Lo indígena, presente desde hace más de 200 años

Lo indígena, presente desde hace más de 200 años

Una exposición de la Biblioteca Nacional tiene la la escultura ‘El paseante’, de Nadín Ospina.

‘El paseante’, escultura inflable de Nadín Ospina, de 8 metros de alto.

‘El paseante’, escultura inflable de Nadín Ospina, de 8 metros de alto.

Foto:

Biblioteca Nacional

Por: Cultura
28 de octubre 2019 , 12:23 a.m.

Como artista, Nadín Ospina ha sido siempre transgresor y ahora, en la Biblioteca Nacional, su escultura inflable, El paseante, rompe el espacio para presentar la muestra ‘200 años después: Nadín Ospina y la perviviencia de lo indígena’.

A Ospina le interesa que quienes vayan sientan un poco que “aunque seguimos admirando mucho el arte precolombino, nos olvidamos que su legado sigue vivo en las comunidades que aún están entre nosotros”.

Para el artista es fundamental cuidar sus vidas, “porque los están matando, como sucede en el Cauca; están olvidados y su empobrecimiento es grave. Debemos ir más allá de los homenajes patrióticos a esas memorias del pasado y ratificar que siguen vivos”, afirma Ospina.

El jueves pasado, día de la inauguración de la muestra, se sentía el espíritu indígena la Biblioteca Nacional, lugar que acogerá la exposición hasta febrero del año entrante y que hace con el apoyo de la Fundación Arteria.

Devolviendo los siglos, el sitio donde está la biblioteca (centro de Bogotá) a lo mejor era un camino para los habitantes del territorio que alababan a Pie de Abuelo y Pie de Abuela, como se llamaban –y aún llaman– para ellos Monserrate y Guadalupe, respectivamente, muy cerca de allí.

El grupo Sikuris Suaya interpretó músicas indígenas latinoamericanas. Fundado en 1985, ha hecho un trabajo de recuperación de instrumentos ancestrales de los kuna o guna dule de Urabá en Colombia y kuna yala de Panamá, y de comunidades de la familia lingüística tukano de Guaviare y Vaupés.

El paseante allí es una especie de fondo brillante y recuerda que la primera referencia indígena de Ospina en una de sus creaciones fue en 1987.

El artista, nacido en Bogotá el 16 de mayo de 1960, dice que el arte precolombino siempre lo apasionó y le llegó de visitar diferentes museos de la ciudad, como el del Oro, entre otros.

Enmarcado en el arte pop, su investigación sobre las comunidades indígenas no ha parado y El paseante, que tiene 8 metros de alto, por ejemplo, está inspirada en los retablos quimbayas.

En el hall de la Biblioteca está ‘hablando’ con “representaciones e iconografías de lo indígena, como las láminas de la Comisión Corográfica, proyecto científico (1850-1862), que reunió a varios dibujantes que trazaron y pintaron caminos y montañas, y también mostraron a los indígenas del país y sus costumbres, en una forma de autodescubrimiento tras el proceso de Independencia”, informa la Biblioteca Nacional.
Igualmente, la exposición tiene otras colecciones de la Biblioteca, divididas en siete categorías: El poder del lenguaje, La fuerza política, Los dos grandes tesoros, Los investigadores, La Vorágine, la mirada colonizadora y Jorge Isaacs viajero.

Debemos traer ese arte y considerarlo, dejar el sentido peyorativo de que son cosas de indios, con estética inferior, que son feas, que están mal hechas

A través de este recorrido se ratifica que aunque ya había un arte y unas formas de vida y de contar la historia anteriores, tras la llegada de los españoles y hasta nuestros días se ha representado lo indígena, pero con un agravante: ha estado por encima “la voz del otro (el letrado, el colonizador, el investigador) que la indígena. Ésta, cuando se ha expresado de manera directa, ha asumido un peso político y simbólico no pocas veces reprimido”, asegura un documento de la Biblioteca.

Para Ospina, lo anterior significa que “aunque aquí todos tenemos un aporte racial y de mestizaje, sobrevive en cada uno la falta de autorreconocimiento y este es problema muy grave que nos hace sentirnos no identificados y no nos permite esa cercanía”.
Por eso, para el artista es muy importante dar una alerta y “llamar la atención sobre esa realidad tanto del pasado como del presente”.

A través de este montaje quiere generar sentido de pertenencia y que los visitante reflexionen sobre “las comunidades raizales pervivientes. En esta celebración de los 200 años de la Independencia, debemos entender que la república cambió, pero dentro de toda esa historia no se menciona a las comunidades que ayudaron y que estaban aquí, pues siempre se habla más de los criollos”.

Agrega que sigue habiendo una discusión muy seria de la academia sobre si el arte prehispánico se debe considerar arte. “Debemos traer ese arte y considerarlo, dejar el sentido peyorativo de que son cosas de indios, con estética inferior, que son feas, que están mal hechas. Hay un complejo de inferioridad cultural, pues todos queremos blanquearnos”, dice.

El artista pop, uno de los más importantes del país, ha ido más allá de mirar y recrear el legado indígena. Cuenta que con su gran amigo Carlos Jacamanijoy ha participado en ceremonias rituales en el Putumayo con el fin de ratificar que este territorio hace parte de su pasado desde tiempos inmemoriales.

¿Dónde y cuándo?

Hasta febrero del 2020. Biblioteca Nacional. Calle 24 n.° 5-60, Bogotá. Teléfono 3816464. De lunes a viernes, de 8 a. m. a 6 p. m. Sábados, de 9 a. m. a 4 p. m. Entrada libre.

CULTURA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.