Secciones
Síguenos en:
El criptoarte llega a las galerías de Nueva York y Bogotá
Galería Superchief en Nueva York

Visitantes de la galería hablan acerca de la propuesta virtual de Ellen Sheidlin.

Foto:

SUPERCHIEF GALLERY

El criptoarte llega a las galerías de Nueva York y Bogotá

La galería Superchief tendrá una exposición; y un trío de colombianos triunfa con obras digitales.

“Cada vez más artistas conocidos de los museos se están involucrando en el criptoarte”, comentaba Ed Zipco, cofundador de Superchief Gallery, en Nueva York, el primer espacio físico de exposición en el mundo dedicado a exponer obras digitales, que se comercializan como NFT o piezas no fungibles.

Inmateriales por naturaleza, cada obra se presenta en una pantalla gigante o por proyección, en un espacio situado a dos pasos de Union Square, en Manhattan. Cada día se expondrán las obras de cinco artistas, con una rotación diaria durante sesenta jornadas para un total de trescientos creadores diferentes, hasta el 25 de mayo.

El NFT permite asociar a cualquier objeto virtual –una imagen, una foto, una animación, un video o una pieza musical– un certificado de autenticidad que lo convierte en una pieza única. Este certificado es teóricamente inviolable y no se puede duplicar. Se creó utilizando la tecnología blockchain, que sirve de base a criptomonedas como el bitcóin. La popularidad de los NFT en estos últimos seis meses ha transformado el mercado de colección digital, al punto de atraer miles de millones de dólares de inversión.

Además:  ¡Escándalo en el arte! 69,3 millones de dólares por una obra digital

“El objetivo de una galería es mostrar cómo se ve en persona la obra, cómo el artista quería que se viera”, describió el galerista, con una pantalla de resolución 4K, de gran tamaño. “La gente que colecciona estas obras quiere vivir con ellas”. Alrededor del 70 % de los artistas que serán presentados en el espacio no son, en origen, creadores digitales, según Ed Zipco. Por el contrario, la mayoría son escultores, pintores o fotógrafos que están encontrando en esta nueva forma de creación una manera de reinventarse. “Es tan nuevo que es todavía difícil de entender para la gente”, reconoció. “Es tecnología, así que siempre hay un poco de aprendizaje, de pedagogía por hacer (...). Pero pronto se convertirá en algo normal”, insistió Zipco.

El arte digital existe desde hace varias décadas, pero la llegada del NFT ha tranquilizado a los coleccionistas sobre el riesgo de copia. Es posible duplicar una obra digital, sin embargo, el certificado NFT con el que se vende es infalsificable. El 11 de marzo, una obra digital del artista estadounidense Beeple titulada Everydays: The First 5000 Days fue vendida por 69,3 millones de dólares en la casa de subastas Christie’s.

Terminamos vendiendo, en diez minutos, 314 copias de la pieza original a 750 dólares: 235.000 dólares (que son casi 900 millones de pesos). Fue una locura

Los NFT colombianos

Le sugerimos: Una galería de arte real le apuesta solo al arte digital

Todo este panorama también ha abierto un campo de oportunidades a compañías que ofrecen tecnología para desarrollar el soporte digital que necesitan estas obras, como es el caso de Vúho, una empresa dirigida por el arquitecto Santiago Angulo, el ingeniero civil Alejandro Orozco y el ingeniero de sistemas Miguel de Ávila.

“Hace un poco más de un mes comenzamos a tener conversaciones con José Delbo. Es artista, ilustrador y un famoso dibujante de cómics (Wonder Woman, Supermán, Teen Titans). Nos pidió que convirtiéramos su trabajo en una pequeña animación digital, para vender como NFT”, recuerda Santiago Ángulo, en una entrevista con EL TIEMPO.

Delbo es argentino, y el personaje que hizo tridimensionalizar fue Death. Trabajaron en el proceso durante un mes para convertirla en una animación de 30 segundos (Death...The Fallen). Llevaron la obra terminada a la galería Nifty Gateaway
(www.niftygateway.com). “Y terminamos vendiendo, en diez minutos, 314 copias de la pieza original a 750 dólares: 235.000 dólares (que son casi 900 millones de pesos). Fue una locura”.


La idea de Santiago y su grupo es seguir apostando por el criptoarte. “Los NFT se convertirán en algo más grande, y también pueden ser una manera para adquirir cualquier objeto con un valor o un título de autenticidad. Tú puedes guardar esa pieza en tu billetera digital”.

Dearth...The Fallen

Dearth...The Fallen de José Delbo.

Foto:

Vúho

Una de las cosas que encontró Santiago Angulo en esta dinámica es que hay dos tipos de usuarios que se acercan a las obras digitales. “El primero es el usuario que está especulando y que está comprando una obra como una inversión, la adquiere por 750 dólares y luego vuelve a venderla: hoy en día hay copias que se están vendiendo en 10.000 dólares. Esas personas están teniendo ganancias en unos pocos días –explica Angulo–. Por otro lado, hay personas que admiran a Delbo y su arte y quieren tener una obra de él y disfrutarla”.

Cultura y Efe
En Twitter: @CulturaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.