La Salle, una universidad que mira a la postpandemia
CONTENIDO PATROCINADO
blank

La Salle, una universidad que mira a la postpandemia

Diversas acciones administrativas, académicas y humanitarias definen su derrotero de cara al futuro.

salle1
Foto:

Universidad de La Salle, Sede Chapinero

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
31 de julio 2020 , 05:42 p.m.

¿Cómo están afrontando las Instituciones de Educación Superior (IES) los cambios generados por la pandemia? La primera respuesta es que las universidades trasladaron rápidamente sus prácticas pedagógicas a entornos remotos asistidos por tecnologías, pasándose en tiempo récord de una educación totalmente presencial a una mediada por Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Esto no fue un reto menor ya que, para la mayoría, conllevó la consideración de factores como garantizar la conexión del estudiante, además de capacitar a los docentes en esos nuevos entornos y proveer una infraestructura tecnológica estable, que no estaban siendo considerados como fundamentales, y se convirtieron, inesperadamente, en necesidades de primer nivel que aseguran una educación de calidad.

“Las nuevas dinámicas provocaron que las instituciones de educación superior construyéramos, repensáramos y corrigiéramos sobre la marcha estas prácticas, por lo que la emergencia sanitaria se configuró como un escenario de aprendizaje continuo para todos los miembros de la comunidad universitaria”, explica el doctor Milton Molano Camargo, director de planeación de la Universidad de La Salle.

Molano
Foto:

Doctor Milton Molano Camargo, director de planeación de la Universidad de La Salle.

De ahí que, esta institución, desde la rectoría del hermano Niky Murcia, haya
impulsado el ‘Foro Abierto: La Universidad post-covid, retos y proyecciones’, llevado a cabo los días 13, 14 y 21 de julio de 2020.

Este encuentro buscaba, a través de una metodología de diálogo comunitario y construcción colectiva de conocimiento, que la comunidad universitaria reflexionara acerca de las experiencias vividas en tiempos de pandemia (mirada hacia dentro), además de aportar a la necesidad que tiene la sociedad colombiana de encontrar reflexiones críticas y propositivas frente a las nuevas realidades que empiezan a darse (mirada hacia afuera).

“La crisis derivada por la propagación de la covid-19 se convirtió en una situación imprevista, inimaginable, incluso, que. conllevó a la ruptura de la rutina de las relaciones académicas, laborales y personales tal como se conocían. Sin embargo, también se configuró como un momento excepcional, que implicó un cambio profundo en las dinámicas pedagógicas, didácticas y administrativas”, asegura el doctor Molano.

La academia, en renovación

La Universidad de La Salle En este sentido adoptó diversas acciones para sortear la situación, que se reflejaron en los siguientes frentes:

Fortalecimiento de las dinámicas formativas humanizadoras

La crisis permitió disminuir el umbral de resistencia al cambio y se produjo un acelerado tránsito de la presencialidad a la enseñanza mediada por tecnologías digitales.

La acción formativa ha asumido, durante estos meses, el desafío de adoptar acciones en clave de inclusión y pedagogías que no pierdan su condición humanizadora, reconociendo a cada estudiante desde su singularidad y sus relaciones con las fracturas sociales del contexto nacional.

Se volvió a las preguntas fundamentales de las prácticas pedagógicas: ¿Para qué educar? ¿Qué aprender? ¿Qué enseñar? ¿Cómo enfrentar los asuntos metodológicos para enriquecer la formación? ¿Cómo saber que se cumplen los propósitos en el marco de la gestión de los contenidos y las metodologías previstas?

Esto lleva consigo la necesidad de lograr los máximos niveles de congruencia entre los criterios, las actividades, los instrumentos e indicadores de evaluación, todo ellos, con respecto a los propósitos, contenidos y las metodologías previstas, para hacer realidad el horizonte formativo

Salle34
Foto:

Universidad de la Salle, Sede la Candelaria

Flexibilidad en la gestión administrativa.

- Se aprendió que el manejo de la información es muy importante para modelar los procesos académicos y así tomar decisiones asertivas, por lo que, la planeación se ubicó como un factor muy importante para abordar los espacios de aprendizaje en estas nuevas condiciones.

- La construcción de protocolos a lo largo de estos meses evidenció la capacidad de respuesta oportuna y flexible de la institución. Siendo este un producto dinámico y de mejora continua que depende en gran medida de factores externos que no están en control de la Universidad.

En cuanto a la gestión investigativa, se comprobó, a través de Mincienciatón y los proyectos aprobados de la Universidad de La Salle que es posible ajustarse a convocatorias rápidas, cortas, que implican tener claridades sobre lo que se quiere hacer y una experiencia acumulada en áreas sensibles y de interés social.

Uno de esos proyectos consiste en la creación de unidades de aislamiento epidemiológico portátiles, mediante estructuras neumáticas de emergencia. El otro apunta a la modelización de intervenciones de salud pública, de modo que pueda medirse la efectividad y el impacto epidemiológico y socioeconómico de la toma de decisiones y medidas de mitigación del SARS-CoV-2 en nuestro país.

“La situación excepcional que se está viviendo ha traído grandes lecciones, siendo una de las más importantes el reconocimiento como una institución que pone en el centro de su misión a la persona, es así, como, se ubica como una de las estrategias que más reivindica la identidad lasallista”, asegura el director de planeación de la Universidad de La Salle.

Acciones con alma lasallista

Entre las estrategias más destacadas llevadas a cabo por esta universidad se encuentran:

- Beca de 30% a estudiantes nuevos y antiguos.
- Campaña Alimentación Solidaria.
- Unisalle Solidaria.

La Campaña Alimentación solidaria consistió en la entrega de mercado a estudiantes que se encontraban en condición de vulnerabilidad en el marco del Aislamiento Preventivo Obligatorio.

Por su parte, Unisalle Solidaria es un llamado a la acción de toda la comunidad educativa para que, a través de donaciones y acciones de voluntariado, se pueda tener un gesto de responsabilidad con quien más lo necesitan a través de dos líneas de acción: Becas Indivisa Manent y Programa de becas de los estudiantes de Utopía.

“Todas estas acciones han permitido que la universidad, en su conjunto, entienda el sentido de la fraternidad, que no es otro que hacer y ver en cada lasallista un hermano, una opción humana y evangélica por el otro”, puntualiza el doctor Milton Molano Camargo.

Mirando hacia el nuevo futuro

Es claro que la era postcovid requiere ser pensada en asuntos estructurales, que son más complejos que la contención del virus en sí misma.

“Nuestro compromiso como Universidad de La Salle está en advertir el peligro de una falsa interpretación de la crisis limitándola a una recesión económica. Esto delimitaría el objetivo central del desarrollo al crecimiento económico, lo cual es, en sentido amplio, negar el valor del Desarrollo Humano Integral y Sustentable (DHIS) y, en consecuencia, desconocer el horizonte de sentido que nos identifica como lasallistas”, advierte el doctor Molano.

El académico destaca que la crisis ha traído consigo una discusión más profunda acerca de la calidad en la educación, descartando la posibilidad de una visión única al respecto. Así mismo, es necesario pensar la educación y su calidad de una manera abierta, diversa e incluyente.

Esta nueva forma de concebirla les permitirá entender a los diferentes actores que, aunque es deber del Estado asegurarla, también las instituciones, los maestros, las familias y las personas tienen mucho que aportar desde sus lugares y posibilidades.

La pandemia también obliga a que se mire de nuevo el campo y su situación particular.

Lo primero que hay que indicar es que los entornos rurales, tan sistemáticamente relegados de las agendas de política pública, requieren que la sociedad colombiana se ocupe de resignificar el campo.

Para la Universidad de La Salle, las nuevas ruralidades deben ir de la mano de la potenciación de los modelos productivos en la financiación, la comercialización y la agricultura familiar.

Es claro que, para esta institución, el campo necesita estrategias focalizadas que respondan a sus realidades concretas de pobreza, informalidad y desigualdad. De ahí que la consolidación de agendas públicas y privadas que conduzcan a la disminución de las brechas productivas, sociales, infraestructurales y de inclusión, y que reconozcan la sinergia entre el campo y la ciudad, sea de carácter urgente.

Todo esto debe conducir a un nuevo contrato social, en donde el pacto por el campo y la nueva ruralidad sea un elemento esencial y un compromiso del país para su desarrollo.

Salls5
Foto:

Universidad de La Salle, Sede Chapinero

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.