Secciones
Síguenos en:
La innovación: eje de la medicina y bienestar para los pacientes
Afidro

Afidro

Foto:

Afidro

contenido patrocinado 

La innovación: eje de la medicina y bienestar para los pacientes

Afidro

FOTO:

Afidro

En el sector salud le ha dado paso a la evolución de la ciencia y al bienestar de la población.

A través de los años y conforme aparecen nuevas enfermedades se comprueba cada vez más que la innovación junto con la tecnología son claves en el sector salud. Y es que definitivamente, la medicina no tiene futuro si no va de la mano de la investigación y sus respectivos descubrimientos, pues es gracias a ellos que se hace posible mejorar un sistema que constantemente debe estar en evolución.

“La innovación va de la mano de la investigación y todos los hallazgos de la misma se trasladan en soluciones para el paciente. Esta también se basa en los proyectos y nuevas ideas que han demostrado ser eficaces y que requieren de una implementación dentro del sistema de salud, hospital o centro de salud. Tiene que estar ligada a la investigación para que en el largo plazo, además de generar soluciones de acuerdo a los problemas de los pacientes se fortalezca el sistema y se estimulen las universidades para que se unan con otras empresas de forma sólida, es decir, no todo depende de la medicina, también están involucradas las ciencias de la información y las ingenierías”, afirma Fernando Suárez, médico genetista y magister en Epidemiología.

En línea con lo anterior, cobra gran relevancia la innovación cuando contribuye de manera directa a beneficiar a cada uno de los pacientes. Por ejemplo, con el diseño de un consultorio y su ergonomía, la creación de vacunas y medicamentos y el surgimiento de la telemedicina.

“Los procesos de innovación tienen muchas formas de manifestarse. Por un lado, en cosas aparentemente simples como la innovación en el diseño de un consultorio en donde la ergonomía y la informática médica se unen, ya que se empieza a pensar en diseños donde el paciente se sienta cómodo, el computador no sea una barrera entre el médico y el paciente, y se mantenga la debida privacidad cuando se va a realizar un examen físico. Por el otro, en las vacunas o incluso medicamentos que ya se empiezan a manipular terapéuticamente con diversos genes para tratar enfermedades, lo que significa que en términos de desarrollo farmacológico es claro que ese ha sido el resultado de varios procesos de innovación y de pensar cómo hay mejores formas de tratar la enfermedad”, agrega Suárez.

El sector farmacéutico le responde a la humanidad

En la coyuntura actual, la innovación farmacéutica tuvo que asumir el reto de responderle a la población mundial y hacerle frente a la pandemia provocada por el covid-19. Dicho sector, lo hizo de manera efectiva encontrando las vacunas que hoy existen contra el virus. Sin embargo, un porcentaje de las personas ha llegado a dudar sobre la confianza y el efecto de las mismas.

“Uno de los cuestionamientos que se hacen las personas es decir que cómo puede ser que la vacuna contra el covid-19 sea buena si fue creada muy rápido, pero lo que se les olvida es que no fue rápido, ya que está basada en 20 o 25 años de investigación para cada una de las enfermedades infecciosas y virales para las cuales se han desarrollado vacunas. Todos los años y millones que se invirtieron en investigación para estudiar esas otras vacunas del mismo principio que se utiliza para la vacuna contra el covid-19, que tienen procesos moleculares iguales y los mismos estudios de comprensión de ARN mensajero, es lo que nos ha servido para que en un solo año hayamos sacado la vacuna contra el covid-19. Asimismo, se han hecho ensayos clínicos con la vacuna, no estamos vacunando al mundo sin hacer pruebas pertinentes de eficacia y toxicidad”, explica Catalina López, directora científica de Genome Canada.

Por su parte, Suárez agrega que “si bien es cierto que se aceleraron algunos procesos en términos de investigación clínica con pacientes y productos biológicos, el tema de las vacunas lleva mucho tiempo. Las personas tienen que tener una visión a largo plazo y eso es lo que da confianza porque la vacuna contra el covid-19 no se inventó el año pasado, lleva mucho tiempo de trabajo con estudios, por tanto, ya había un buen conjunto de evidencias que mostraban seguridad en los procesos y, de hecho, se ha demostrado actualmente con las vacunas”.

Pero el sector farmacéutico no solo ha dado resultados en lo que respecta a la vacuna contra el covid-19, su labor también se ha centrado en desarrollar antibióticos que eliminen la resistencia que hoy en día existe en humanos y animales y en crear programas a través de la genómica que ayuden a refinar el diagnóstico de los pacientes y a entender cuáles y de qué forma van a responder o no los individuos a ciertos medicamentos de acuerdo a su componente genético.

La inteligencia artificial se toma la medicina


En la actualidad no es una locura pensar en que la inteligencia artificial puede ser utilizada para crear medicamentos, pues ya son varias las áreas de la medicina que la han implementado.

“Las compañías farmacéuticas ya están usando la inteligencia artificial en distintos niveles. Por ejemplo, para modelizar una molécula y tratar de ver cuales medicamentos pueden atacar esas moléculas. De la misma forma, para realizar una serie de diagnósticos que permitan entender mejor cuál es la patología y definir cuál es el medicamento que puede ser más eficaz o cuál se puede desarrollar”, dice López.

En lo que se refiere a las áreas en donde se manejan grandes cantidades de datos, la inteligencia artificial juega un papel fundamental, por lo que expertos recomiendan que las empresas farmacéuticas, cuando estén en la etapa inicial de creación y descubrimiento de nuevos medicamentos opten por emplearla.

“Por último, quiero resaltar a Eric Topol, un médico norteamericano que al hablar sobre el impacto de la inteligencia artificial en la medicina, dice que esta va a liberar el tiempo del médico para que se concentre más en los aspectos humanos y no en los analíticos o de procesos, lo que quiere decir que, contrario a lo que muchos piensan, la inteligencia artificial no va a deshumanizar la medicina, sino que nos hará más humanos”, finaliza López.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.