Seis hitos que modernizaron el servicio de aseo en la ciudad

Seis hitos que modernizaron el servicio de aseo en la ciudad

Un nuevo esquema de aseo que mejorara el servicio.

1

 

Foto:
Por: CONTENIDO PATROCINADO 
27 de mayo 2019 , 05:44 p.m.

La Bogotá de hoy no es la misma de hace una década. Por solo citar una cifra, en los últimos 10 años la ciudad pasó de tener 6’800.000 habitantes aproximadamente –según el censo del Dane de 2005– a más de 8’000.000 de personas. Y aunque la ciudad crecía, el servicio de aseo se había quedado rezagado.

Por eso, la creación de un nuevo esquema de aseo que mejorara el servicio, se ajustara a los cambios y lo modernizara, fue prioridad para la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp).

El proceso empezó a gestarse desde el 2016, y luego de una licitación pública internacional, el nuevo esquema de aseo comenzó a operar el 12 de febrero de 2018; desde ese momento, la ciudad se dividió en cinco áreas de servicio exclusivo, manejadas por las cinco empresas que fueron seleccionadas: Promoambiental, Bogotá Limpia, Área Limpia, Ciudad Limpia y Lime, que cubren el total de servicio en la ciudad, incluyendo, esta vez, la localidad rural de Sumapaz.

Con este nuevo modelo, entró en operación una flota de 436 vehículos Euro V, ciento por ciento nueva, entre compactadores, volquetas y de barrido mecánico, que suponen una carga ambiental mucho menor.

La capital pasó de tener cero a 10.746 contenedores en vía pública. En puntos críticos de arrojo de desechos, como Britalia Norte, Mazurén y la calle 90, entre Autonorte y carrera 15, fueron instalados este tipo de contenedores que invitan a separar los residuos orgánicos (que se depositan en los recipientes de tapa negra) y los materiales aprovechables (que se deben arrojar en los de tapa blanca).

Y aunque el crecimiento demográfico es evidente, Bogotá contaba con tan solo 6.400 canecas de basura. Con el nuevo esquema se aumentó el número de cestas por habitante, pasando de tener una por cada 431 personas a una por cada 90. En total, se contempló la compra de 80.000 nuevas cestas –con 20 por ciento de mayor capacidad a las que hay actualmente–. Para agosto del 2020, se proyecta terminar con el total de la instalación de estas.

Ahora que el Distrito ha dispuesto varias herramientas, es tarea de los ciudadanos aportar, desde su casa, su barrio, colegio y empresa por la adecuada disposición de los residuos.

Seis hitos que modernizaron el servicio de aseo en BogotáCon estos cambios la que ganó fue la ciudad
1
1. El mayor desafío fue la regularización para modernizar el servicio

Una licitación pública para la prestación del servicio de recolección de basuras en Bogotá fue el punto de partida para modernizar el esquema de aseo. El sistema anterior, que durante ocho años operó en la capital, no estaba regulado como lo ordena la Ley 142 de 1994. Por ello, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) sacó adelante el nuevo esquema cuyo costo total fue de $ 4,8 billones; y que hoy, según Uaesp, redujo los costos de barrido recolección y transporte en un promedio de 10.8 %.

Se apostó por un modelo que dividió a Bogotá en cinco áreas de servicio exclusivo. De los 18 proponentes, entre locales e internacionales, fueron escogidas las empresas Promoambiental,

Bogotá Limpia, Ciudad Limpia, Área Limpia y Lime. Una selección que la directora de la Uaesp, Beatriz Cárdenas, califica como “transparente y sin corrupción”.

De los aspectos más novedosos de esta licitación está la inclusión de unas ‘obligaciones de hacer’, para las que se reunieron 174.297 millones de pesos, suma que fue aportada por las empresas ganadoras y se usa para cubrir necesidades que no están contempladas en la tarifa, pero que, evidentemente, se necesitan. Por ejemplo, la norma dice que los puentes peatonales deben ser lavados mínimo dos veces al año; sin embargo, esa frecuencia no es suficiente por lo que hoy, de ese monto, se ordena el lavado de puentes una vez al mes. De estos recursos también se aportó para adquirir más de 80.000 cestas que cumplieran con los estándares de calidad que exige la ley y que necesita una ciudad como Bogotá.

2. Vehículos cero kilómetros

La vida útil de un carro compactador de basuras –a doble turno– oscila entre siete y ocho años. Sin embargo, algunos de estos vehículos que prestaban el servicio en Bogotá superaban los 15 años de uso.

“Antes veía los camiones viejos que botaban mucho humo, con los nuevos no es así y se ven blanquitos ”, dijo Isabella Caicedo, residente de Engativá. Por ello, el nuevo esquema exigió a las cinco empresas prestadoras del servicio de aseo que sus flotas fueran 100 por ciento cero kilómetros y que cumplieran con la norma Euro V –mucho más amable con el medioambiente al exigir un filtro que disminuye las emisiones contaminantes–.

Así, desde el 12 de agosto de 2018, por la capital ruedan 436 vehículos nuevos entre volquetas, barredoras, compactadoras y de supervisión, entre otros. Camiones de carga lateral que cuentan con un sistema que alza los contenedores de tapa negra y los desocupa en segundos o los que son utilizados para la limpieza de estos depósitos son una de las novedades del esquema.

“Son vehículos nuevos que van a recoger 190.000 toneladas de basuras al mes; además de las barredoras, que pasamos de tener 6 a 17 en las calles y que van a barrer 280.000 km de vías”, dijo Enrique Peñalosa.

3. Salto al barrido mecánico

Una particularidad de los esquemas de barrido en los anteriores sistemas de aseo en Bogotá es que eran altamente manuales. Ahora, de acuerdo con la Uaesp, se está dando un salto para mecanizar el sistema con nuevas tecnologías y así optimizarlo: “En una ciudad de las magnitudes de Bogotá puede haber un momento en que el barrido manual demande mucha gente y quizá no llegue a ser tan eficiente”.

Por esta razón, se optó por apostar por barredoras mecánicas (ver foto), que además de realizar de manera eficiente su labor, ahorran tiempo a la ciudad. “Hoy, en las vías principales, tenemos el 50 por ciento del barrido mecánico, cuando antes era solo del 14 por ciento”, señaló la Unidad.

Con los nuevos carros barredores, por ejemplo, barrer la ciudad entre las calles 6.ª y 200 puede tomar unas tres horas, mientras que al hacerlo de manera manual puede tomar días. “He visto por la avenida Cali el trabajo de las barredoras, no hacen ruido y dejan la vía muy limpia”, dijo Zoraida Santamaría, vecina de Suba.

La preocupación de muchas personas es que quienes antes barrían se queden sin empleo. Pero, según la Uaesp, no necesariamente es así. Pues si bien se cambió la oferta de empleo, estas personas pueden operar las nuevas barredoras.

4. Contenedores públicos

La llegada de 10.746 contenedores a la ciudad es, quizá, el hito más representativo en este esquema de aseo. La mitad de ellos son para depositar residuos no aprovechables. Estos contenedores se diferencian porque son de tapa negra, tienen una capacidad de 2.400 litros y un mecanismo para abrir el contenedor con el pie. La otra mitad es para depositar elementos reciclables, estos son de tapa blanca y más pequeños.

Quienes toman el material de los de tapa blanca son los recicladores, por eso el principal llamado es a los ciudadanos, para que los cuiden y usen adecuadamente. “Este es un gran avance no solo para que el ciudadano aprenda a clasificar los residuos, también es un avance en salubridad para los recicladores, pues ellos siempre han estado expuestos a muchas bacterias y elementos peligrosos que no sabemos reciclar desde nuestros hogares”, afirma Dora Rodríguez Cano, comerciante del barrio Siete de Agosto.

5. Las cestas para residuos que invitan a reciclar

En la esquina de la carrera 10.ª con calle 117, en el barrio Santa Bárbara, el panorama cambió hace unas semanas. A unos pasos de donde solían arrumarse ‘montañitas’ con bolsas de plástico que contenían excrementos de los perros instalaron unas canecas que le alegraron la vida a más de un vecino. “Me gustan. Son modernas, se ven de calidad, sirven para reciclar y ya los vecinos no tienen excusa para dejar el reguero de sus mascotas”, dijo Manuel Álvarez, vecino del barrio. Estas cestas se están instalando desde marzo de este año y, en total, Bogotá contará con 80.736 (48.442 de aceroinoxidable y 32.294 de plástico).

Uno de los plus de las cestas metálicas, cuya inversión fue de 45.000 millones de pesos es que vienen en dupla (una de ellas para reciclar). También tienen tapa para evitar que las llenen con productos no adecuados, para protegerlas de la lluvia y hasta para apagar cigarrillos.

Bogotá aumentará 12 veces la cantidad de canecas frente a 2015, cuando había 6.400. Esto significa que habrá una cesta por cada 90 habitantes, superando a ciudades como Nueva York, que tiene 27.000 cestas; es decir que hay una por cada 316 habitantes.

6. Contenedores bajo tierra de última tecnología

Una de las novedades del reciente sistema de aseo es la instalación de contenedores de basura bajo tierra –soterrados– exclusivos para residuos no aprovechables que ya fueron adquiridos y están en bodega (ver fotos). La proyección es instalar 100 en toda Bogotá. Sin embargo, esta cifra depende de la viabilidad técnica del suelo en ciertas localidades.

Entre las ciudades que ya cuentan con estos contenedores soterrados sobresalen Medellín, Manizales y Cartagena; no obstante, a lo que se le apunta es a que la capital supere el número de contenedores de este tipo que hay en todas las ciudades juntas. El primero de ellos, que ya está en proceso de instalación, es el de la Zona Rosa, donde se plantea hacer campañas de cultura ciudadana para el buen uso de los artefactos.

¿Cómo funcionará? Cuando el camión de la empresa de aseo, especial para este tipo de contenedor, haga la recolección, un sistema tecnológico elevará el contenedor que está bajo tierra a la superficie y, con unas palancas especiales con las que ya cuenta el vehículo, se levantará el contenedor y se vaciará totalmente. Después de esta acción, se dejará de nuevo en su lugar, bajo tierra

El turno ahora es para los ciudadanos: tome nota de estas recomendaciones

“Es el colmo tener que encontrarse con inodoros en plena calle o con bolsas de basura regadas; además las dejan al lado del contenedor, en lugar de meterlas adentro. Y qué me dicen de los que los rayan. Es el colmo de la incultura”, aseguró indignada una vecina que trabaja sobre la carrera 15 con 73. No es la única queja que se oye sobre estas situaciones, por eso, el llamado a los bogotanos es a trabajar en equipo con las empresas de aseo para tener una ciudad más limpia.Así se recogen los escombros

Si recientemente ha hecho una remodelación en su casa y quedaron materiales como tejas, ladrillos, cemento, cerámica o restos de sanitarios y lavaderos, lo que debe hacer es llamar a la línea 110.

Allí le solicitarán la siguiente información: volumen estimado de los escombros, tipo de residuo, si está en lona o no, la dirección donde están y algunos datos como nombre, cédula y correo electrónico. Una vez entregada esta información, se coordinará la fecha para una visita de verificación de los datos otorgados. Tenga paciencia, porque este proceso no es inmediato.

El día de la visita, uno de los funcionarios del operador de aseo llegará para pactar las condiciones de entrega, el valor del servicio y se informará la fecha de la recolección de los escombros.

Por último, un camión de la empresa de aseo de su sector llegará el día pactado y se llevará los desechos. Recuerde que ningún operador de aseo recibe dinero en efectivo, el valor de este servicio se verá reflejado en la factura de aseo. Recuerde que arrojar escombros en el espacio público es sancionable, según el Código de Policía. Esta conducta acarrea una multa tipo 4, equivalente a 883.323 pesos.

Además, si les encarga la tarea de deshacerse de los escombros a terceros, estos terminan arrojándolos a los canales, humedales, avenidas o bajo los puentes, generando gastos para la ciudad y problemas ambientales.

Pilas con los horarios

Algunos usuarios no están sacando sus desechos en los días y horarios establecidos. “Esta es una problemática que se presenta en toda la ciudad, sin importar el estrato o si la zona es residencial, comercial o industrial”, dijo la Uaesp.

El llamado es a respetar horarios y días establecidos. Si tiene dudas sobre estos datos, consulte en la página web de su operador de aseo. Separe sus desechos en casa “Cuando más ciudadanos deciden no meter todo en una misma bolsa, están ayudando también a que lleguen menos residuos al relleno sanitario de Doña Juana”, sentencia el Distrito.

Es por esto que para una ciudad como Bogotá, que produce al día unas 7.200 de toneladas de residuos, el reciclaje debe comenzar desde casa. Y no es algo del otro mundo, solo basta con separar los desechos en dos bolsas, una blanca y otra negra. En la blanca debe depositar materiales que puedan ser aprovechados, como cartón, plástico, latas de aluminio, vidrio, papel y cartón.

Recuerde que si son envases, debe limpiarlos y secarlos antes de depositarlos en la bolsa blanca. “Empecé a reciclar el año pasado por primera vez en mi vida. Con el tiempo he mejorado el proceso; por ejemplo, ahora lavo los materiales reciclables y los seco. También envuelvo los vidrios en periódico para que el recolector no se corte”, dijo Johan Suárez, habitante de Suba.

En la bolsa negra deben ir los papeles del baño, pañales y residuos de alimentos. Si tiene contenedores cerca de su casa, puede depositar en ellos las bolsas blancas y negras.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.