En Cali ya le están bailando al caos y a la alegría

En Cali ya le están bailando al caos y a la alegría

¿Quiere saber que ofrece la 4.ª edición de la Bienal Internacional de Danza de Cali?

Bienal Internacional de Danza de Cali

El Ballet Nacional Chileno viene con un montaje con elementos clásicos y contemporáneos. Foto: Josefina Pérez.

Foto:

Bienal de Danza de Cali

Por: Andrés Hoyos Vargas
28 de octubre 2019 , 09:00 p.m.

A través de la danza se pueden contar infinidad de historias y tocar cualquier tema sin temores o límites.

Como la relación entre un padre y su hija, las complejas definiciones acerca del caos y lo clásico, y hasta nuevas lecturas de lo urbano. Todo a través de movimientos y cuerpos que dan paso a propuestas cercanas, reflexivas y sorprendentes.

Así podría resumirse el espíritu que ya se respira con la 4.ª edición de la Bienal Internacional de Danza de Cali, que podría tener como ejemplos a obras como Yo bailo porque no confío en las palabras (de Kaori Ito), La hora azul (Ballet Nacional Chileno) o la Compañía Accrorap y su propuesta con elementos de hip hop. Todo como parte de un universo de experiencias escénicas que anudan a esta fiesta con el movimiento que se extenderá hasta le próximo 4 de noviembre.

Bienal Internacional de Danza de Cali

Yo bailo porque no confío en las palabras, es la pieza de  Kaori Ito.

Foto:

Gregory Batardon-1


Son más de 700 artistas de 11 compañías internacionales y 27 nacionales las que conforman esta edición de una bienal que amplía el campo de acción con otras expresiones como las artes visuales, la danza urbana, la cultura afro contemporánea y el folclor.

Sumando al teatro, la fotografía y el video, en una dinámica que igualmente busca cultivar nuevas miradas alrededor del movimiento en escena, con artistas de Canadá, Senegal, Chile, Brasil, España, Francia, Serbia, Japón y Colombia.

Algunas imperdibles

Una de las propuestas que llama la atención de la Bienal Internacional de Danza es Malen, una pieza de danza de la Compañía de Ricardo Curaqueo (Chile).

Se trata de un montaje con 16 mujeres mapuches en escena, con edades entre 9 y 80 años, con un ritual de transmisión de sabiduría femenina.
Curaqueo, considerado como uno de los coreógrafos jóvenes más importantes de Latinoamérica, hizo de este ritual una representación escénica, con una obra que conecta la tradición y la contemporaneidad con el lenguaje corporal del pueblo Mapuche.

También se podrá ver la puesta en escena de la compañía canadiense de Marie Chouinard, que presentará Jérôme Bosch: El jardín de las delicias, inspirada en el tríptico del pintor holandés del siglo XVI, El Bosco, con una puesta en escena impactante alrededor del cielo, el infierno y el purgatorio.

Bienal Internacional de Danza de Cali

La puesta en escena de la compañía canadiense de Marie Chouinard, que presentará Jérôme Bosch: El jardín de las delicias,

Foto:

Nicolas Ruel 


Asimismo, los franceses de Accrorap recalcarán en el poder de la danza urbana con The Roots, que se enfoca en un viaje a través del tiempo y la memoria con caricias musicales de hip hop y una coreografía que se intensifica en sus movimientos.

Yo bailo porque no confío en las palabras –de Kaori Ito– invita a escena a su padre (el escultor japonés Hiroshi Ito) para narrar esta historia que es, a la vez, un acto de reconciliación.

Todo esto después de una larga ruptura de 15 años entre los dos. Su conexión coreográfica se convierte en un emotivo recurso de cercanía y reencuentro.
Entre las apuestas nacionales está Revolución Pazcífica del colectivo Jóvenes Creadores del Chocó, que explora la danza contemporánea y ritmos tradicionales del Pacífico colombiano.

Así como los cartageneros de Periferia, que revelan con su pieza Job un panorama de movimiento y ritmo teniendo como marco el entramado político y económico que palpita en la vida de un grupo social menos favorecido. .También se destacan: Danza Concierto y Sankofa, de Medellín, con S. O. S. Tierra y Fecha límite, respectivamente.
La primera reflexiona acerca del calentamiento global y la segunda analiza el encierro de la comunidad afro, el silencio en que viven, causado por la violencia y la muerte de sus líderes sociales.

Sumado a todas las propuestas artísticas, el encuentro ofrecerá una programación académica y de sensibilización frente a la danza.

La coreógrafa Germaine Acogny (Senegal), considerada como la pionera de la danza afrocontemporánea, es una de las invitadas especiales y la artífice de una residencia artística con los Jóvenes Creadores del Chocó, durante 10 días, en Nuquí.


Precisamente, el resultado de esa experiencia se podrá ver en la 4.ª edición de esta fiesta de la danza que también le dará protagonismo al cabaret con las compañías Swing Latino (Cali), junto a A Puro Tango y El Balcón de los Artistas, agrupaciones de Medellín.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
@AndresHoy1

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.