Secciones
Síguenos en:
Teatro Real de Madrid hace primer experimento de ópera con público
Teatro Real de Madrid

El Teatro Real de Madrid se lanzó a hacer el primer espectáculo en tiempos de covid-19.

Foto:

EFE

Teatro Real de Madrid hace primer experimento de ópera con público

FOTO:

EFE

Presentó versión de 'La Traviata' con actores a un metro de distancia y medidas extaordinarias.

El reputadoTeatro Real de la capital española fue uno de los pioneros en experimentar en tiempos de covid-19. Y lo hizo con el estreno de una controvertida versión de la ópera 'La Traviata' de Verdi.

Resulta muy curioso ver un escenario cuadriculado con una cinta roja, que permite marcar los parámetros de distancia exigidos para ubicar a los actores y cantantes.
Este inédito suceso comenzó desde la misma llegada del público, como lo relata en una crónica el diario español El País.

“Con cuidado y con extrañeza, con audacia y con cautela, pero lo ha logrado. Una hora antes se formaron las colas de entrada. El público llegó vestido de gala, pero con mascarilla. El vestíbulo fue un clamor de cariñosos codazos en el día del reencuentro”, anota el rotativo.

En declaraciones a ese medio, el director general del Real, Ignacio García-Belenguer, lanzó la frase que definía este momento: “Espero que la expectativa del placer supere al miedo”, deseó.

(Lea también: Cirque du Soleil se declara en quiebra y despide a 3.800 empleados)

Luego llegó el plato central. La sorpresa que deparaba un montaje con orquesta y coro completo.

“Parte del éxito de anoche se basó en la pericia protocolaria”, destaca El País. Esto incluyó, como es natural, la reorganización de todos los equipos: desde las taquillas y porteros hasta todo el personal técnico y de artistas tras bambalinas.

Teatro Real de Madrid

Los protocolos se iniciaron desde el mismo ingreso de los espectadores.

Foto:

EFE

Con un 50 por ciento de aforo, el experimento, que fue ampliamente aplaudido por el público, incluyó un foso que se amplió al doble del tamaño, una silletería distanciada y hasta un intermedio de 40 minutos, mientras se desinfectó el foso y el escenario.

“Fue otra demostración de que solo la paciencia permitirá ver en la nueva normalidad a una orquesta con 76 miembros y un coro de 51 cantantes. Nicola Luisotti los dirigió desde el podio, encapsulado en una mampara, con la distancia debida. El sonido es otro, y la dimensión que adquiere, desconocida”, comenta el rotativo español.

Se trató, sin duda, de un mensaje esperanzador, como lo anotó al inicio de la velada el periodista Iñaki Gabilondo, quien a pesar de lo difícil que representaba ese experimento, apeló a Cervantes para quien la música, como dijo alguna vez, sirve “para componer los ánimos descompuestos”.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.