Secciones
Síguenos en:
Lo que ganan las universidades al patentar resultados científicos
1

Los ingenieros de Unisimón y el empresario Omar Abril en una jornada de trabajo en MacondoLab de Unisimón. 

Foto:

Lo que ganan las universidades al patentar resultados científicos

Unisimón obtuvo su tercer registro con un modelo que mejora el rendimiento de drones submarinos.

En las universidades no solo se puede generar conocimiento sino también llevarlo a la práctica en los sectores productivos. Uno de los caminos son las patentes surgidas de los resultados de investigaciones científicas novedosas.

Según las estadísticas de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), las solicitudes de patentes en Colombia son lideradas por las Instituciones de Educación Superior que buscan proteger el trabajo realizado durante años por sus científicos. “Una patente es reflejo de una investigación muy bien estructurada que le sirve de base”, explica el abogado Fredy Sánchez Merino, director de innovación de la Universidad Simón Bolívar.

Unisimón ha implementado un modelo de registro, vigilancia e identificación de materia desarrollada en casa, con aliados que tengan potencial de merecer una patente. Por eso, el año pasado, consiguió sus primeras dos protecciones en los campos de la medicina y la biogenética. La tercera llegó este año con una propuesta que mejora el rendimiento de drones submarinos tipo ROV.

2

El mecanismo patentado conforma la estructura de Drag-ROV, dron marino con capacidad de ir a profundidades de hasta 100 metros.

Foto:

Dron submarino con mejor rendimiento

El registro más reciente otorgado por la SIC a Unisimón fue por una propuesta surgida en su centro de crecimiento empresarial e innovación, MacondoLab, elaborada por el empresario sanandresano Omar Abril-Howard y los ingenieros Reynaldo Villarreal González, Juan Pestana Niebles y Carlos Ochoa Pertuz.

La iniciativa, titulada ‘mecanismo de ajuste de motores para vehículos submarinos de operación remota para aprovechamiento de empuje de motores’, resuelve dos necesidades que había en el mercado: la primera, permite que el ROV navegue en ríos a pesar de sus corrientes y, la segunda, que el ROV pueda sortear las corrientes marinas, causantes de que muchas operaciones científicas en el mar deban suspenderse.

Lo que hace especial este trabajo son sus placas laterales ajustadas a motores, junto con una cubierta de protección superior que va unida a un flotador.

“Eso le permite movilidad y aprovechar la totalidad de su fuerza, aumentando el empuje del dron en el desarrollo de la actividad, con la ventaja de maniobrar de forma ascendente, descendente y hacia adelante”, explica Abril-Howard.

La utilidad de Drag-ROV ha sido probada en más de 200 inmersiones en diferentes proyectos de investigación en San Andrés, Providencia y Santa Catalina, con valoraciones marinas en los cayos Bolívar y Roncador, la expedición Seaflower 2019, en cayo Albuquerque y, tras el paso del huracán Iota, el análisis del emisario submarino que sufrió daños que provocaron el flujo de aguas contaminadas al mar.

El mecanismo patentado conforma la estructura de Drag-ROV, un dron creado por Abril-Howard en una de las ediciones de Probeta, programa de la Alcaldía de Barranquilla y Apps.co del Ministerio de las TIC que ejecuta MacondoLab, y que, desde 2017, impulsa el desarrollo de negocios basados en investigación científica y en el uso de tecnología.

Estos drones son construidos con sistemas estáticos; nosotros creamos un sistema de agarre de motores para que gire y se desplace con o contra las corrientes”, detalla Villarreal.

3

En el método patentado para diagnosticar la nefritis lúpica, los microRNAs son detectables porque están en biofluidos como la saliva, la sangre periférica o la orina.

Foto:

Contra las biopelículas bacterianas

Las otras dos patentes de Unisimón están en los campos de la medicina y la biogenética.
Una es un recubrimiento que evita la formación de biopelículas bacterianas en superficies, obra de Antonio Acosta Hoyos, Nataly Galán Freyle y Jorge Leyva Rojas, profesores de la Facultad de Ciencias Básicas de Unisimón.

La propuesta ‘recubrimiento antibacteriano que comprende una dispersión de nanopartículas metálicas y/o magnéticas funcionalizadas con grupos hidroxilo, amino, carboxilo o tiol unidas a péptidos derivados de bacteriófagos’ tiene aplicación inicial en las industrias de alimentos y dispositivos médicos.

“En el caso de dispositivos médicos o alimentos, en un tubo o un tanque, la barrera de polisacáridos en las biopelículas son un problema en una clínica o una empresa de alimentos”, agregó.

La SIC corroboró que, en nuestro país, no se había patentado un recubrimiento antibacteriano como este, capaz de inhibir el crecimiento de cultivos de bacterias E coli, colocados en láminas de vidrio, durante 6, 12 y hasta 24 horas.

Es complicado trabajar biopelículas bacterianas con medicamentos, dados los altos niveles de resistencia en estas comunidades bacterianas y los posibles efectos secundarios”, explicó Leyva.

Diagnóstico y monitoreo de la nefritis lúpica

‘Métodos in vitro para el diagnóstico y monitoreo del daño renal en pacientes con lupus eritematoso sistémico empleando una combinación de microRNAs circulantes’ es el resultado del trabajo del médico internista y nefrólogo Gustavo Aroca Martínez y los biólogos Elkin Navarro Quiroz y Lisandro Pacheco Lugo, profesores y miembros del grupo de Nefrología de Unisimón.

Esta patente ofrece una alternativa nueva para diagnosticar y monitorear la nefritis lúpica, con procedimientos no invasivos.

“Demostramos que estos cinco microRNAs, presentes en fluidos biológicos, pueden ser usados para diagnosticar la nefritis lúpica de forma temprana, con una muy buena sensibilidad y especificidad, disminuyendo el riesgo que trae la biopsia renal”, comentó Navarro. Esta técnica abre la posibilidad de descubrir si en el organismo humano hay más moléculas microRNAs con utilidad en el tratamiento de otras patologías.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.