Movilidad mejora si cambiamos comportamientos

Movilidad mejora si cambiamos comportamientos

Es importante trabajar por mantener y adoptar una cultura ciudadana adecuada.

c

En el Centro de Gestión de Tránsito 38 funcionarios revisan 100 cámaras que muestran si hay incidentes en el tráfico. Las soluciones se dan en tiempo real. Foto: Rodrigo Sepúlveda ET.

Foto:

Secretaría  de Movilidad 

Por: Contenido Patrocinado 
20 de marzo 2019 , 12:10 p.m.

Llegar más rápido al lugar de trabajo o estar temprano en casa para compartir con la familia depende, en buena medida, de detenerse en lugar de acelerar cuando el semáforo esté en amarillo, no mal parquearse ni cinco minutos en sitios prohibidos y respetar el pico y placa, entre otros comportamientos plausibles.

Así lo evidencia la Secretaría Distrital de Movilidad (SDM) a través de un diagnóstico sobre los trancones en la ciudad en el que, además, menciona otras causas: la realización de maniobras indebidas, el ascenso de pasajeros en lugares no indicados, los incidentes viales, las obras públicas o privadas, las fallas en los semáforos y las alrededor de 700 manifestaciones anuales en la capital.

Por supuesto, sumadas a estas causas de trancón, están los huecos, semáforos que tienen hasta 40 años de funcionamiento y los trabajos de señalización en puntos álgidos –para evitar congestión e inseguridad vial–. Entonces, para ahorrar tiempo en los desplazamientos y garantizar la seguridad vial todos debemos poner de nuestra parte, teoría que comparte el director ejecutivo de la Fundación Despacio y consultor del Centro WRI Ross de Ciudades Sostenibles, Darío Hidalgo, con el que EL TIEMPO dialogó.

“Pensar que el problema de movilidad se debe a que la red vial no creció como sí lo hizo el parque automotor no es más que una teoría errónea y del siglo XX. La solución estructural a la congestión no es construir más vías –aunque son necesarias algunas intervenciones–, sino balancear la movilidad hacia el transporte público, la caminabilidad y el uso de la bicicleta”, dijo el experto.

De acuerdo con Hidalgo, si bien el Distrito tiene que garantizar que el sistema de transporte público sea
de calidad –con tren de cercanías, más troncales de TransMilenio y metro–, es deber del ciudadano hacer del tránsito en la ciudad algo más amigable.

“Las intersecciones, por ejemplo, se bloquean porque aunque no hay espacio en la vía, las personas siguen pasándose el semáforo en amarillo. No esperan. Eso es una falta de respeto con el otro”, comentó Hidalgo.

Como evidencia de lo dicho por el experto, están las cifras del Secretaría de Movilidad: solamente en la intersección de la avenida Caracas con calle 19 (entre las 7 y 9 a. m.) se ven afectados 87.000 pasajeros, debido a que los conductores, en su afán, quedan en la mitad de las dos vías. Ante esta situación, lo que tiene que hacer la SDM es desplazar unidades de apoyo para mitigar lo más
pronto tales bloqueos.


“Lo mismo ocurre con quienes se parquean mal mientras compran un café o quienes incumplen la restricción de pico y placa. La gente piensa que los comparendos son una excusa para recaudar dinero y no es así. Si yo infrinjo la norma y, además, pongo en peligro la vida del otro tengo que ser sancionado”, manifestó Darío Hidalgo.

Como evidencia de la afirmación de Hidalgo, está el registro de comparendos de la SDM: durante el 2018 las dos infracciones más recurrentes fueron estacionar el vehículo en sitios prohibidos y transitar en horas prohibidas, con 232.790 y 77.056 sanciones, respectivamente. La solución, de acuerdo con el experto, es que el Distrito siga con el mantenimiento de la malla vial, la ampliación de estaciones de TransMilenio, su apuesta por el metro y siga facilitando medios sostenibles como caminar o el uso de la bicicleta y así desincentivar el uso de transporte particular.

“Tengo optimismo frente a lo que se ha hecho. A uno le gustaría tener resultados más rápidos, pero hay que reconocer el proyecto de parqueo en vía que se está adelantando, la instalación de cámaras de fotodetección y la instalación de semáforos inteligentes”, comentó Hidalgo.

En cuanto a los infractores de tránsito, el experto manifestó que se tiene que seguir trabajando en el tema de cultura ciudadana para cambiar comportamientos. “Hay que hacerle entender al 20 por ciento de conductores que exceden la velocidad que bajarle al acelerador salva vidas. Medidas como disminuir la velocidad de 60 a 50 km/h, por ejemplo, reduce hasta un 45 por ciento los accidentes de tránsito”, agregó el director ejecutivo de la Fundación Despacio.

Al consultarle a Henry Murraín, director ejecutivo de Corpovisionarios, sobre cómo transformar los comportamientos de los actores viales, manifestó que indudablemente se tiene que seguir apostando por la cultura ciudadana.

“Como las otras políticas públicas, el tema de la cultura ciudadana debe ser sostenible, que no se quede en campañas aisladas y de momento. Fomentar la participación ciudadana debe ser algo permanente”, explicó Murraín, agregando que, aunque se deben imponer comparendos a los infractores, la apuesta debe ser por cambiar comportamientos. Así, el suspender a alguien por no acatar las normas será una excepción y no el común denominador.

“Vamos por buen camino. Un avance significativo es ver cómo, gracias a las estrategias de cultura ciudadana que se han ejecutado, Bogotá tiene una de las tasas de muerte por accidentes de tránsito más bajas de Latinoamérica. De hecho, cuando la tasa de fallecidos por accidentes de tránsito en el país es de 14 por cada 100.000 habitantes, la de Bogotá es de 7. La idea es seguir reduciendo estas cifras y afrontar los nuevos retos”, puntualizó Henry Murraín.

TRES PREGUNTAS A: JUAN PABLO BOCAREJO, SECRETARIO DE MOVILIDAD

Con base en los aportes de Henry Murraín, de Corpovisionarios, sobre la necesidad de seguir trabajando en la cultura ciudadana para cambiar comportamientos, así como en la propuesta de la Secretaría de Movilidad de hacer énfasis en la cultura de la autoridad, hablamos con el secretario Juan Pablo Bocarejo.

Según datos de Movilidad, hay 68 % más de control en vía y la conciencia de dicho seguimiento ha calado en la ciudadanía, al punto de que el recaudo por multas e infracciones aumentó 52 % en el 2018 frente al 2015.

1. ¿Qué debe pesar más: el control y la sanción o trabajar en cambiar los comportamientos de los ciudadanos? ¿Por qué?

Los cambios duraderos de comportamiento que permitan mejorar la movilidad requieren de diferentes dosis de control, mejoras de infraestructura y tecnología y cultura ciudadana. Debe trabajarse siempre en los tres componentes.

2. ¿Cuáles son los tres hitos tecnológicos que cambiarán la movilidad de Bogotá este 2019?

El sistema de semaforización inteligente, el taxi inteligente y el sistema inteligente de estacionamiento en la vía.

3. ¿Cómo transmitirle a la ciudadanía que la movilidad es un asunto por el que debemos trabajar todos?

Mucho depende del comportamiento individual: – Escoger modos de transporte sostenibles, al menos
una vez por semana usando bicicleta o transporte público.
– Desarmarse en la vía. 500 choques al día afectan enormemente la movilidad.
– Usar tecnologías para programar los viajes y escoger la mejor opción a partir de información en tiempo real.

El ‘cerebro’ de la movilidad recibe información las 24 horas del día
Información vial en tiempo real, oportuna y verificable es la principal apuesta para hacerle frente al reto que representa la movilidad de 8’000.000 de habitantes, que día a día salen a las calles para llegar al trabajo y estudio. Por eso, lo que ocurre en la ciudad, en materia de movilidad, llega al Centro de Gestión de Tránsito –CGT–, algo así como el ‘cerebro’ del monitoreo. Allí, un equipo de 38 funcionarios tiene la responsabilidad de tomar decisiones que ayuden a mejorar la movilidad.

Por otra parte, en las vías más de 1.000 policías de tránsito, 220 funcionarios de grupo operativo y unas 100 personas contratistas de mantenimiento de semáforos informan al CGT sobre el estado de la movilidad.
La sede de la Central de Gestión de Tránsito cuenta con un video wall de primera generación, 32 puestos de operaciones y tres salas de análisis donde se planean medidas para hacerle frente a las dificultades del tránsito de la ciudad. Muestra de estas soluciones es la instalación de mallas y barandas peatonales en la autopista Norte con calle 187, en el sector de Marantá, para evitar que los pasajeros se subieran o bajaran en desorden. Con esto se logró evitar en un ciento por ciento la detención de buses en un sitio riesgoso y mejorar la velocidad un 23 % en este tramo; medida que hoy beneficia a 41.000 personas en horas pico. Además, se implementó un paso seguro en el portal 20 de Julio sobre la calle 30A sur que beneficia a más de 20.000 personas.

La información también se registra a través de 100 cámaras de monitoreo, 37 de las cuales están autorizadas por el Ministerio de Transporte para tomar evidencia de los vehículos infractores. En este centro de datos se registran entre 500 y 600 incidentes diarios, desde choques simples, vehículos varados, mal parqueados, bloqueo de intersecciones hasta accidentes graves con muertos y heridos.

Trabajando en conjunto con la Red Distrital de Emergencias y la Línea 123 Nuse (Número Único de Servicios de Emergencia), la secretaría de Movilidad casi duplicó los casos atendidos pasando
de 58.290 en el 2018 comparado con 28.795 en el 2017.

El CGT también tiene una alianza con Waze que nutre la información con todas las alertas de incidentes ocurridas en Bogotá y reporta la velocidad en 10 segmentos viales, algunos de ellos ubicados en los límites de Bogotá como la Calle 80 y Autopista Norte y Sur.

El ‘cerebro’ también se alimenta con los reportes que hacen los ciudadanos a través de las redes sociales Facebook y Twitter, con el hashtag #YoReporto-Tránsito. En el Simur (Sistema Integrado de Información sobre Movilidad Urbano Regional) está el link ‘Yo reporto tránsito’ donde los ciudadanos pueden alertar sobre los incidentes en las vías. Adicional, con la aplicación taxis inteligentes instalada en 6.000 de los 50.000 de estos vehículos que hay en Bogotá, el CGT cuenta con información de tiempos de velocidad en las vías. Las carreras en estos ‘amarillos’ se reducen 40 por ciento teniendo por su conexión a Waze, entre otros.

La era de la tecnología para el 2019

Con semáforos inteligentes, cámaras de última generación para detectar infracciones y parquímetros en las calles, la secretaría de Movilidad se propone facilitarles a los ciudadanos orden, civismo, autoridad y le hará frente a la congestión en la ciudad.

Desde diciembre de 2018 se comenzaron a reemplazar los 4.484 semáforos, en las 1.500 intersecciones que hay en Bogotá, por tecnología de última generación. Los nuevos sistemas para estos aparatos tendrán la capacidad de optimizar el tiempo de la luz verde de acuerdo con el flujo de carros
que haya en las vías.

Según las autoridades, el 80% de esta tecnología estará lista a finales de 2019, y el 100% –incluida la etapa de operación y mantenimiento– en agosto de 2020. Con el cambio habrá hasta un 30% de ahorro de tiempo en un viaje promedio.

En el 2019 entrarán a operar 100 cámaras ‘salvavidas’ por un valor de 40.000 millones de pesos y que fueron avaladas por el Ministerio de Transporte.

Estos nuevos ‘ojos’ inteligentes, contarán con mecanismos tecnológicos de detección electrónica de infracciones como exceso de velocidad, Pico y Placa y tránsito por los carriles preferenciales del transporte público, entre otros.

Otra de las ayudas, para organizar el espacio público y disminuir las congestiones en las vías es el Sistema de Estacionamiento Inteligente (SEI), también conocido como ‘parquímetros’. La medida se encuentra en proceso de licitación y funcionará en tres pasos: se parquea el vehículo, se carga una tarjeta con minutos de parqueo, que se pueden conseguir en puntos de venta o recarga o por aplicación móvil; cuando se reciba la alerta que el tiempo va a terminar se podrán adquirir más minutos o el usuario retira el carro de la vía.Antes y después: así se han destrabado tres vías

Avenida carrera 68 con calle 53
A la brava. Así se adelantaban los vehículos que pretendían cruzar la calle 53 hacia el oriente. En el semáforo de esta calle era común ver doble fila de carros cuando el semáforo estaba en rojo. Adicional, cuando la luz cambiaba, otros cuantos vehículos hacían maniobras riesgosas para adelantarse y alcanzar a pasar. Todo lo anterior provocaba evidente congestión vehicular y era peligroso; por eso, luego de un estudio minucioso, la Secretaría de Movilidad eliminó el giro a la izquierda y señalizó los pasos seguros para peatones y ciclistas (pintaron las cebras), lo que permitió mejorar la movilidad en el sentido Norte- Sur en la avenida carrera 68 con calle 53.

Avenida carrera 19 con calle 127 B
Uno de los puntos críticos de la ciudad que fue intervenido por las autoridades de tránsito es el de la avenida 19 con calle 127 B, donde en la hora de mayor demanda, entras 6 y 7 a.m., los vehículos hacían el retorno al sur sin ninguna prevención provocando embotellamiento y congestión en sentido norte. Como parte de la solución se canalizó la salida del retorno con el uso de unos separadores viales o maletines lo que mejoró el tiempo de recorrido en un 32%, entre la avenida calle 134 y la avenida calle 127 y se evitaron las maniobras riesgosas del giro sur–occidente en un 100 por ciento. La implementación está en proceso de ser definitiva: los maletines serán remplazados por elementos de separación fijos.

Avenida las Américas con carrera 68
En este lugar, en horas pico, la congestión se generaba por dejar pasajeros en sitios no permitidos. Los carros que tomaban la curva al bajar el puente para tomar la carrera 68 al sur, y los ciclistas que transitaban por esta vía, ocasionaban trancones de varios minutos en la Avenida Las Américas con carrera 68 sentido occidente. Ahora, con el apoyo de personal de la secretaría de Movilidad y con maletines, los biciusuarios están seguros. También se evita el ascenso y descenso de pasajeros en zona prohibida, con lo que se disminuyen las maniobras peligrosas y se mejoran
los tiempos de desplazamientos a los usuarios.

1

Se eliminó giro a la izquierda y se señalizó el paso seguro para peatones y ciclistas –se pintaron las cebras– en la avenida 68 con calle 53(ver imagen de la derecha).

Foto:

Secretaría de Movilidad

2

Se eliminó giro a la izquierda y se señalizó el paso seguro para peatones y ciclistas –se pintaron las cebras– en la avenida 68 con calle 53(ver imagen de la derecha).

Foto:

Secretaría de Movilidad

3

En la avenida carrera 19 con calle 127B se canalizó la salida del retorno con el uso de unos separadores viales o maletines (imagen de la derecha).

Foto:

Secretaría de Movilidad

4

En la avenida carrera 19 con calle 127B se canalizó la salida del retorno con el uso de unos separadores viales o maletines (imagen de la derecha).

Foto:

Secretaría  de Movilidad

5

Con maletines para el paso de bici usuraios mejoró sustancial mente la congestión en Las Américas con carrera 68 (imagen derecha)..

Foto:

Secretaría de Movilidad

6

Con maletines para el paso de bici usuraios mejoró sustancial mente la congestión en Las Américas con carrera 68 (imagen derecha).

Foto:

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.