transcribo:

"Álvaro:

El virus dejó de ser el principal tema de conversación en Estados Unidos. Por el momento, ha pasado a un segundo plano para dar lugar a una enfermedad mucho más antigua e igualmente perversa, desencadenada por el asesinato de otro hombre negro (presenciada y registrada en tiempo real en los medios). Estoy ahogada por la enorme cantidad de recuerdos evocados (incluso aquellos almacenados en mi ADN), ¡porque literalmente hemos viajado atrás en el tiempo! Otra fecha pero la misma enfermedad; el mismo dolor. ¡Quiero aullar! Las lágrimas a flor de piel. La meditación es lo único que me mantiene en equilibrio. Mi misión es una de esperanza y de luz, pero no logro conectarme con mi sonrisa. La ira y el dolor son mi sostén. Elijo reconocer mi Rabia (Anger) en este momento. Su energía, canalizada de manera selectiva, se convierte en fuerza inspiradora y generadora de Cambio. Me encuentro llena de sentimientos desbordantes, que incluso hacen que escribir este mensaje sea difícil: las palabras se atropellan las unas a las otras. Veo y oigo a mi madre y a tantos otros con quienes ella caminó, marchó y luchó y a quienes consideré como mis tíos y mis tías. Muchos ya cruzaron el río. Siempre estarán con nosotros, libres y llenos de amor y compasión. El amor lo cura todo. Ante la ausencia de todo lo demás, ¡la fe nos ha mantenido firmes! Y una vez más, esa fe ha sido puesta a prueba, en esta etapa del proceso de purificación que mantiene su curso natural. Las raíces del racismo son muuuuuuy profundas. Para muchos se ha convertido en un reflejo condicionado, ni siquiera es una elección consciente. En sus años formativos, se les enseña a nuestros hijos. Es un comportamiento / reflejo aprendido. La auténtica sanación tiene que comenzar en la más temprana edad.

Mi madre habla fuerte. Aún.
"

Columna de Álvaro Restrepo

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.