Se han autorizado 38.000 talas, y se han sembrado 243.000 árboles

Se han autorizado 38.000 talas, y se han sembrado 243.000 árboles

Conozca las razones, la planificación urbana, y las entidades a cargo de este proceso.

.

   

Foto:

Alcaldía Mayor de Bogotá 

Por: CONTENIDO PATROCINADO
12 de febrero 2019 , 10:00 a.m.

Tan dañina como una tala irresponsable es la desinformación generada alrededor de un tema que está en el sentimiento de las personas. Es grato ver cómo cada vez más la ciudadanía se manifiesta en favor de causas como la protección del medioambiente. Por lo mismo, esa misma ciudadanía tiene el derecho y la obligación de conocer a fondo las decisiones que en esta materia viene adoptando la Administración Distrital. 

Hubo polémica por la tala de tres árboles y el eventual traslado de otros tres en el parque Japón, ubicado en el calle 86 con carrera 11, para darle paso a un parque diferente –con gimnasio al aire libre, una cancha de fútbol 5, mobiliario renovado y luminarias, entre otras instalaciones–. Lo propio sucedió cuando se talaron varios árboles a la altura de la calle 76 con carrera 9.ª, en el norte, lo que despertó una ola de indignación, sin saber exactamente lo que se pretendía.

Debido a estos hechos, y otros que vendrán, las explicaciones técnicas deben ser tan o más valoradas que las emociones producidas por una tala en determinado sector. Para Carlos Alfonso Devia, ingeniero forestal con magíster en Desarrollo Rural de la Universidad Javeriana, en el debate sobre las talas hay mucho desconocimiento.

“Existe un nivel regular y bajo respecto al conocimiento de los árboles de la ciudad; las opiniones se basan en percepciones personales, por lo que se necesita más pedagogía para tener opiniones más objetivas”, comentó Devia.

De acuerdo con el académico, las decisiones de talar deben ser consideradas con múltiples factores. Sin embargo, para él “se debe preservar al máximo la vida, por lo que la opción de tala debe ser cuando una especie esté en condiciones terminales”, agregó.

Herman Martínez, exdirector del Jardín Botánico entre el 2008 y el 2010, puntualizó que el arbolado existente en la capital es muy joven. “La edad promedio es de 30 años; se tiene un censo aproximado de 1’272.510 árboles en espacio público y otros 900.000 en espacio privado, por lo que, en el desarrollo de obras de infraestructura, lo más recomendable es el traslado de las especies”, compartió Martínez; además, agregó que es importante conservar la genética de estos árboles, pues ya están adaptados para sobrevivir en las condiciones ambientales de Bogotá.

Razones para talar

Según cifras consolidadas por la Secretaría de Ambiente, entre el primero de enero del 2016 y el 30 de diciembre del 2018 se ha autorizado la tala de 38.045 árboles en la ciudad, por concepto de emergencia (11.180), por obras de infraestructura (8.365) y manejo (18.500) –enfermedades, inclinación y raíces expuestas–.

Es importante precisar que el manejo de los árboles en riesgo lo hace el Jardín Botánico de Bogotá, bajo las normas vigentes en el ámbito nacional y distrital.

A pesar de este panorama, durante la presente administración se han plantado, en promedio, ocho árboles por cada uno talado, es decir, cerca de 243.818 (219.714 árboles plantados en espacio público y restauración ecológica y 24.104 replantes).

Desde este punto de vista, los árboles intervenidos han sido previamente evaluados de forma técnica por la Secretaría de Ambiente o la autoridad ambiental competente, que en algunos casos es la CAR(Corporación Autónoma Regional), entidades que, siguiendo los parámetros establecidos, otorgaron el permiso o la autorización silvicultural.

Por lo tanto, antes de talar un árbol, un equipo de profesionales forestales y biólogos revisan y evalúan el arbolado de Bogotá para determinar si está en buenas condiciones físicas y sanitarias; si está prestando los servicios ecosistémicos adecuados, no solo para las aves, sino también para la ciudadanía, y si se encuentra a una distancia adecuada entre uno y otro árbol, con el fin de garantizar que sus raíces se desarrollen óptimamente y no compitan con los demás individuos por nutrientes.
No obstante las revisiones hechas por los profesionales, entre el 2016 y 2018, los Bomberos de Bogotá registraron 3.988 emergencias por árboles que se vinieron al piso.

Otra de las razones por las cuales se tala son las especies que le hacen daño a la ciudad. Por ejemplo, el eucalipto común, el ciprés, el pino patula, el pino candelabro y las acacias, son especies de baja longevidad y altura excesiva, lo cual hace que en temporadas de lluvias y fuertes vientos sean más propensas al volcamiento. Además, varias de estas especies están catalogadas como invasoras a nivel mundial, ya que compiten con otras por nutrientes y agua.

Planificación urbana

Según el Sistema de Información para la Gestión del Arbolado Urbano (Sigau), Bogotá cuenta con 1,27 millones de árboles urbanos localizados en espacio público y 877.266enespacioprivado,y a ello se suma el arbolado ubicado en cerros orientales y de Suba (cerca de 2,5 millones), lo cual significa que por cada1,72 habitantes hay un árbol.

Uno de los objetivos, según la Alcaldía Mayor, es fortalecer el paisaje urbano a través de la planificación, gestión e intervención de la malla verde urbana y así potenciar los servicios ecosistémicos.

Por otro lado, las normas que rigen los procesos de tala y reforestación en Bogotá (decreto 531 de 2010 y el decreto 383 de 2018), junto con el ‘Manual de silvicultura’ del Jardín Botánico, exigen una socialización del proceso, más no una concertación con los ciudadanos, lo que ha traído disgustos, como se vio en el parque Japón, donde la comunidad acudió a una acción popular que frenó el proceso.

Entidades a cargo

– La secretaría de Ambiente se encarga de avalar las talas en la ciudad; en casos específicos, la CAR.
– El Jardín Botánico se ocupa del mantenimiento y manejo del arbolado de la ciudad; además, es responsable de las talas y los tratamientos integrales.
– El Grupo Enel deber hacer podas y mantenimientos de árboles si interfieren con cableado de alta tensión.
– La Uaesp lleva acabo las talas cuando se emite una autorización de la Secretaría de Ambiente.
–La Empresa de Acueducto de Bogotá (EAAB) realiza el tratamiento de árboles en rondas, canales y fuentes hídricas.
– El Instituto de Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) es responsable de los árboles ubicados en los parques públicos, pero la tala de estos depende de la autorización de la Secretaría de Ambiente.
– El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) interviene únicamente el arbolado que interfiere en las vías.
En el caso de los árboles sembrados en espacio privado, los tratamientos silviculturales (mantenimiento) deben estar a cargo del propietario, después de haber obtenido los respectivos permisos emitidos por la autoridad ambiental. En caso de que se le autorice la tala, el propietario del árbol debería realizar una compensación (como sembrar otro) por los servicios ambientales que prestaba el árbol talado.

Señales que indican cuándo hay que talar

Herman Martínez fue director del Jardín Botánico de Bogotá y es experto en árboles. Él enseña cuáles son las señales que deben reconocer los ciudadanos para entender cuándo debe ser talado un árbol. Las especies que se van a volcar se inclinan bastante, “uno se da cuenta porque empiezan a levantar la tierra; es un proceso lento, pero es notorio porque las raíces comienzan a salirse”, afirma Martínez. Además, agrega que las inclinaciones son aproximadas a unos 45 grados; “cuando presenta estas inclinaciones, es porque definitivamente ese árbol se va a caer”.

Por otra parte, un árbol que se está muriendo es un individuo que presenta pudrición ascendente, es decir, cuando se observa que la parte del tronco que está al borde de la tierra está podrida, esa es otra señal de que se debe talar.

Aparte de esto, Martínez aclara que la mayoría de árboles mueren de pie, sobre todo especies nativas, ya que tienen raíces más profundas. Por lo tanto, la edad de un árbol no indica una señal de peligro; de hecho, de acuerdo con él, en Bogotá mueren 2.000 personas al año por accidentes de moto y una persona cada 10 años por la caída de un árbol; cuando eso sucede, es porque las autoridades ambientales encargadas no llegaron a tiempo.

¡Sembremos!, pero seamos responsables con Bogotá

Hay comunidades interesadas en promover la siembra de árboles, y eso está bien. No obstante, es importante saber cuáles son las especies aconsejables y a qué entidad acudir para prevenir volcamientos, talas y emergencias en el futuro.

En Bogotá se caen cuatro árboles diarios en épocas de invierno, según las entidades ambientales. Solo durante abril del 2018 se cayeron 70, y tuvieron que ser intervenidos más de 400 para evitar más emergencias. Según la Secretaría de Ambiente, esto ocurre porque la gran mayoría de individuos fueron plantados hace 50 años y son especies que vienen de otras regiones y países: “También sucede porque no se tuvieron en cuenta criterios importantes de planificación a la hora de sembrarlos”, agregó la entidad.

Por ejemplo, el roble, el nogal y el guayacán de Manizales son algunas de las especies que más han sembrado las autoridades encargadas, pues no pierden la totalidad de las hojas de la copa durante el año, lo cual permite mayor almacenamiento de material particulado y CO2.

Si usted desea llevar a cabo una siembra, debe acercarse al Jardín Botánico de Bogotá, ubicado en la calle 63 n.° 68-45, o llenar un formulario que encuentra en la página: www.jbb.gov.co/plant.

Tres mitos y tres verdades

1. ¿Los árboles viejos y algunas especies representan peligro?

La mayoría de los árboles generadores de riesgo corresponden a especies exóticas (eucalipto, acacias, pinos, cipreses y algunos cauchos), ya que registran riesgo de volcamiento. Así ocurrió en Altamar, barrio ubicado en el occidente de Bogotá, donde hace 40 años residentes de la época sembraron un caucho de la India y un sauco, especies que hoy están inclinadas. La comunidad, desde hace cinco años, ha exigido su tala, pues las raíces causan daños en los andenes y parques.
La verdad: las especies exóticas sí representan riesgos. El mito: los árboles viejos no necesariamente afectan el entorno. En Bogotá, los árboles son jóvenes (30 años en promedio).

2. ¿Detrás de las talas hay un negocio con la madera?

Muchos se preguntan a dónde van a pararlos residuos de las talas. El Jardín Botánico (JBB) astilla parte del material vegetal producto del manejo. Una vez transformado, se utiliza como acolchado para los árboles jóvenes, lo que mejora la plantación. Por otra parte, el Distrito afirmó que “los residuos de las talas se disponen de conformidad con la normatividad vigente: artículo 19 del decreto 531 de 2010”. Según dicha norma, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) y el JBB determinan si los residuos se dan como pago a terceros por la ejecución de la actividad, se comercializan o se entregan a entidades sin ánimo de lucro.

3. ¿Y los árboles talados por obras de infraestructura?

Cifras como la tala de 8.365 árboles por obras (entre 2016 y 2018) que se llevan a cabo en la ciudad–entre esas, 1.373 por la construcción del metro– preocupan a los ciudadanos. Sin embargo, el Distrito afirma que se han venido incrementando las siembras.

Por ejemplo, la Empresa Metro aseguró a EL TIEMPO que el proyecto incluye la siembra de 2.920 individuos nuevos. Por otra parte, el IDU afirma que la obra de TransMilenio por la carrera 7.ª también contempla la siembra de un 20 por ciento adicional de las plantaciones actuales que hay en ese corredor. Y, por su parte, el Jardín Botánico reveló en julio de 2018 que por cada árbol talado, se siembran ocho.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.