Un paso a la modernidad con el registro mercantil

Un paso a la modernidad con el registro mercantil

Comenzó a operar en Colombia desde 1931 certificando que una empresa está legalmente constituida.

Foto CCB

La Cámara de Comercio de Bogotá le apostó a la automatización del registro mercantil, es decir, a la modernización del sistema por medio del cual se formalizaban los comerciantes.

Foto:

Cámara de Comercio

09 de octubre 2018 , 10:00 a.m.

Octubre de 1978 - septiembre de 1988.

Luego del primer centenario –en 1978, durante el mandato presidencial de Julio César Turbay–, la Cámara de Comercio de Bogotá le apostó a la automatización
del registro mercantil, es decir, a la modernización del sistema por medio del cual se formalizaban los comerciantes.

En ese entonces, el director de la Cámara, Jorge Rey Montoya, se encargó de diseñar la Dirección de Sistemas de la institución, una decisión de avanzada para el país
cuando apenas un año atrás el mundo había visto los primeros modelos de computadores, aún pesados y de larga y lenta programación.

Por medio de tal dirección, se concluyó que el 95 por ciento del potencial de ayudas automatizadas –o sea, la modernización del sistema– debía estar dirigido al
registro mercantil y el restante 5 por ciento, a las aplicaciones administrativas.

Esto demostraba que el principal objetivo para la CCB, en ese entonces, era agilizar, a través de herramientas modernas, el registro mercantil, que es como la cédula
de quienes tienen un emprendimiento.

Resulta que el registro mercantil, que en Colombia comenzó a operar desde 1931, es el que certifica que una empresa está legalmente constituida. De ahí la obsesión
por garantizar la eficiencia y agilidad en el trámite de este documento.

Cabe resaltar que, si bien en Colombia se empezó a hablar del registro en el siglo pasado, su origen en el mundo data del siglo XVIII, en Italia. Allí se establecieron
estatutos legales de comercio en ciudades como Génova, Florencia, Pisa y Milán.

La inscripción provocó que el tráfico mercantil de bandidos y piratas –en los años 1700– perdiera legitimidad; se estableció una diferencia entre comerciantes
de hecho y comerciantes inscritos. Desde esa época, el registro mercantil representa el reconocimiento legal de los empresarios.

Lo anterior se traduce en el hecho de que gocen de beneficios, como facilidad para la obtención de créditos en entidades bancarias, recibir protección del nombre
comercial y tener la capacidad de expandirse a nivel internacional, además de evitar multas por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio.

La labor de la Cámara fue tan exhaustiva que una década después ya contaba con 250.000 empresas inscritas en el registro mercantil, aunque con el tiempo pasó a llamarse matrícula mercantil.

Los tiempos para llevar a cabo el trámite evolucionaron simultáneamente con el crecimiento de la ciudad –que ya contaba con alrededor de 4’500.000 habitantes–.
La obtención de un registro pasó de dos semanas en 1978 a 16 horas en 1983. Dos años más adelante, el periodo se reduciría a una tarde, mientras que en 1988, la espera pasaría a ser de tres minutos.

Planeación social y económica pensada a largo plazo

En 1984, la capital contaba con 4’500.000 habitantes, aunque se esperaba que en diez años la cifra aumentara a 7’000.000. Esta proyección llevó a la Cámara a la elaboración de un sistema de planeación a largo plazo para la ciudad, en el que acompañó la construcción de los Planes de Desarrollo Social y Económico de 1986 a
1990 –en las alcaldías de Julio César Sánchez y Andrés Pastrana–, antesala del Plan de Prioridad Social de 1990 a 1994. La Cámara también se alió con la Alcaldía
para fomentar foros y estudios a fin de dar con un sistema de planeación. Ese interés dio como resultado el Plan de Desarrollo Social y Económico, en un momento en el que la mirada estaba centrada en la declinación del país a ser sede del Mundial de Fútbol.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.