Así se transforma el dolor del abuso en empoderamiento

Así se transforma el dolor del abuso en empoderamiento

‘El espejo de las almas simples’ es un reflejo de cómo las mujeres se han liberado desde el arte.

El espejo de las almas simples

Juliana Ríos se inspira en la historia de su familia.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

24 de agosto 2018 , 10:20 p.m.

Durante siglos, los manuscritos, la imprenta y los libros fueron las principales herramientas del hombre para perpetuar las memorias de sus hallazgos, mientras, la voz de la mujer era silenciada e incluso condenada.

Sin embargo, en los últimos 20 años las mujeres se han hecho sentir y escuchar en contra de la opinión general, y ahora, en épocas de movimientos como el #MeToo, el género femenino muestra a través del poder de sus testimonios que se puede transformar el dolor del abuso en empoderamiento y en procesos de resistencia.

Muchas mujeres, de todas las generaciones, han encontrado esa voz en el arte, y como una forma de evidenciar las luchas de tantas que dieron sus vidas por la libertad de pensar, creer y vivir libremente, en la Universidad de la Salle se inauguró la exposición ‘El espejo de las almas simples’.

El nombre surgió a raíz de un libro homónimo escrito por la francesa Marguerite Porrette, quien en 1310 fue condenada a la hoguera porque su obra, que planteaba un diálogo entre el amor, la virtud y el alma, fue considerada una amenaza para las instituciones de poder de la época.

En la exposición, diez mujeres, bajo la curaduría de Diana Valbuena, proponen diferentes reflexiones sobre el poder de la palabra femenina y el trabajo manual como una acción de resistencia, regresando a las imágenes desde el papel y generando diferentes lecturas desde otras fuentes que visibilizan nuevas voces de las mujeres.

El espejo de las almas simples

Obras que se pueden ver en la exposición 'El espejo de las almas simples'.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

Por ejemplo, Juliana Ríos reflexiona sobre las matronas guajiras, pues su familia materna es de esta región del país. “Mi abuela fue una de ellas, y parte importante de lo que he visto con los años es que estas mujeres tan empoderadas hablan mucho de una condición del país donde tenemos uno de los índices más grandes de madres cabeza de hogar. En una Colombia tan machista, las mujeres tienen la fortaleza de mantener a sus familias, se convierten en la estructura de su hogar y nos muestran el poder de su palabra”, dice.

A través de varios retratos y de una escultura de una abuela que dialoga con su nieta, la artista refleja el poder de la mujer wayú que hace parte de una cultura matrilineal y busca perpetuar esa voz de empoderamiento.

En la exposición, otras mujeres toman partido a través de obras que evidencian su sexualidad desde lo que no se podía decir.

“Louise Gros, con sus dibujos de flores muertas, hace una alegoría del órgano sexual femenino. Las flores parecieran ser delicadas e inocentes, pero tienen en el fondo una carga fuerte”, dice Ríos, quien estuvo involucrada con la muestra desde su inicio.

El espejo de las almas simples

Obra que hace parte de la muestra 'El espejo de las almas simples'.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

En otros casos, la muestra también es ejemplo de la manifestación de la fuerza de la mujer, como lo manifiesta la artista Cecilia Traslaviña en una de sus animaciones.

“En esta obra habla de la mujer en la casa, porque no solamente hay que ser esposas y profesionales, también tenemos una labor como madres y mucho qué hacer en el hogar. No tiene nada de malo, pero es una carga, entonces mira cómo (en la animación) sangra la mano cuando está en su labor, es como un sufrimiento”, cuenta Ríos.

Otro caso es el de Paola Lopera, quien cuestiona qué es lo femenino, qué es lo masculino, qué es parecer o ser una niña o un niño. Estas inquietudes las puso en diferentes frascos que remiten a la idea de la prueba de laboratorio, donde todo está guardado en formol.

El espejo de las almas simples

Obra de Paola Lopera sobre lo femenino y lo masculino.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

“Al mismo tiempo, hay unos frascos más oscuros que otros y hay unos que tienen agua. De esta forma, ella habla de lo que se revela y lo que se devela en los retratos, como cuando te tomas una selfi y a veces sientes que no eres tú, y otras en las que sí”, sigue.

La exposición también es una mirada generacional desde la experiencia de cada una de las mujeres; mientras unas son más sutiles, otras son más explícitas y transgresoras.

Otras actividades

El 29 de agosto, a las 5 p. m., hay una charla con Maisa Covaleda (fundadora de Romper el Silencio), Ricardo Toledo, Vanessa Nieto y Juliana Ríos. El tema central es el empoderamiento femenino a través de las experiencias artísticas. Será en la Universidad de la Salle.

¿Dónde y cuándo?

Hasta el 31 de agosto. Universidad de la Salle. Carrera 5.ª n.° 59A-44, Bogotá.
Para visitas se debe hacer una inscripción previa en dvalbuena@lasalle.edu.co.

Laura Guzmán Díaz
Cultura y Entretenimiento@The_uptowngirl

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.