Foto de niña entre lágrimas en frontera gana el World Press Photo 2019

Foto de niña entre lágrimas en frontera gana el World Press Photo 2019

La imagen fue capturada por John Moore, quien ha retratado la frontera desde hace 10 años. 

John Moore / Getty Images

Esta es la fotografía con la que el fotoperiodista John Moore se convirtió en uno de los finalistas del World Press Photo 2019, uno de los galardones más importantes de la profesión.

Foto:

John Moore / Getty Images

Por: AFP y Laura Guzmán Díaz
11 de abril 2019 , 04:15 p.m.

La imagen impactante de una pequeña hondureña llorando, con la mirada puesta en su madre mientras era registrada por un agente estadounidense en la frontera con Estados Unidos, logró el jueves el premio a la foto del año en el prestigioso
World Press Photo.

Esta imagen tomada en junio de 2018 por John Moore, fotógrafo de Getty, muestra a Sandra Sánchez y a su hija Yanela en el momento de ser detenidas por la policía tras cruzar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos.

Los miembros del jurado estimaron que la foto, que dio la vuelta al mundo, ilustra "una violencia de otro tipo, que es psicológica".  Ante la consternación provocada por la imagen, las autoridades estadounidenses tuvieron que precisar que Yanela y su madre no figuraban entre los miles de inmigrantes separados de sus hijos a su llegada a Estados Unidos.

"Sin embargo, la reacción general contra esta práctica polémica llevó al presidente Donald Trump a revisar su política en junio pasado", declararon los jueces del concurso con sede en Amsterdam.

John Moore fotografiaba a agentes de fronteras la noche del 12 de junio, en el corazón del valle de Río Grande, cuando detuvieron a un grupo de personas que trataban de atravesar la frontera.

"Pude ver el miedo en sus caras, en sus ojos", dijo el fotógrafo a una radio estadounidense.

El tema sensible de la inmigración también se destacó en la categoría "Premio World Press Photo Story of the Year" (Premio World Press Photo a la historia del año).

Los jueces eligieron una serie de fotos tomadas en octubre de 2018 por el fotógrafo Pieter Ten Hoope, que describen el viaje de muchas familias que salieron de Honduras en una caravana para llegar a Estados Unidos.

Estas fotos "reflejan un elevado sentido de la dignidad", dijo uno de los miembros del jurado. Este año, los jueces seleccionaron a los ganadores de entre 78.800 instantáneas de más de 4.730 fotógrafos de todo el mundo, según los organizadores.

Tres fotógrafos de AFP fueron recompensados en diferentes categorías. John Wessels logró un segundo y un tercer premio, mientras que Brendan Smialowski y Pedro Pardo lograron también terceros premios.

AFP

La historia detrás de la conmovedora fotografía

La fotografía, tomada en la ciudad fronteriza de McAllen (Texas), muestra a una pequeña niña de dos años, pelo despeinado, saco rosado y jeans a la rodilla que comenzó a llorar luego de que su madre la dejó en el suelo al ser interceptadas por la Patrulla Fronteriza, que vigila la zona por la que cruzan miles de personas ilegalmente cada mes.

El rostro desesperado de la niña ocupó las primeras páginas de los medios, e incluso llegó a ser portada de la revista Time, luego de ser modificada para hacer parecer que la pequeña niña lloraba tras ser asustada por un Trump que la miraba con ojos inquisidores.

Ver esta publicación en Instagram

For the first 240 years of U.S. history, at least, our most revered chief executives reliably articulated a set of high-minded, humanist values that bound together a diverse nation by naming what we aspired to: democracy, humanity, equality. The Enlightenment ideals Thomas Jefferson etched onto the Declaration of Independence were given voice by Presidents from George Washington to @barackobama. @realdonaldtrump doesn’t talk like that. In the 18 months since his Inauguration, #Trump has mentioned “democracy” fewer than 100 times, “equality” only 12 times and “human rights” just 10 times. The tallies, drawn from a searchable online agglomeration of 5 million of Trump’s words, contrast with his predecessors’: at the same point in his first term, #RonaldReagan had mentioned equality three times as often in recorded remarks, which included 48 references to human rights, according to the American Presidency Project at the University of California, Santa Barbara. Trump embraces a different set of values. He speaks often of #patriotism, albeit in the narrow sense of military duty, or as the kind of loyalty test he’s made to #NFL players. He also esteems religious liberty and economic vitality. But America’s 45th President is “not doing what rhetoricians call that ‘transcendent move,'” says Mary E. Stuckey, a communications professor at Penn State University and author of Defining Americans: The Presidency and National Identity. Instead, with each passing month he is testing anew just how far from our founding humanism his “America first” policies can take us. And over the past two months on our southern border, we have seen the result. Read this week's full cover story on TIME.com. TIME Photo-Illustration. Girl: @jbmoorephoto—@gettyimages; Trump: Thierry Charlier—@afpphoto/@gettyimages, @olivierdouliery—Pool/@gettyimages; animation by @brobeldesign

Una publicación compartida de TIME (@time) el

Gracias a la imagen y a las múltiples publicaciones que protagonizó, el mundo posó sus ojos en dicha crisis migratoria y cuestionó la política que permitía alejar a padres e hijos. En ese mes, cerca de 2.342 niños fueron separados de sus padres en la frontera entre México y Estados Unidos.

En entrevista con EL TIEMPO, Moore, quien estuvo en Colombia el 14 de marzo para presentar su libro 'Undocumented', un retrato de los viajes migratorios que ha cubierto a lo largo de su carrera, contó cómo fue emprender la aventura que lo llevó a capturar ese momento, lo que representó para él y para la política migratoria de Trump.

John Moore

John Moore

Foto:

Getty Images

Usted lleva diez años cubriendo lo que pasa en la frontera. ¿Cómo emprendió esta aventura?

Había fotografiado a agentes de la Patrulla Fronteriza muchas veces en los últimos diez años. Para mi viaje en junio, en el que capturé esa imagen, me dieron un solo día para acompañarlos y fotografiarlos. Estuve ahí para un cambio de turno que empieza al caer la tarde y se prolonga hasta la media-noche.

¿Por qué fue tan especial capturar ese momento en el que la niña llora?


La administración de Trump había implementado su política migratoria de ‘Tolerancia cero’ en la frontera entre Estados Unidos y México en abril del año pasado, pero esto solo se hizo ampliamente conocido unas semanas después. Hice varias solicitudes a la Patrulla Fronteriza para retratar su aplicación de leyes fronterizas, porque pensé que era importante mostrar cómo eran.

Cuando me llamaron y me ofrecieron acompañarlos durante una tarde de la semana siguiente, fue la oportunidad de mostrar esa nueva política en acción. Por supuesto que nunca pretendí fotografiar a la niña llorando, pero pensé que era fundamental fotografiar a las familias custodiadas.

¿Qué pasó cuando interceptaron al grupo en la frontera?

Muchos grupos estaban cruzando el Río Grande en balsas desde México, para entrar a Estados Unidos. Era una noche oscura, sin luna, y a duras penas podía fotografiarlos a medida que iban llegando. Podía oírlos caminar a través de un bosque pequeño que daba a un camino sucio; ahí fue cuando los agentes de la Patrulla Fronteriza interceptaron a unas 12 personas. Todas estaban buscando asilo político, así que, voluntariamente, se entregaron.

¿Qué se le pasó por la mente?

En ese momento fotografié a algunas familias que les estaban mostrando a los agentes sus documentos y estaban siendo registradas antes de ser transportadas a un centro de procesamiento. Hablé brevemente con la inmigrante hondureña Sandra, la madre de la niña pequeña, Yanela, quien tenía casi 2 años en ese momento. Les tomé fotos a ellas y a otras personas que estaban buscando asilo y cómo iban a buscarlo antes de ser trasladadas.

La imagen de Yanela llorando fue de las últimas que tomé esa noche, y me produjo mucha tristeza al no saber qué les pasaría a la madre y a la hija después de que se las llevaran. Cuando supe, más de una semana después, que las mantuvieron juntas, fue un alivio.

Su reacción fue acercarse a Sandra. ¿Por qué? ¿El fotógrafo debe quedarse al margen del cuadro?


Sandra me contó que ella y su hija habían estado viajando desde Honduras durante un mes, aproximadamente, para llegar a la frontera de Estados Unidos. Hablé muy poco con ella, pues estaba siendo puesta en custodia. Lo hice porque trato de hablar con la mayoría de gente a la que fotografío, para así entender su historia y también como una cortesía hacia ellos. Viví en México y Centroamérica casi 8 años al principio de mi carrera, así que eso es importante en esta historia particular.

La niña empezó a llorar cuando su madre la dejó en el suelo. ¿Esto no generó compasión en la patrulla y no le rompió el corazón?

La Patrulla Fronteriza ve a muchos inmigrantes cada día, muchos de los cuales han estado viajando en condiciones difíciles y peligrosas, así que están acostumbrados a ver niños llorando. Sé que muchos de los agentes sienten empatía por la gente a la que están aprehendiendo.

El momento fue perturbador para mí porque sabía que había una posibilidad de que estas familias fueran separadas luego de ser arrestadas. En mis viajes previos en los que fotografié este tipo de situaciones, al menos sabía qué padres e hijos se mantendrían juntos.

John Moore

Fotografías de John Moore que hacen parte del libro 'Undocumented'.

Foto:

John Moore / Getty Images

John Moore

Fotografías de John Moore que hacen parte del libro 'Undocumented'.

Foto:

John Moore / Getty Images

John Moore

Fotografías de John Moore que hacen parte del libro 'Undocumented'.

Foto:

John Moore / Getty Images

John Moore

Fotografías de John Moore que hacen parte del libro 'Undocumented'.

Foto:

John Moore / Getty Images

John Moore

Fotografías de John Moore que hacen parte del libro 'Undocumented'.

Foto:

John Moore / Getty Images

John Moore

Fotografías de John Moore que hacen parte del libro 'Undocumented'.

Foto:

John Moore / Getty Images

John Moore

Esta es la fotografía con la que el fotoperiodista John Moore se convirtió en uno de los finalistas del World Press Photo 2019, uno de los más importantes de la profesión.

Foto:

John Moore / Getty Images

John Moore

Esta es la fotografía con la que el fotoperiodista John Moore se convirtió en uno de los finalistas del World Press Photo 2019, uno de los más importantes de la profesión.

Foto:

John Moore / Getty Images


En estos 10 años, ¿ha sentido alguna vez animadversión por el trabajo de la patrulla?


Mi objetivo siempre ha sido humanizar este asunto de todas las maneras posibles y mostrar tantas caras de la historia como pueda. He podido mantener buenas relaciones con inmigrantes durante sus travesías y con los agentes federales estadounidenses que tienen como labor interceptarlos.

Busco mantener las leyendas de las fotos de forma simple y apegadas a los hechos. Debería destacar que las leyes actuales en la frontera existían durante el mandato de Obama; lo que ha cambiado es la aplicación. Dichas órdenes vienen de Washington, y los agentes de la frontera siguen instrucciones de sus superiores.

Luego de lo sucedido, la ley cambió. Usted dice que no sabe si esta imagen influyó. ¿Esa debe ser la función principal del fotoperiodismo, denunciar y presionar al poder?


Creo que el trabajo de los periodistas es contar la verdad y, en el caso del fotoperiodismo, mostrar la realidad visualmente. Siempre espero que mis fotografías tengan impacto. No ocurre todos los días e incluso es muy raro que fotos individuales cambien las políticas del gobierno. Espero que mis imágenes guíen a la gente hacia las realidades que yo veo. Si mi imagen de la niña ayudó a que los inmigrantes sean vistos como seres humanos, entonces la foto hizo su trabajo.

¿Qué les pasó a Sandra y a Yanela después?


Están buscando asilo político. Estoy en contacto con Sandra. Fui a fotografiarla a ella y a Yanela en febrero, en Washington, para actualizar mi cubrimiento de la historia. Sandra me pidió que no revele muchos detalles de su situación legal actual, pues no quiere poner su caso en peligro.

Luego de ver la inmigración durante 10 años, ¿cree que se acostumbró al dolor que estas situaciones pueden generar?

Uno nunca se acostumbra a ver el dolor de los demás. Sí, he fotografiado la inmigración durante la última década, pero en mi carrera también he fotografiado guerras, desastres naturales, incluso una bomba suicida y el asesinato de un líder mundial. No puedes acostumbrarte a ver el dolor de los otros, pero aprendes cómo continuar trabajando para contar sus historias.

LAURA GUZMÁN DÍAZ
Cultura y Entretenimiento
En Twitter: @The_uptowngirl

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.