Secciones
Síguenos en:
La calidad de vida sigue creciendo con el gas natural
naturgas

NATURGAS

Foto:

NATURGAS

La calidad de vida sigue creciendo con el gas natural

Este combustible limpio se ha masificado para beneficio de la población, aún quedan metas a cumplir.

El gas natural ha salvado miles de vidas en Colombia. Puede parecer una afirmación desmesurada, pero es totalmente cierta. Basta con tener en cuenta que antes de la masificación de este energético en los hogares del país, el método más empleado para cocinar consistía en el uso de leña y carbón.

Este método es altamente nocivo para la salud humana, pues la leña y el carbón se suelen utilizar en fogones abiertos o en estufas que se encuentran en malas condiciones. Todo esto genera una combustión incompleta que libera pequeñas partículas de sustancias nocivas, las cuales causan enfermedades respiratorias, según explica el Instituto Nacional de Salud.

Afortunadamente, esta realidad empezó a cambiar gracias el gas natural, que el Gobierno decidió impulsar en los años noventa por medio de dos CONPES: el Plan de Gas y el Programa para la Masificación del Consumo de Gas.

Según el Ministerio de Minas y Energía, estos documentos establecían las acciones necesarias para sustituir recursos energéticos de alto costo ambiental, sanitario y ecológico por energías más eficientes en los sectores industrial, comercial, residencial y termoeléctrico.

Antecedentes como este han permitido un crecimiento vertiginoso en la cobertura del gas natural. De hecho, solamente durante la última década, la cantidad de usuarios de este combustible pasó de 1,9 millones a más de 10 millones. Esta cifra, que indica una cobertura de casi el 80% de usuarios, convierte a Colombia en un ejemplo mundial.

Justamente el ministerio de Energía reportó en Pasto, Nariño, el año pasado el usuario 10 millones de gas natural y afirmó: “"Gracias a sus atributos ambientales, el gas natural se consolida como el energético de la Transición. Se trata de un hidrocarburo eficiente y sostenible, que permite reducir la emisión de gases de efecto invernadero. El uso de este combustible en el transporte y la generación de energía eléctrica reduce cerca de un 100% el material particulado”.

“Al principio cocinábamos con leña, pero era muy difícil conseguirla. Luego debíamos cargar cilindros de GLP que a veces no alcanzaba. Ahora el gas natural llega directo al fogón para hacerle de comer a la hija y a la nieta”, afirmó la señora Yolanda Caicedo, usuario 10 millones.

Lo anterior ha tenido un impacto directo en la salud pública y la calidad de vida. Y es que, además de las vidas que se han salvado por la sustitución de la leña y el carbón en las cocinas, también es preciso resaltar que el número creciente de vehículos que usan gas natural vehicular están permitiendo mejorando la calidad del aire.

No en vano, el Departamento de Prosperidad Social ha señalado que el gas natural será una de las fuentes que impulsará la transformación energética del país, junto con la energía solar y la eólica. Justamente, la entidad espera que, para 2022, estas fuentes alternativas constituyan un 12% de las fuentes de energía utilizadas en Colombia.

Ahora la meta que se traza para el país en este sentido es alcanzar 250.000 nuevos usuarios durante el 2021. La industria cree que el gas es la elección natural para llevarles oportunidades a las familias que más lo necesitan

Retos por superar

Aunque la cobertura ha crecido de manera significativa, aún es necesario seguir avanzando. Muestra de ello es que, según datos de la Organización Mundial de la Salud y el Instituto Nacional de Salud, se calcula que en Colombia se pueden producir entre 2.500 y 5.000 muertes cada año debido al uso de la leña y carbón.

Según Andrés Sarmiento, presidente encargado de Naturgas, la Asociación Colombiana de Gas Natural, este método aún es empleado por 1,2 millones de familias, para un total aproximado de 5 millones de personas en el país, principalmente en zonas rurales apartadas o en los estratos socioeconómicos más bajos.

Tal como señala el Departamento Nacional de Planeación, esto demuestra la necesidad de seguir impulsando el uso del gas natural en Colombia como ya ha sucedido en otros países. Para esto, es necesario el trabajo coordinado entre el Estado y las empresas especializadas en producir, transportar, distribuir y comercializar el energético.

La industria del gas natural ya ha identificado 12 proyectos en 363 municipios que permitirían llevar gas natural a más de 366 mil familias de bajos recursos, a través de la construcción de conexiones.

La inversión requeriría de un monto de 200.000 millones de dólares y del compromiso entre actores públicos y privados. Es un esfuerzo grande, pero vale la pena llevarlo a cabo para beneficio de las familias más vulnerables del país.Más información

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.