La ciudad creció y pasó de 9 barrios a más de 400

La ciudad creció y pasó de 9 barrios a más de 400

Esto ocurrió en Bogotá durante los 50 años previos a 1968.

Bogtá

Imagen panorámica de Bogotá tomada en 1975 por el fotógrafo Rodolfo González.

Foto:

Archivo El Tiempo

09 de octubre 2018 , 09:59 a.m.

Octubre de 1968 - septiembre de 1978.

Durante los 50 años previos a 1968, Bogotá pasó de tener unos 9 barrios a más de 400. Tal dato, referenciado por la Cámara de Comercio en sus estudios, mostró el
potencial de crecimiento poblacional que tenía la capital. En 1917 había unos 150.000 habitantes, en 1940 se registraban 350.000 y para 1950, la cifra superaba los 715.000.

Los años de violencia previos y los que precedieron el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, el 9 de abril de 1948, provocaron una migración incontenible desde las regiones hacia Bogotá. En 1955, el número de habitantes rozaba el millón, y para 1968 la población superaba los 2 millones; una cifra que parecía impensable para la capital, ya que, por primera vez, superaba en habitantes a Cundinamarca.

Estudiar fenómenos como el crecimiento de las últimas décadas y la necesidad de planear el futuro motivaron a la Cámara de Comercio a salirse de esa camisa de
fuerza de los registros y apostarles a pensar y aportar en el desarrollo de la ciudad.

Para los 70 se hizo énfasis en la reorganización de la entidad en términos operativos
y administrativos para, entre otros, fortalecer el trabajo con la comunidad y la cultura ciudadana.

En los 70, reestructuración

Durante esta década, muchas cosas empezarían a cambiar en el organigrama, y con ellas, la dinámica misma de la entidad. El pilar de la transformación comenzó
en enero de 1973, cuando se aprobó el reglamento de la Cámara. Se fijó lo referente a sus fines y objetivos, órganos (junta directiva, comisión de mesa, presidencia
y secretaría general, entre otros).

En abril de 1974 se presentó la nueva orientación que dio a la entidad una estructura formada por cinco direcciones: administrativa, financiera, servicios legales,
promoción y desarrollo, y centro de información económica. En noviembre de 1974 se cambió la denominación de secretario general de la entidad por el de gerente.

Pero fue a partir de 1976 cuando los representantes de la Cámara comenzaron a reunirse cada quince días con un objetivo preciso: identificar y buscar soluciones
a los problemas ciudadanos.

El presidente de la CCB de entonces, Alberto Díaz Rubio, había concluido que, después de varios años de funcionamiento de la comisión de mesa, las decisiones deberían recaer en la junta directiva.

En marzo de 1978 se suprimió la comisión de mesa, y un año después se les dio a los directores de las cámaras de comercio la facultad de nombrar secretarios con el fin de que pudieran firmar las certificaciones expedidas por la entidad, de acuerdo con las exigencias de la Superintendencia de Industria y Comercio y lo señalado en el Código de Comercio.

En opinión de Ariel Armel –presidente de la Confederación Nacional de Consumidores desde 1970–, la junta directiva conformada por presidente y gerente
debía ocuparse de la problemática nacional y trabajar con mayor intensidad en bien de la comunidad.

En 1969 se consolidó la unidad

Los comerciantes recordarán el año 1969 como un hito para la unión del país. El 7 de mayo, en Ibagué, se realizó la XIV edición del Congreso Nacional de Cámaras de
Comercio, en el que se produjeron dos hechos relevantes para la historia de la entidad.

El primero fue la reactivación de la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras) con el fin de favorecer a los empresarios de las regiones del país. Este paso encaminó la unión comercial de ciudades como Bogotá, Medellín, Manizales, Bucaramanga, Cartagena, Cúcuta, Barranquilla, Popayán y Cali.

Aunque Confecámaras se creó en 1931, debido a asuntos administrativos no había prosperado. Con el ingreso definitivo de la Cámara de Comercio de Bogotá, el 7 de
mayo de 1969, y por la insistencia de otras cámaras como la de Barranquilla, la iniciativa se consolidó –hoy en día, la red de cámaras de comercio reúne a 57 entidades del sector público y el privado–.

Con Confecámaras llegan nuevas leyes y funciones que fortalecen la innovación en las regiones, empresas y negocios de Colombia. Por ejemplo, la gestión del registro
público ayudaría a los empresarios a crear contratos para sus empleadores y así no tener problemas jurídicos en el futuro.

El segundo hecho ocurrido a raíz del Congreso Nacional fue la inauguración
del primer Centro de Información y Documentación Económica, conocido hoy en día como Centro de Información Empresarial Bogotá (Cieb). Con este centro nacen cuatro bibliotecas, creadas únicamente para temas jurídicos,comerciales, cívicos y sociales.
Su función ha sido brindar apoyo y entregar información específica a los emprendedores sobre sus negocios.

Tres de estos centros especializados están ubicados Bogotá: Salitre, Chapinero y Kennedy, y el cuarto punto queda en el municipio de Fusagasugá. Actualmente, la CCB cuenta con una biblioteca virtual para mayor comodidad y accesibilidad para los
interesados. 

Cumple 100 años como pilar de los comerciantes

Para celebrar el primer siglo de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), el 9 de octubre de 1978 se organizó un coctel en el salón de actos del Museo de Arte Colonial. Según Ricardo Rivadeneira, profesor de la Universidad Nacional, fue “un hecho
significativo para la élite bogotana, pues la mayoría sentía respeto por el arte colonial, que encarnaba los valores morales y religiosos de la alta sociedad capitalina”.

En el acto se recordó a Jorge Holguín, uno de sus fundadores y propietario de una casa de importación de mercancías inglesas y francesas.

La historia de la CCB se remonta a 1878, cuando grupos de negociantes se reunían en clubes para –además de jugar cartas y departir un trago– charlar sobre negocios. Precisamente, uno de estos grupos protestó contra el Gobierno con la idea de tener
mejores condiciones laborales y apoyo económico. En esa búsqueda lograron algo inimaginable para el siglo XIX: la creación de la Cámara, como se reseñó al
comienzo de este especial.

En 1978, con motivo del festejo de los 100 años, “publicaron libros, dictaron charlas, se adquirió un lote en el norte de la ciudad, hubo emisión de estampilla y moneda conmemorativa y se emprendió una campaña cívica de seguridad, entre otros actos”,
cuenta el profesor de la Nacional.

Adicionalmente, la entidad tuvo claro su potencial investigador y su capacidad para movilizar a otros y generar cambios, y a eso le apostó. Durante esos primeros
100 años estuvieron al mando 24 directivos, que consiguieron, entre otros logros, ser
orientadores del Gobierno Nacional en temas comerciales y de planeación, realizar consultorías y hacer investigación.

La Cámara no solo celebraba el hecho histórico de posicionarse como la única y más grande entidad de los comerciantes, empresarios y emprendedores del país, también festejaba el apoyo brindado al desarrollo de Bogotá en el transcurso de 10 décadas
y la unión lograda entre varias cámaras del país.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.