Banksy: entre la polémica y la genialidad

Banksy: entre la polémica y la genialidad

Una obra del artista urbano apareció esta semana en la ciudad galesa de Port Talbot.

Banksy detrás de la pieza de 'saludos de la temporada' de GalesBanksy detrás de la pieza de 'saludos de la temporada' de Gales
Banksy

Matt Cardy/Getty Images

Por: Laura Guzmán Díaz
21 de diciembre 2018 , 10:44 a.m.

El famoso artista Banksy volvió a hacer de las suyas: hace dos días, los habitantes de Port Talbot, en Gales, se vieron sorprendidos con la aparición, en el distrito Taibach, de una obra anónima que traía consigo un fuerte mensaje político.

Se trata de un grafiti que ocupa dos muros externos de un garaje. En el primero se ve a un niño que juega con lo que parece ser nieve, y en el otro se revela que no son copos realmente, sino cenizas provenientes de un contenedor que se está quemando.

Según reportaron medios locales, la obra se inspiró en hechos ocurridos a mediados de julio, cuando dicha ciudad se vio cubierta por un polvo negro, cuyo origen eran las fábricas de acero aledañas.

Aunque al principio no se tenía claro si el grafiti pertenecía a Banksy, él mismo confirmó su autoría a través de su cuenta de Instagram, con un video en el que aparece la obra y se escucha de fondo la canción Little Snowflake, acompañado de la frase “Saludos de temporada”.

Consciente de la importancia del trabajo del artista, cuya identidad sigue siendo anónima –desde hace un tiempo se especula que se trata del cantante de Massive Attack, Robert Del Naja–, la primera reacción de Ian Lewis, dueño del garaje y el primero en encontrar la obra, fue protegerla con una valla, pues tenía miedo de que fuera dañada por vándalos.

Además, el concejal Nigel Thomas Hunt declaró a los medios británicos que la obra necesitaba ser protegida cuanto antes por las autoridades.

Esta no ha sido la única manifestación artística de Banksy que ha causado revuelo este año. En octubre, durante una subasta realizada por la casa Sotherby’s de Londres, la obra Niña con balón, que acababa de ser vendida por 1,2 millones de euros, empezó a destruirse a sí misma (tenía una trituradora de papel en el marco), causando la estupefacción de los asistentes.

La 'autodestrucción' de Banksy

Este año el artista 'Bansky', 'destruyó' una de sus obras en medio de una subasta.

Foto:

“Podría decirse que nos acaban de ‘banksear’”, dijo Alex Branczik, un responsable de Sotherby’s, en un comunicado.

Mientras Banksy se reía del mundo, los amantes del arte se preguntaban si se trataba de un sabotaje de mal gusto al mercado o de un truco publicitario barato.

Pese a ello, la discusión va más allá. Recientemente, el crítico de arte de The Guardian, Jonathan Jones, describió el acto como la broma artística más graciosa del mundo y catalogó a Banksy como un artista serio e importante.

De hecho, desde entonces, su obra aumentó su precio, y su nombre se hizo aún más popular.

“El acto de autodestrucción de Banksy creó algo realmente nuevo, una moderna obra maestra que hace ver el arte actual igual al de antepasados como Marcel Duchamp o Andy Warhol”, dijo Jones.

Para el reconocido artista urbano colombiano Toxicomano, “Banksy sigue siendo un artista fabuloso. Las obras que ha desarrollado son geniales, simples y siempre tiene algo que decir. Sigue siendo anónimo, y es algo que se valora en un momento en el que todo el mundo quiere ser famoso. Al final, él decide que no quiere serlo”.

Además, destacó que es un artista tan valioso debido a “su constancia y la cantidad de tiempo que lleva trabajando. Si algún otro artista hiciera lo mismo de un momento a otro, tal vez no tendría importancia, pero Banksy ha alcanzado tanto impacto mediático que cada que hace algo logra llamar la atención”.

Según el curador de arte Emilio Tarazona "el anonimato ha sido un modo de evitar el fetiche sobre la persona, la clandestinidad permite tanto el boicot al sistema como la corrupción, pero Banksy lo ha convertido en un elemento de marketing.". 

"Banksy confronta siempre realidades conflictivas: la celebración y la protesta, la alegría y la incomodidad. Se ha hecho su fórmula: simple, pero efectiva, como heredando estrategias de la publicidad. Poner la imagen áspera al lado de la triunfal, sin saber cuál de las dos prevalece o si la imagen áspera se vuelve una extraña forma de triunfalismo o celebración de la protesta, sin efectos secundarios", agregó Tarazona. 

Laura Guzmán Díaz
Cultura y Entretenimiento
Twitter: @The_uptowngirl

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.