La década en la que la Cámara ayudó a crear los controles del país

La década en la que la Cámara ayudó a crear los controles del país

Fue en la década de los años veinte que nacieron las entidades de control en Colombia.

CC2

Las misiones promovidas por la Cámara de Comercio permitieron la creación de varios organismos del nivel nacional, entre ellos la Superbancaria y el Banco Nacional (Banrepública, en la foto).

Foto:

Archivo El Tiempo

Por: ARTÍCULO PATROCINADO
09 de octubre 2018 , 09:57 a.m.

Octubre de 1918 - septiembre de 1928.

La década de los años veinte vio nacer el tema del control en Colombia: se crearon la Contraloría General de la República, la Superintendencia Bancaria (hoy Superintendencia Financiera) y una junta mixta (privada y pública) para el Banco de la República. La Cámara de Comercio se involucró de lleno en el proceso para crear y estructurar estas entidades, que llegaron a ejercer tareas de control claves para la economía. Ese proceso se cumplió comenzando el año 1923, cuando llegó a Colombia
la Misión Kemmerer a reorganizar la economía. Para entonces, el trabajo de la Cámara como órgano consultivo de Gobierno se había probado en varios
escenarios.

Cuando arribó la misión, el país tenía a cuestas las consecuencias de nueve guerras civiles y había sufrido los efectos de la Primera Guerra Mundial. Según la Cámara, se había afectado principalmente el comercio con Alemania, Francia e Inglaterra.

Con el apoyo de la Cámara, el exministro de Hacienda Esteban Jaramillo brindó la asesoría legal a la Misión Kemmerer para reglamentar el manejo de propiedades
y fondos públicos con la creación de la Contraloría, a partir del primero de septiembre de 1923. Reemplazó lo que entonces se denominaba Corte
de Cuentas.

Ese año también comenzó a funcionar la Superintendencia Bancaria, para estimular el ahorro, regular la banca, proteger a los ahorradores y velar por que se cumplieran las leyes. La regulación existía, pero no se cumplía. Con la Ley 45 de 1923 se estableció la necesidad de permiso estatal para la constitución de la personalidad bancaria y la apertura de nuevos establecimientos y se prohibió a los bancos
comerciales ser propietarios de otras empresas o bienes que no tuvieran que ver con su actividad principal.

El trío de las grandes decisiones de esta década en las que participó la Cámara lo completó el Banco Emisor, el Banco de la República. La Cámara, como consultora, le envió al ministro de Agricultura una recomendación para fijar el capital base de
funcionamiento en diez millones de pesos. También propuso una junta de siete miembros (cinco accionistas particulares y dos del Gobierno) para impedir
influencias oficiales.

Con base en las recomendaciones Kemmerer, la Ley 25 de 1923 autorizó al Gobierno para que promoviera y realizara la fundación del banco emisor, de giro, depósito y descuento, con el privilegio de exclusividad de emitir billetes, pero con medidas
rígidas que conservaran las normas del patrón oro. El 27 de julio de 1923, el presidente de la Cámara, José Joaquín Pérez, fue nombrado gerente del Banco
de la República.

Para ponerles orden a los fondos públicos
CCB8

Por recomendación de la Misión Kemmerer, promovida por la Cámara, se creó, en 1923, el Departamento de Contraloría, hoy Contraloría General de la República.

Foto:

Archivo El Tiempo

La Ley 42 de 1923 autorizó la organización de la contabilidad oficial y la creación del
departamento de Contraloría, por recomendación de la Misión Kemmerer. Fue el
nacimiento de lo que hoy se conoce como la Contraloría General de la República.

La asesoría jurídica de la Cámara de Comercio, a través del Esteban Jaramillo,
quien fue ministro de Hacienda del gobierno de Enrique Olaya Herrera, fue clave
para este proceso, que recogió en sus conclusiones la Misión Kemmerer.

En ese momento se consideró, basado en las conclusiones de la misión, que esta
entidad podría establecer los medios para imponer una estricta observación de
las leyes y reglamentos administrativos para el manejo de las propiedades y los
fondos públicos.

La creación de este organismo de control fue parte de las recomendaciones para reorganizar las finanzas públicas, que para la época estaban envueltas en una
profunda crisis, dada la inestabilidad social y económica generada por las guerras
de principios del siglo XIX.

El nuevo Departamento de Contraloría comenzó a funcionar el primero de septiembre
de 1923, y el presidente Pedro Nel Ospina nombró como primer contralor general de la República a Eugenio Andrade.

En esa primera etapa, al Departamento de Contraloría quedaron incorporados
cuatro asuntos relacionados con los fondos públicos: la Corte de Cuentas, la
Dirección General de Contabilidad, la Oficina Nacional de Estadística y la Oficina
Central de Ordenaciones del Ministerio del Tesoro.

Según reseña la misma Contraloría, todos los empleados, libros, constancias,
documentos, papeles, mobiliarios y otros objetos pertenecientes a dichas oficinas
fueron trasladados al Departamento de Contraloría, que empezó a funcionar
en una esquina de lo que hoy es el centro de Bogotá (carrera 9.ª con calle 12).
También pasaron a depender de la nueva entidad todas las labores relacionadas
con la revisión y la liquidación de cuentas de las oficinas recaudadoras o pagadoras,
todos los empleados dedicados a este trabajo en la Tesorería General de la
República, en las administraciones de Aduanas, Salinas, Correos y Telégrafos,
en las oficinas de Timbre, en las casas de Moneda y en otras oficinas del Gobierno.
La entidad llegó con la atribución de revisar y contar los elementos de propiedad
estatal, lo mismo que las estampillas y el papel sellado en poder de empleados
públicos. Se le permitía, además, examinar y verificar las entradas y licenciamientos
de personal en el Ejército y la Policía.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.