Impacto ambiental, el legado de la industria en Jericó

Impacto ambiental, el legado de la industria en Jericó


¿Cómo contribuyen las empresas en materia de responsabilidad ambiental en el suroeste antioqueño?

1

     

Foto:
Por: CONTENIDO PATROCINADO
03 de diciembre 2019 , 12:21 p.m.

Ser una empresa responsable con el medioambiente va más allá de implementar prácticas limpias de producción, promover iniciativas de manejo adecuado de los recursos o liderar campañas de reciclaje, consiste en medir verdaderamente el impacto ecológico que su labor productiva ejerce sobre la región que habita y desarrollar un plan de acción que contribuya a mejorar incluso las condiciones iniciales en que se intervino el entorno.

Así como se diseñan procesos para mejorar la productividad o medir el impacto social y cultural, es responsabilidad de las empresas diseñar estrategias para sanar y mejorar las condiciones de las regiones que habitan en materia ambiental.

Es el caso Jericó, que siendo dueño de una importante riqueza natural por sus pisos térmicos y diferentes ecosistemas como el bosque seco tropical y bosques de montaña, se ha visto afectado por las diferentes actividades de la industria a lo largo del tiempo, de allí que la mirada esté puesta en el legado, que en materia de impacto ambiental, estas industrias tengan para dejar.

Para Marcela Arango Aramburo, ingeniera ambiental y magister en Medioambiente y Desarrollo, la sostenibilidad en los territorios está precisamente en la diversificación de las industrias, no solo en enfocarse en una sola. “La diversidad en el desarrollo industrial (ganadería, café, turismo) , como es el caso de Jericó, le aporta riqueza al territorio”, señaló.

2

    

Foto:

Esa riqueza no hace referencia únicamente al aspecto económico, sino a los recursos en general. “El principal reto para 2020 es que las empresas demuestren que pueden hacer las cosas bien, que los territorios se desarrollen de manera sostenible, que demuestren que puede haber armonía entre el turismo, la minería, la ganadería, el café, el comercio… y que los recursos no se pierdan y se vean realmente invertidos en el territorio”, dice Marcela, entendiendo que hay además, un cumplimiento normativo como la elaboración de estudios de impacto ambiental para la explotación de los recursos, que deben ser implementados por las industrias.

La ingeniera ambiental, quien trabajó por más de seis años en el sector minero en el suroeste antioqueño, cuenta por ejemplo cómo en el caso de la minería se ha “satanizado” la industria con respecto al impacto ambiental, “en muchos sectores se sataniza la minería debido a que el referente que se tiene es el de la minería ilegal, pero la minería legal invierte en algo que no existe en Colombia que es la línea base ambiental.

A propósito de esta industria, en Jericó se adelanta un proyecto minero de gran envergadura, Quebradona, la iniciativa de minería subterránea de cobre de la compañía sudafricana Anglo Gold Ashanti, ubicado a 12 kilómetros del área urbana del municipio. Si bien la compañía viene realizando exploración geológica desde 2004 y aún no inicia explotación de minerales, las inquietudes por el impacto ambiental y paisajístico de la mina y de la planta de producción, son puntos que se han trabajado con especial detalle en la elaboración del Estudio de Impacto Ambiental que se presentará a las autoridades.

3

   

Foto:
El Legado de la industria minera

Antes de medir el impacto en el territorio de cualquier industria, Esteban Gallo, ingeniero forestal y especialista en Gestión Ambiental, aclara que es importante entender que toda actividad agropecuaria, minera o industrial tiene un impacto, siendo imposible pretender desarrollar cualquier proyecto sin que este afecte el medio ambiente. “Los impactos de la actividad minera en Jericó hasta la fecha no han mostrado ser diferentes a los de otras actividades de otros renglones económicos, la minería subterránea es diametralmente opuesta a otro tipo de explotaciones, además acá hay un concepto que debemos recalcar y es la legalidad”, destacó.

Y es que frente al interés que el proyecto minero Quebradona ha despertado, la verdadera respuesta sobre su impacto o su legado está enmarcada no solo en que se trata de un proyecto de minería legal y regido por estándares internacionales, con tecnología de punta y las mejores prácticas globales, sino en que se trata de un nuevo concepto en el sector de la minería, transformador e innovador, con una clara visión ambiental y paisajista y de última generación.

4

    

Foto:

Para el ingeniero Gallo, trabajar al amparo de la ley y de la mano con las autoridades e instituciones competentes, es la mejor manera de garantizar la verdadera sostenibilidad de cualquier negocio relacionado con la explotación de un recurso natural, señala que hay impactos ambientales que no se pueden compensar, como la tala de un bosque primario para la construcción de una vía, por ejemplo.

“El bosque no hay forma de replicarlo en una escala humana, ni en extensión, ni en composición florística, sin embargo, la legislación de Colombia da herramientas para implementar medidas que permitan disminuir la escala e intensidad de esos impactos generados por los proyectos mineros, estas medidas pueden ser in situ o ex situ”, explicó Gallo.

5

   

Foto:
El reto

El instituto Humbolt, alertó sobre la amenaza de extinción que se cierne sobre el ecosistema del Bosque Seco Tropical, que en Colombia tiene presencia de más de 2.600 especies de plantas, 230 especies de aves y 60 especies de mamíferos, debido a múltiples actividades. Jericó, que cuenta con este estratégico ecosistema, no está exento, el bosque seco tropical del suroeste antioqueño, próximo a Jérico, se encuentra prácticamente extinguido. Actualmente quedan solo 300 hectáreas en zonas circundantes al lugar donde se desarrollará el proyecto Quebradona.

De allí que la minera de cobre vaya a implementar el Plan de Inversión del 1% y el Plan de Compensación, con el cual se preservarán, rehabilitarán, recuperarán y generarán usos sostenibles a aproximadamente 2550 hectáreas previamente definidas, siendo esta una de las mayores inversiones para mejorar el capital natural en la historia de Jericó. “Lo importante es que, en conjunto, las comunidaddes y nosotros veamos cómo invertir de la manera más eficiente estos recursos, para lograr rehabilitar las áreas intervenidas por otras actividades mineras y para proteger los cuerpos de agua”, señaló Edwin Arango, gerente ambiental del proyecto minero.

Arango, cuenta cómo el proyecto afectará por ejemplo el recurso hídrico, destacando que Quebradona, al ser un proyecto de minería moderna, cuenta con la última tecnología, que permite que más del 80% del agua que se utilice en el proceso de beneficio, recircule.

“El proyecto no va a tomar agua de ninguna de las quebradas de la parte alta, ni de la cabecera, ni de los acueductos que surten a la comunidad, nosotros vamos a estar en la parte alta de Jericó, ubicados a 12km de la cabecera municipal, específicamente en La Finca El Chaquiro, donde actualmente hay una plantación de pinos. Solo hay una quebrada que se llama La Fea, son aproximadamente 14 litros por segundo el impacto del proyecto sobre esa quebrada, como medida de compensación la empresa propone recuperar y rehabilitar la quebrada La Yolombala, que ha sido intervenida por otras actividades agrícolas anteriores”, explicó Arango.

6

   

Foto:

El agua del proyecto va a llegar directamente del río Cauca, donde va a haber una captación de 0.2 metros cúbicos por segundo, de un promedio de 760 metros cúbicos por segundo que tiene el río en ese punto, eso es menos del 0.01 % del caudal del río. Sin embargo, para la minera, no se trata solo de mitigar impactos, además de evitar generarlos protegiendo las fuentes de agua y usando alternativas sostenibles, uno de sus mayores compromisos es potenciar la generación y transferencia del conocimiento a través de la creación de un territorio regenerado en su capital natural, teniendo como premisa la articulación a la cultura y el paisaje de la región.

Es por esta razón que con el desarrollo del proyecto se trabaja en la creación de un nuevo paisaje que incluirá la construcción de un Parque Biodinámico. Es decir, un parque que se irá desarrollando a medida que avanza el proyecto en todas sus fases, iniciando desde la primera etapa de construcción.

Juan Manuel Peláez, arquitecto encargado del parque, explica que este ha tenido como punto de partida tres conceptos: El paisaje como memoria, la tecnología como evolución y la arquitectura como representación de una comunidad. “Vamos a hacer una recuperación del Bosque Seco Tropical en un área próxima a las vegas del río Cauca hasta el escarpe de la montaña occidental cercana al municipio de Jericó. Una de las especies que vamos a incorporar es la Bambusa (guadua), la cual hará parte de la materia prima que se utilizará en la construcción de algunos elementos arquitectónicos para el uso del parque”, explicó.

Para garantizar la sostenibilidad del proyecto en el tiempo, han incorporado el desarrollo de energías renovables, con el uso de jardines solares y aerogeneradores, algunas de estas energías tienen una referencia a técnicas ancestrales usadas en la región, como el transporte del agua por gravedad y la generación de energía a través de ruedas hidráulicas.

Con el parque, Quebradona asegura la máxima mitigación del impacto visual del proyecto minero, asimismo, augura uno de los más grandes legados en materia ambiental para el territorio, pues permitirá la reconexión del corredor biológico que existía entre el río Cauca, el río Piedras, la quebrada Quebradona, el distrito de manejo integrado Cuchilla - Jardín -Támesis y la quebrada La Guamo. Con él pueden resurgir en la región aves como el cacique candela y el copito, mamíferos como el tigrillo y la nutria de río y peces como la sabaleta y en materia de flora, especies como el comino crespo, el roble de tierra fría, el magnolio, el cedro de montaña y el diomato.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.