Las galerías de arte que han sabido mantenerse por más de 20 años

Las galerías de arte que han sabido mantenerse por más de 20 años

Alonso Garcés, El Museo, Sextante, Valenzuela Klenner y Espacio Alterno, aún se mantienen activas.

Galería Alonso Garcés

La galería Alonso Garcés.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

11 de diciembre 2017 , 02:04 p.m.

En Bogotá, en medio de una gama amplia y diversa de propuestas artísticas, tradicionales y emergentes, en la que cada año uno o dos espacios abren sus puertas, son pocas las galerías tradicionales o antiguas que siguen aportándole en gran medida a esta escena.

La galería Alonso Garcés, que en el 2018 cumplirá 40 años,
ha venido realizando la serie de exposiciones ‘Templos’, que busca hacerles un homenaje a los inicios de la galería, que antes era una iglesia de una sociedad teosófica, según le contó Garcés a este diario en el 2015.

Estas muestras, que incluyen un telón de gran formato de Luis Caballero, obras de Francisco Fernández, Jaime Franco y Luis Morales, han ido acordes con la idea de templo, del que todavía se conservan algunos elementos como una pared y detalles de las antiguas ventanas.

Mientras algunas galerías abrieron hace muchos años con la idea de llenar algún vacío en el medio o suplir una necesidad, Alonso Garcés cuenta que en la época en la que inauguró, en 1977, bajo el nombre de Garcés Velásquez, junto con Asenet Velásquez (con una muestra de Édgar Negret), había pocas galerías. “Pero lo hicimos por una necesidad de albergar a una serie de artistas que hacen la historia del país y compartir los sentimientos e ideas que nos emocionan alrededor del arte”.

Ante las crisis inevitables que se pueden presentar en cualquier institución, Garcés recuerda que a inicios de los 90 se robaron obras de gran valor, como un Obregón. Fueron meses de angustia, que llegaron a su fin cuando pudieron recuperarlas.

Un año antes de la fundación de esta galería en La Macarena, María Eugenia Niño y Luis Ángel Parra abrieron El Taller Arte Dos Gráfico, que cuatro años después le dio paso a la Galería Sextante al ver que no se entendía de qué se trataba la obra gráfica.

“La gente cree que es fácil mantener una galería, y pese a las momentos difíciles que hemos tenido, no podríamos dedicarnos a otra cosa porque esto es la vida. Trabajar fuerte es lo único que te mantiene en el tiempo”, dice Niño.

La galerista se refiere a la crisis económica que se vivió en Colombia en la década de los 90, a raíz de la cual tuvieron que trasladar sus cinco sedes (dedicadas a la galería, el taller, la marquetería, la imprenta y su casa) a una única sede, en la calle 75 con carrera 14.

“Esa crisis, en la que mucha gente quebró, fue maravillosa, porque entendimos que estábamos perdiendo tiempo teniendo cinco sedes. Las crisis nos han enseñado que solo lo importante perdura”, recuerda Niño.

La galería El Museo, que cumple 30 años, también fue testigo de esta situación, pues por la crisis bajaron las ventas, e influyó que varios de sus clientes debieron salir del país para proteger su vida, debido a que estaban amenazados.

Ante eso, Luis Fernando Pradilla, su director, tuvo que dejar ir el espacio de 2.500 m² con el que empezó en 1987 en la calle 83, en Bogotá, para mudarse a uno más pequeño en la carrera 11 con calle 93.

Al igual que Niño, Pradilla considera que el arte es un trabajo de tiempo completo y que la perseverancia ha sido clave para seguir en pie.

Oportunidad para el arte contemporáneo

En 1989, en una época difícil para Colombia por el narcotráfico, nació la galería Valenzuela Klenner, que pretendía ser una alternativa diferente para lo que estaba pasando en el arte.

“Quisimos ir más allá de la mera venta y en ese momento no había espacio para artistas que hacían ese arte diferente, sobre cosas extrañas y temas políticos y sociales, que hoy llaman arte contemporáneo. No nos interesaba lo comercial”, dice Valenzuela. Años después, ese arte raro, que usaba materiales no tradicionales, dejó de verse como lo diferente, lo que hizo más fácil la subsistencia de Valenzuela Klenner.

La galería Espacio Alterno, fundada en 1986 por un grupo de artistas de la Universidad de los Andes, no ha dependido del mercado para sobrevivir, pues está vinculada a la promoción del arte que surge desde los artistas de esta universidad.

LAURA GUZMÁN DÍAZ
EL TIEMPO
En Twitter: @The_uptowngirl

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.